viernes 05 de abril de 2019 - 12:00 AM

La paradoja del tiempo

Expertos consultados por Vanguardia, muestran en qué casos puede ser cierto, como lo han señalado críticos de este gobierno, que se están proponiendo modelos regresivos en distintas materias del ejercicio del poder.
Escuchar este artículo

Propuestas como establecer la seguridad cooperativa como Política de Seguridad, limitar la libertad de cátedra o el rompimiento de los diálogos con el Eln, son algunas de las iniciativas del gobierno actual, que nos llevaría años y hasta siglos atrás.

Si nos remontamos en una línea de tiempo con el actual gobierno, podemos irnos unos siglos más atrás, exactamente al siglo XV, cuando existía una educación fundamentalista y dogmática, que se entregó a las comunidades religiosas, que se dedicaron a evangelizar más que a educar.

La idea del uribismo que presentó un proyecto de Ley en este sentido, es limitar la libertad de cátedra, para evitar que los docentes hagan proselitismo, inciten a discusiones políticas o ejerzan algún tipo de injerencia en los estudiantes respecto de su ideología.

Eduardo Muñoz Serpa, abogado y analista político, asegura que con esta propuesta, el Centro Democrático pretende remontarse en el tiempo y atacar la autonomía universitaria, que fueron grandes conquistas frente al modelo de Estado confesional.

“¿Cómo vamos a tener una educación pública donde se prohibe que se traten los grandes temas porque estamos adoctrinando?, ¿Acaso les molesta que hablen mal de ellos? La libertad de cátedra es la esencia de la formación”, puntualizó el abogado y analista Gerardo Martínez.

Continuando en el pasado de la historia, Colombia decidió ser un país presidencialista, y un Estado unitario con separación de poderes, ejecutivo, legislativo y judicial.

Lea también: Bajaron los homicidios en el país durante el primer trimestre

Esto pasó a ser la esencia de la democracia: el poder legislativo formula y consolida las normas, posteriormente estas normas las aplica el legislativo, mientras que el judicial vigila, controla y revisa de acuerdo con la ley.

“Las normas como la JEP, las propuso el Presidente y son expedidas con modificaciones por el congreso, pero antes de que sea ley, las revisa la Corte Constitucional; sin embargo, ese debate que se propone hoy en día se dio hace tres años, pero por estrategia política regresa a que se desconozca las decisiones de la Corte”, señaló Martínez.

Adicionalmente, Martínez afirma que se está produciendo una mancomunidad entre el presidente Duque y el fiscal Néstor Humberto Martínez, “como si dependiera el uno del otro. Es cierto que el presidente presenta la terna para Fiscal, pero después de elegido éste, no puede haber esa sensación de cercanía”.

Sin diálogos y con seguridad privada

En 2016 el país logró el Acuerdo de Paz con las Farc, esto lo llevó a impulsar también un acuerdo con el Eln; sin embargo, al atribuirse ciertos actos vandálicos, el nuevo gobierno de Duque determinó el rompimiento de estas negociaciones.

Esta decisión retrocede a Colombia en este proceso de diálogo, pero, más allá, dice Martínez, es la postura asumida por el mandatario cuando dijo: ‘yo no tengo por qué cumplir que no firmé’.

“El Estado nunca perece y el Gobierno tiene que construir sobre lo construido, sobre todo en las vías legislativas, deben continuarse, honrarse y cumplirse los compromisos, de lo contrario eso es regresar a la época del totalitarismo”, dice.

A ese respecto anota Muñoz Serpa que “es casi un imposible pensar en diálogos con el Eln, a menos que esta fuerza guerrillera acepte el sometimiento y la imposición de duras sanciones penales y de otros tipos”.

Finalmente, un poco más cerca en el tiempo, está la nueva Política de Seguridad que busca establecer la seguridad cooperativa.

Siendo así las cosas, el país regresaría al año 90’, dice el abogado y analista político Martínez, en el gobierno presidencial de César Gaviria y cuando Álvaro Uribe Vélez como gobernador de Antioquia planteó una participación ciudadana que dio paso a las Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Privada, Convivir.

Lea además: Duque insiste en retomar fumigaciones aéreas a cultivos ilícitos

“El presidente pareciera no tener memoria. Esta propuesta no le quita nada a la formulación repetitiva de años atrás que no le dio resultados a la política criminal colombiana de la negociación en la que terminan los delincuentes en la calle por ser soplones y no encuentran la verdad, sino que la acomodan”, puntualizó Martínez.

1. Cooperativas de vigilancia y seguridad

Uno de los pilares que contempla la nueva Política de Seguridad del presidente Iván Duque es establecer la seguridad cooperativa como la herramienta para potencializar la diplomacia para la defensa.

Hace 29 años, en Colombia surgieron las Convivir, unas Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Privada para la autodefensa agraria, reguladas por el Estado.

2. Libertad de cátedra

En palabras del expresidente Álvaro Uribe Vélez y después de que el representante Edward Rodríguez radicara un proyecto de ley que busca establecer límites a la libertad de cátedra en los colegios, para los analistas, de aprobarse esto, regresaríamos al siglo XV, cuando la educación era fundamentalista y dogmática, al punto de que se le entregó a las comunidades religiosas de entonces.

3. Choques de las tres ramas del poder

En Colombia, desde que en 1886 se impuso el modelo presidencialista en la Constitución expedida en ese año, a lo largo de más de 130 años la Rama Ejecutiva ha buscado someter a sus mandatos a la Rama Judicial y a la Rama Legislativa.

A ese enfrentamiento para ser la voz cantante del Estado, ahora se le llama choque de trenes y tiene muchos episodios y capítulos entre 1.886 y hoy.

4. Diálogos del ELN

El ELN nació en medio de la ebullición de los años 60, cuando se creía, con ingenuidad, que a un foco guerrillero lo iba a seguir el levantamiento del pueblo para volver realidad la toma del poder e implantar un modelo socialista. Entre 1.964 y hoy, se degradó el conflicto, el ELN ha realizado en forma reiterativa actos de barbarie; el rompimiento de los diálogos con este grupo, según los expertos, nos retrocede a mediados del siglo pasado.

5. Libertad y orden
El paro indígena, de estudiantes y de docentes, entre otras protestas que se han registrado en el país, muestran que cada una de estas comunidades busca reclamar su derechos y hacer valer su voz.
Buscar limitar esta protección a las minorías, porque hacen exigencias en las que no están de acuerdo el Gobierno, es regresar al siglo XIX, conceptuaron los analistas.
Lea además: “Caso Ambuila solo es la punta del iceberg de las mafias en la Dian”: Procurador
6. Libertad y orden
La Constitución de 1991 reconoció la diversidad cultural. Esto reivindicó el reconocimiento a la inclusión en un Sistema Político que permite concepciones como la ciudadanía diferenciada en un Estado Social de Derecho, sus diferencias plantean un reto para el Estado, en la inclusión de ellos en las Políticas Estatales.
Según los entrevistados por Vanguardia, limitar esta protección a las minorías es regresar al siglo XIX.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad