domingo 26 de octubre de 2014 - 11:54 AM

La dolorosa huella del maltrato animal

Proteger los animales que están en peligro de ser maltratados o que son tratados con crueldad, sea física, sexual o sicológicamente, más que una acto de piedad es una obligación moral que tienen todos los seres humanos.
Escuchar este artículo

Desde esa óptica, algunos animalistas y fundaciones protectoras de animales, con la compañía de las autoridades, intentan proteger a las mascotas o las especies silvestres que habitan en Cúcuta.

Según la sargento Franchesca Pabón Sandoval, jefe del grupo de protección animal de la Policía Metropolitana, Cúcuta no es ajena a los casos de maltrato animal que se registran a diario en todo el país y el mundo.

Indicó que las autoridades atienden, al menos, 20 casos graves al mes en la capital de Norte de Santander y el área metropolitana. Los caninos son los más victimizados.

La cifra de animales rescatados es mínima, afirma la oficial, debido a que decenas de casos de maltrato, que pueden ocurrir en un día, no son denunciados.

Gatos, caballos, aves, entre otras especies, incluso silvestres, también llegan a diario a las clínicas veterinarias y a las cuatro fundaciones protectoras de animales de caridad que hay en Cúcuta, luego de encontrarse abandonados o en condiciones de desnutrición o de salud agudas.

¿Es un delito?

Salvo algunos casos en específico relacionados con la explotación comercial de la fauna silvestre, en el país aún no es considerado un delito castigar hasta la muerte a otro ser vivo, si se trata de un animal.

La Fiscalía General de la Nación no cuenta con la normatividad prevista para sancionar penalmente el maltrato animal.

Sólo existe la ley 84 de 1989 que adoptó el Estatuto Nacional de Protección de los Animales y para ello se crearon unas contravenciones, así como se reguló lo referente a su procedimiento y competencia.

La ley señala que toda persona está obligada a respetar y abstenerse de causar daño o lesión a cualquier animal. Igualmente debe denunciar todo acto de crueldad cometido por terceros del que tenga conocimiento.

Para Diego Morales, director de la Fundación Manantial, una de las organizaciones animalistas de la ciudad, la ley colombiana trata a los animales como bienes inmuebles y no como seres vivos.

“Pegarle a un perro, si no sale herido, puede valer $15.000. Pero si no se comprueba quién le pegó no pasa nada. Vale más un ‘rayonazo’ a la pintura del carro”, dijo.

En su fundación ha atendido unos 1.500 perros y gatos, y con la ayuda de las redes sociales e interesados en el tema logra promover atención a las mascotas o animales silvestres en estado de indefensión.

“Cuando hay un caso de estos y el maltrato es comprobable. Se instaura una denuncia en la inspección de la Policía. Luego, esta dependencia decide si se los dejan al dueño o se los quita”, precisó.

Un refugio cerca a la cárcel de Cúcuta es el hogar de unos 130 perros y otras especies. Allí se curan, alimentan y rehabilitan en la actualidad.

El polémico tema ha sido estudiado desde todos los ángulos posibles, al punto de que los activistas piden que se elimine la tauromaquia o las peleas de gallos, por considerarse un trato cruel y no un arte como lo sostienen los aficionados a las corridas de toros.

“Se ha planteado en el Congreso, crear todo un marco jurídico para que se castigue el maltrato animal. Mientras las cosas no cambien todos los actos que se cometan en contra de los animales no dejarán de ser una contravención, sancionadas con multas que pueden rondar máximo los $50.000”, dijo Pabón Sandoval.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad