sábado 02 de junio de 2018 - 9:24 AM

La crisis que se vive en los albergues por la emergencia en Hidroituango

En Puerto Valdivia la gente pide una solución urgente ante las difíciles condiciones que tienen que enfrentar en los albergues.

“Que nos evacuen de los albergues porque estamos hacinados, la gente se está enfermando, no quieren darnos una solución, vamos a las oficinas y lo único que encontramos es la Fuerza Pública que nos atropella", dijo Rito Mena, uno de los líderes del grupo de albergados.

Ante esta situación que se viene registrando, aún hay 200 personas que se niegan a salir de sus viviendas.

Lea también: Nueva alerta de evacuación en zona de influencia de Hidroituango

Según el Puesto de Mando Unificado (PMU) que opera en Valdivia, 600 familias coparon la capacidad locativa en el casco urbano. A esto se suma la llegada de otros 1.200 pobladores ribereños, de Puerto Valdivia y el corregimiento El Quince, de Tarazá, que también evacuaron.

“No tenemos útiles de aseo, lo que pedimos es que nos den solución a nuestros problemas. Así fuera un bocado de arroz, pero nos lo comíamos en nuestras casas. La necesidad prioritaria es la comida. Estamos cansados”, dijo Mena.

Le puede interesar: Guía para entender la emergencia de HidroItuango

El también líder social, Jimmy Pozo, coincide en que el panorama es difícil, especialmente para niños y adultos mayores. “Duele ver cómo el Estado, durante una calamidad pública como esta, no tiene funcionarios suficientes para atendernos como seres humanos: hay ancianos durmiendo en el piso, no hay duchas, y para muchos no alcanzaron las carpas. Las personas que están acá nos han colaborado de buen corazón, pero no tienen las herramientas suficientes”, indicó.

Falta apoyo psicosocial

No solo se trata de falencias en la repartición de los alimentos y ayudas humanitarias, otra solicitud de la comunidad es la atención psicosocial con urgencia porque “la gente todavía tiene pánico”, según denunciaron los líderes sociales del coliseo.

Ante esto, EPM reportó que, con el apoyo de los profesionales del hospital local, se ampliará la cobertura de ese servicio.

La trabajadora social, Catalina Jaramillo, opinó que se necesita hacer pedagogía de lo que está sucediendo en la central de Hidroituango pues las personas evacuadas desconocen la situación y eso “genera más caos, porque no entienden por qué dejaron sus casas”.

Así es la atención

En el coliseo de Valdivia, los alimentos son preparados en puntos externos a los albergues. Madres comunitarias y funcionarios del programa Maná, de la Gobernación, apoyan la tarea con cocinas improvisadas en la vía pública. La repartición de las raciones es tarea de funcionarios de la Administración Municipal y organismos regionales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad