viernes 29 de abril de 2022 - 3:01 PM

Investigan muerte de una mujer después de practicarse cirugía estética

En las dependencias del Instituto Regional de Medicinal Legal y Ciencias Forenses de Barranquilla, se encuentra el cuerpo de Dilay Danissa Escalante Contreras.

La mujer falleció tras haberse practicado una segunda operación bariátrica, en hechos que fueron dados a conocer por sus familiares a la Fiscalía General de la Nación.

Llegó a la capital del Atlántico el pasado 20 de abril y el 22 se hizo el procedimiento estético con el médico Carlos Sales Puccini, quien tras el procedimiento la envió a su apartamento, donde estaba alojada. Según un familiar, luego de la intervención la mujer manifestó mucho dolor por lo que fue atendida por el médico en el sitio donde se encontraba en reposo, pero el día jueves 28 de abril empeoró.

El médico Carlos Sales Puccini, “me llamaron en la mañana, pasé a verla, cuando la vi la noté mal, con el abdomen distendido, le digo que algo había pasado en la noche, porque pudo haber sido un infarto, una isquemia intestinal, no lo sé, porque hasta que la autopsia no lo diga que es, no lo sabremos”.

Lea Aquí: Denuncian casos de maltrato en embajadas y consulados de Colombia

Los familiares en vista de que se puso mal la llevaron a otra clínica al norte de la capital del Atlántico donde falleció antes de ser atendida.

“Digo que fue negligencia de él, porque si la vio el lunes que estaba enferma por qué no la internó. Es la pregunta nuestra. Si el la vio mal, por qué no la hospitalizó”, dijo una de las tías que, junto a los demás familiares, le solicitaron a la Fiscalía que hiciera el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado hasta las dependencias de Medicina Legal en Barranquilla.

El médico Carlos Sales Puccini dijo que esta es la segunda vez que la señora Dilay Danissa Escalante Contreras se realiza una operación de reducción de abdomen. “Yo la operé por primera vez en el año 2015, de una cirugía bariátrica. Tenía siete años de operada y se practicó una nueva operación en esta oportunidad porque tenía problemas de obesidad”.

Le Puede Interesar: 518 niños y niñas han sido afectados por el conflicto en los últimos años

Sales Puccini ha estado involucrado en varias denuncias en el año 2017, relacionados con procedimientos estéticos y al parecer había tenido restricción en su momento para realizar este tipo de operaciones.

Sobre si estaba o no habilitado para realizar intervenciones quirúrgicas, el galeno dijo que sí puede, “porque soy especialista en Colombia en cirugía general de la Escuela Nacional de Medicina de la Universidad Javeriana. Hemos operado un gran número de pacientes. Llevamos más de 8.000 pacientes operados de obesidad. Lo que pasa es que siempre que hay una complicación el médico es el culpable y no el obeso enfermo que llega a hacerse el procedimiento”.

“Hay que entender que los obesos están enfermos, los obesos no están sanos, pero siempre que ocurre una complicación llega un proceso hasta que la Fiscalía les muestra que no tenemos culpabilidad. En el caso donde se dice que me condenan a pagar una gran suma de dinero, está en revisión en la Fiscalía. En ningún caso hemos salido culpables. Lo que muchas veces se publica no es cierto. La persona falleció muchos años después de haberse operado”, dijo el profesional de la salud.

Reiteró: “lo que quiero que entiendan es que los obesos están enfermos. Yo no opero pacientes sanos. Y no puedo estar por fuera de las estadísticas; hay un promedio de que los pacientes empiezan a tener complicaciones y fallecimientos porque están enfermos... escogí una especialidad donde atiendo enfermos no atiendo a sanos; no son pacientes de cirugías sencillas sino complejas... todo obeso que va a una cirugía tiene riesgos y todo el mundo que se pera firma un consentimiento informado donde dice todos los riesgos que tiene por su enfermedad. ¿Y cómo se explica que estar enfermos y tener que operarse y no tener complicaciones? En qué cabeza puede caber eso”.

Lea Aquí: Los hallazgos que hizo la Corte sobre asesinatos y amenazas contra líderes sociales

“No sé de dónde se pretende que nosotros seamos dueños de la vida, el dueño de la vida es Dios. Yo opero pacientes enfermos. No puedo asegurarles a mis pacientes de que van a salir vivos. Ellos firman un consentimiento en el que conocen que pueden morirse en la cirugía, porque están enfermos. ¿Quién dijo que nosotros los médicos actuamos para matar a las personas? De dónde sacan eso. Nosotros actuamos para brindarles salud a las personas y somos un equipo de profesionales preparados... los pacientes acuden a nosotros porque están enfermos. Ningún paciente obeso está sano. Las subcomorbilidades o enfermedades asociadas son las que determinan los riesgos de la enfermedad”, terminó diciendo.

Dilay Danissa Escalante Contreras, tenía 20 años de estar en Estados Unidos, es de nacionalidad venezolana y se hizo ciudadana estadounidense. Trabajaba en una empresa de finca raíz. Su cuerpo permanece en Medicinal Legal de Barranquilla, donde los forenses determinarán las causas de su muerte.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad