martes 12 de febrero de 2019 - 6:13 PM

JEP recibió informe sobre menores víctimas del conflicto armado

La Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de determinación de los Hechos y Conductas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), recibió este martes el informe ‘Infancia transgredida: niñas, niños y adolescentes en la guerra’, que presenta una panorama de los menores en el conflicto armado colombiano.

El informe, presentado por la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado (Coalico), resalta que entre enero y diciembre de 2018 se registraron 331 eventos de conflicto armado, de los cuales 213 implicaron afectaciones directas a la población infantil colombiana.

Así lo manifestó la secretaria técnica de Coalico, Hilda Molano, quien fue la encargada de entregar algunos detalles del informe, ya que este es considerado por las parte como confidencial y, por ahora, no se tendrá mayor acceso a la información que se presenta allí.

Lea también: Ecopetrol denuncia nuevo atentado a oleoducto en zona fronteriza con Ecuador

“Aunque el país adelanta la implementación de un proceso de paz con el que se busca disminuir los impactos de la guerra, esta aún sigue causando afectaciones en menores. No es posible que tan solo el año pasado hayamos tenido un aumento tan significativo, es triste ver que los menores continúan siendo carnada de estos actos que destrozan la vida”, expresó Molano.

El informe se presentó en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Manos Rojas, una fecha contra la participación de la niñez en los conflictos armados, que en Colombia prendió las alarmas porque durante el año pasado los reportes de reclutamiento volvieron a subir después de dos años de disminución.

Según la organización, hay un incremento del registro de las afectaciones a niñas y niños durante el año 2018 frente al año 2017 cuando se registraron un total de 166 eventos de afectación directa contra esta población, lo que significó que aumentara en 47 casos.

“Los menores tienen derecho a la vida, a estar en familia, a su desarrollo personal, a todo y eso debe respetarse, protegerse y no lo hemos venido haciendo como país. La diversificación de actores, la presencia de las disidencias de las Farc y la continuidad del conflicto en 2018 explican esa realidad”, enfatizó la coordinadora de la organización.

Según los autores del informe, el conflicto continúa dándose en las regiones donde prima el reclutamiento de menores, siendo protagonista Norte de Santander con 43 eventos, Chocó (36), Antioquia (30), Nariño (19) y Valle del Cauca (14).

Le puede interesar: Sigue el juicio contra los Noguera por asesinato de Yuliana Samboní

“Los grupos armados están en confrontación por los espacios que dejó la exguerrilla y que el Estado ha sido incapaz de copar. Debemos decir que en gran medida el aumento del año pasado se dio como consecuencia de las acciones del Eln, que ha venido posesionándose en esto”, agregó Molano.

Frente al reclutamiento de niñas, niños y adolescentes al conflicto armado se registraron 50 eventos, lo cual evidencia un incremento casi del 100 % en comparación con la cifra registrada por la ONG en el año 2017, que para este último ascendió a 24 eventos relacionados con este delito.

El incentivo para que los menores se enlisten a las filas no se debe a la fuerza sino a la seducción de los grupos armados. “Muchos niños entran a la guerra convencidos de que esto es una buena opción para sus vidas. No es que sea voluntad, como también hemos hecho mal en decir, sino al contrario, los menores están viciados por diversos factores en los que prima el abandono de sus zonas de vivienda. Las condiciones históricas no resueltas hacen que sea más viable el convencimiento”, explicó Molano.

Al hacer entrega del informe a la JEP, la coordinadora de Coalico enfatizó que la radiografía que este da a las autoridades es de vital importancia para que inicien en firme las investigaciones y posterior a esto una reparación a las víctimas.

“Se documentó el impacto contra la niñez del reclutamiento y el uso, la violencia sexual, los ataques a escuelas y hospitales, el secuestro, los asesinatos, el desplazamiento forzado y las afectaciones por minas y munición sin explotar”, apuntó la directiva, quien además puntualizó que los objetivos de esto está en resolver interrogantes cómo ¿dónde estaba el Estado cuando los niños cayeron en la guerra?, ¿por qué en vez de darles sus derechos se revictimizan más los menores?, ¿cuál fue el motivo que los llevó a la guerra?, ¿qué tanto acceso a la educación tenían?, ¿a la salud?, ¿a caminos seguros para desplazarse?, ¿qué posibilidad tenían de acceder a espacios de recreación y de formación?

Vea también: Por su activismo por Venezuela, Duque gana Premio Oswaldo Payá

“Si no trabajamos en resolver esa cantidad de dudas que nos ha generado el conflicto, las heridas no sanarán. Ya hay mucho menor reintegrado a la vida civil que está estudiando, formándose como persona para potencializar el país, pero las dudas quedan de por qué estaban solos y nadie hizo nada para evitarlo”, expresó Molano.

La presidenta de la Sala de la JEP, Julieta Lemaitre, agradeció la entrega del informe y resaltó que será examinado para dar pie a las futuras investigaciones de los casos.

“Se va examinar otros papeles que hayan tenido los menores en la guerra, como servir de mensajeros, estafetas, cocineros o parapetos. Se evaluará la posibilidad de estudiar los abusos y la violencia cometidos contra los reclutados en las filas y este factor al igual que todos los otros que hemos venido analizando y que tienen como protagonista al conflicto son de vital importancia para nosotros”, sostuvo Lemaitre.

A la par, el magistrado de esta sala, Iván González, manifestó que este es el inicio para dar con los responsables y resaltó que la acción de Coalico impulsa a acciones y no solo se queda en un discurso.

“Esta información es muy importante dentro del proceso de justicia transicional, porque permitirá establecer varias cosas. La primera de ellas es la identificación de hechos concretos en los que hayan sido víctimas los menores de edad. En segundo lugar, permitirá entender el contexto y eliminar esa parte vinculativa de los niños. Tercero, la identificación de las víctimas y que contribuirán a dar responsabilidad a través de la construcción de la verdad”, manifestó el magistrado González, quien puntualizó que con informes como este parte el final de los niños en el conflicto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad