viernes 03 de diciembre de 2021 - 2:28 PM

Jornada violenta en Cauca por acciones armadas de las disidencias de las Farc

En la tarde de este jueves, en la vía que comunica a los municipios de Balboa y Argelia, integrantes de un grupo armado al margen de la ley, al parecer disidentes de la Carlos Patiño de las Farc, quemaron dos camiones cisternas que movilizaban alrededor de quince mil galones de gasolina.
Escuchar este artículo

“A eso de las 3:30 de la tarde, varios sujetos armados salieron a la vía, por el sector conocido como Cruce San Alfonso, para obligar a los conductores a detenerse, después los intimidaron para que descendieran de los automotores y procedieron luego a prenderles candela”, relataron habitantes de la zona.

De acuerdo con la versión del Ejército, los sujetos armados dispararon contra los automotores, provocando las llamas que terminaron con la destrucción de los mismos.

“Desviar la dinámica operacional dentro del marco de la Operación Trueno, Campaña Militar Cañón del Micay, con la que se ha logrado el sometimiento a la justicia de cinco integrantes de la organización al margen de la ley y la incautación de abundante material de guerra en los últimos diez días", precisó el Ejército.

Puede leer: Piden condenar a implicados en caso Ana María Castro

Es que esta situación sucedió después que más de 40 disidentes de la otra estructura disidente que se encuentra en la cordillera occidental atacaran la estación de Policía del municipio de Morales, en el centro del departamento.

“Los alzados en armas llegaron hasta el parque principal y a otros puntos del casco urbano para después disparar contra los policías. Estos últimos respondieron a la agresión, con el apoyo del Ejército, por eso se formaron las balaceras que causaron mucho temor porque duraron alrededor de cuarenta minutos”, relataron comerciantes de este municipio.

En este municipio la comunidad se encuentra en máxima alerta por el anuncio de acciones armadas contra la fuerza pública por parte de los integrantes de la Jaime Martínez de las Farc.

El pasado lunes fue aprehendido un adolescente de 17 años de edad tras ser sorprendido portando una granada IM-26. Al parecer, el joven buscaba lanzar dicho artefacto explosivo contra la Estación, pero el oportuno llamado de la comunidad, frustró esta acción armada.

Mientras esto sucedía en Morales, las comunidades indígenas y campesinas asentadas en el corregimiento de El Palo, Caloto, buscaron refugio en medio de los combates que sostuvieron soldados con disidentes de la Dagoberto Ramos de Farc.

“Al llegar el apoyo aéreo, se intensificaron los enfrentamientos, por eso muchos grabamos con nuestros celulares los momentos cuando las aeronaves de las fuerzas militares atacaron el sector donde permanecían los miembros de este grupo armado ilegal”, denunciaron líderes sociales de este municipio del norte del departamento.

A raíz de este panorama de guerra y violencia, tanto las comunidades como las autoridades están en máxima alerta ante esta clase de eventualidades, las cuales se espera que no se registren más en este último mes del año.

A la par con estos enfrentamientos, están las constantes amenazas contra organizaciones sociales, campesinas e indígenas.

La dirigencia del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, confirmó que uno de sus integrantes y defensor de Derechos Humanos se salvó de morir en un ataque con arma de fuego en la vía Popayán-El Tambo, hecho que sucedió luego de una serie de intimidaciones contra esta organización comunera.

Lea también: ¿Error? Estados Unidos saca de su lista de narcotraficantes a jefe de disidencias

“En el correo electrónico, firmado por el denominado bloque capital células urbanas del sur de Colombia, se amenaza directamente a los líderes indígenas y sociales de del suroccidente, advirtiendo: 'Pilas indios... primeras líneas, campesino, estudiantes, ese Feliciano Valencia, Aída Quilcué, disque (SIC) defensores de los derechos humanos...', denunció en las últimas horas el Cric.

Para los representantes de esta organización ancestral es “sumamente preocupante estas intimaciones, donde nombran a otros líderes que estuvieron en la Minga desarrollada en el marco del estallido social de inicios de año, a quienes de forma temeraria los señala como un problema para la sociedad”.

A pesar de esto, los indígenas, estudiantes, sindicalistas y campesinos anunciaron que llegarán a la ciudad de Cali, Valle, en los próximos días para adelantar una amplia movilización, precisamente para denunciar esta clase de situaciones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad