jueves 20 de enero de 2022 - 6:56 PM

José Félix Lafaurie dice que declaraciones de Benito Osorio son “delirantes” y “patrañas”

Las declaraciones de Benito Osorio, exgobernador de Córdoba, ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre sus nexos con paramilitares y los de otros personajes de la vida pública levantaron ampolla.

El despojador de tierras revivió las acusaciones en contra del presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, sobre sus presuntos nexos con estos grupos armados y ahora este le respondió, tildando sus declaraciones de “delirantes” y “patrañas”.

El esposo de la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, recordó que lo dicho por Osorio ya se había señalado ante tribunales de Justicia y Paz –marco jurídico creado en la era de Uribe durante la desmovilización de los paramilitares– diez años atrás y posteriormente, desvirtuado.

En un comunicado emitido por Fedegán, se resaltó que “la credibilidad de Osorio fue desestimada, por lo que terminó condenado a 19 años de prisión”.

Puntualmente, el exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba, Benito Osorio, en declaraciones reveladas por Noticias Caracol, sostuvo que él y Lafaurie se habían reunido con el exparamilitar Salvatore Mancuso.

Según él, Lafaurie le dijo al líder criminal que iba en nombre del Gobierno nacional: “Vengo de parte de Sabas Pretelt de la Vega. Ellos consideran que el fiscal general de la Nación debiera ser Mario Iguarán y no Jorge Pretelt, porque Mario Iguarán será mucho más benévolo para ustedes porque él conoce muy bien la ley de Justicia y Paz que él mismo ayudó a construir”, dijo ante la JEP Osorio, añadiendo que él, por pedido de Lafaurie, le envió a Mancuso los datos de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, quienes escogerían al próximo fiscal en 2005.

Tiempo después, según él, Lafaurie le insistió a Mancuso que lo apoyara en la elección de Iguarán, pero este le respondió, supuestamente, que no era el indicado, pues ya se había desmovilizado.

Por su parte, Fedegán anotó que “no solo es delirante sugerir que Mancuso tuviera semejante control sobre la Corte Suprema, sino una calumnia contra la corporación y contra cada uno de los 17 magistrados que Osorio pone bajo sospecha”. Incluso, resaltó que varios de esos magistrados fueron quienes profirieron las sentencias más duras contra los paramilitares y parapolíticos.

“No es extraña la confirmación de Mancuso a las patrañas de Osorio ante la JEP, pues ya lo hicieron hace diez años ante Justicia y Paz, pero al contrario”, añadió Lafaurie ante la carta del exparamilitar que salió a respaldar a Osorio después de que se conocieran estas declaraciones ante la jurisdicción. Recordó, además, que Osorio “es testaferro confeso de Mancuso y concertó con él para delinquir en la escalada de desplazamiento y robo de tierras en Urabá entre 1997 y 1998”.

Para Lafaurie, detrás de todo esto hay un trasfondo político promocionado por la izquierda, “a pesar de ser un refrito” en medio de la campaña electoral.

La opinión de la JEP es muy diferente: para el tribunal la información otorgada por Osorio fue tan superior a la esperada, que le otorgó la libertad, pues consideró valioso su testimonio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad