domingo 21 de julio de 2019 - 12:00 AM

Hidroituango alcanzó su punto máximo

Luego de 65 meses de construcción, de superar el riesgo de colapso por sobrepaso del embalse y de culminar el reforzamiento interior con pantalla de bentonita, Hidroituango alcanzó la cima.

En el muro, que sirve para contener el río Cauca y embalsar el agua, culminó el terraplén final situado a 225 metros de altura, 435 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) 50 más que el edificio Coltejer.

La presa, de enrocado y con núcleo impermeabilizado, tiene 20 millones de metros cúbicos.

Está localizada aguas arriba donde desemboca el río Ituango al Cauca, con un kilómetro de base y 550 metros de longitud en su parte superior. Sobre la cresta se habilitará, antes de un mes según dijo la empresa, la vía hacia el casco urbano de Ituango.

Lea también: Iván Duque instala las sesiones ordinarias del Congreso de la República

Los problemas

La represa se empezó a construir en febrero de 2014 luego de la desviación del río Cauca, y su culminación estaba prevista para julio de 2018.

Cuando se registró la contingencia, el 28 de abril de 2018, la presa estaba en la cota 380 m.s.n.m., es decir, a 30 metros de la altura de seguridad. Por eso los constructores tomaron la decisión de implementar un lleno de emergencia para asegurar que el agua no sobrepasara el muro de contención.

“Aún quedan 30 meses arduos de trabajo. En Hidroituango se tomaron decisiones inéditas en la ingeniería mundial. La primera de ellas fue el lleno prioritario de la presa en el afán que nos obligaba la naturaleza. Esto evitó una avalancha de grandes proporciones”, dijo Jorge Londoño De la Cuesta, gerente de EPM.

Alza de la alerta

Desde la ocurrencia de la contingencia por el desplome del túnel auxiliar de desviación en abril de 2018 se emitieron alertas aguas abajo de la presa.

Sobre el corregimiento de Puerta Valdivia aún pesa una alerta roja por una posible mancha de inundación provocada por una creciente de 8.000 m³/seg.

Le puede interesar: Remezón en el Ejército por casos de corrupción

Tras la conclusión de la presa, Londoño señaló que el nivel de alarma en la obra bajó hasta el “riesgo natural” de un proyecto de este tipo, por lo que anunció que solicitará a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo pasar de alerta roja a naranja.

Además, contó que esperan la respuesta afirmativa a la petición en dos semanas, condición con la que se normalizaría la vida de las comunidades afectadas en la cuenca del Bajo Cauca.

“Esto nos muestra que la luz se ve al final del túnel”, añadió el directivo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad