martes 24 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

“Las mujeres tienen que pasar del ‘negocito’ a la gran empresa”

Alejandra Torres Dromgold, empresaria con amplia experiencia en inversiones, construcción sostenible y liderazgo femenino, charló con Vanguardia de sostenibilidad, de la mujer y los negocios y de su nueva faceta como inversionista en la tercera temporada del reality de negocios Shark Tank Colombia.
Escuchar este artículo

Alejandra Torres Drom-gold es mucho más que una inversionista con experiencia en Wall Street y el Banco Mundial.

Es mucho más que la mujer pionera del sector de la construcción sostenible en Colombia.

Ella, ciudadana colombo estadounidense, se define como una ambientalista consagrada, apasionada por el empoderamiento femenino y por el emprendimiento con conciencia y propósito de cambio.

A través de su empresa familiar Contempo, líder en el sector de la construcción sostenible, ha desarrollado diversos proyectos, entre ellos la Fundación Casa LET, un espacio innovador para promover las artes y la transformación social.

Además de haber sido presidente fundadora del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, con más de 250 empresas miembros, y parte de la junta directiva del Consejo Global de Construcción Sostenible, fue cofundadora de Family Business Network Colombia, organización que apoya a las empresas familiares y su éxito a largo plazo.

Y sumado a eso, actualmente Torres dedica gran parte de su tiempo a su nueva compañía, Musas, una red que tiene como objetivo el empoderamiento, transformación y liderazgo para las mujeres.

En charla con Vanguardia, Alejandra aseguró que es el momento de que las mujeres se lancen a negociar y emprender más y aseguró que como nueva inversionista de la tercera temporada del reality de negocios Shark Tank Colombia, emitido por Canal Sony, va a impulsar las ideas femeninas desde una visión de comunidad y redes de apoyo mutuo.

¿Por qué lanzarse a ser empresaria de la construcción sostenible después de estar en Wall Street y el Banco Mundial?

“Me enamoré del tema ambiental hace años en un viaje ‘mochilero’ que hice por Sudamérica y que me conectó con todo a mi alrededor. Me fui a estudiar sobre el tema y cuando regresé, mi papá se enfermó y nos dejó a mis hermanos y a mí su empresa en estado de quiebra. Decidí aprovechar para hacer una reestructuración total de la compañía y les planteé a mis tres hermanos llevar la empresa a una nueva etapa enfocada en lo ambiental. La volvimos pionera, hace más de 15 años, en la construcción sostenible”.

¿Qué es construir de manera sostenible?

“Empresa sostenible no es solo un techo verde o un reductor de agua. Realmente es una mirada integral de todo el ciclo de vida de una construcción. Es como se deberían pensar todas las empresas, sobre todo en este momento en el que estamos. Es tomar decisiones inteligentemente. ¿El lugar donde se va a hacer es cerca al transporte público?, ¿cómo impactará a las comunidades, ¿estamos utilizando los suficientes materiales locales antes de importar otros?, ¿cuál es la huella ambiental?, ¿qué generará el producto cuando se termine su ciclo de vida? Creo que ahí hay una oportunidad enorme en Colombia, siendo un país tan biodiverso, para ser innovadores en materiales y procesos que realmente generen un cambio”.

¿Son las empresas sostenibles el futuro?

“Lo que no mides no lo puedes valorar y nuestros modelos económicos actuales solo miden producción, están fallidos porque nunca incorporaron las dimensiones verdaderamente importantes: el costo social y ambiental. A futuro tenemos que romper esos hilos en los que cada industria solo mira para el lado que le importa y le produce más. A nivel mundial se nos está pidiendo que rompamos barreras y que tejamos redes de aprendizaje y apoyo. El emprendimiento es un eje fundamental para eso. ¿Cómo? Siendo innovadores en el momento de ver el problema que se necesita resolver, escalarlo con ideas innovadoras para que actuemos más rápido de lo que hemos actuado en el pasado”.

El campo de los negocios y las finanzas sigue siendo bastante machista, ¿cómo fue desenvolverse en ese entorno?

“Cuando inicié en el mundo de las finanzas hace varios años casi siempre era la única mujer en una junta. Había muy pocas mujeres y la mayoría de veces en roles de apoyo, no de toma de decisiones. Me dieron buenos cargos, pero no me sentía plena. A nosotras nunca nos enseñaron herramientas verdaderas de empoderamiento y liderazgo femenino, sino un corte y pegue del mundo masculino, entonces para ser duras negociadoras o gerentes o directoras toca dejar el lado femenino en la casa, y no. Ahorita las cosas han cambiado un poco, pero aún falta. Las mujeres tenemos unas cualidades femeninas que aportan muchísimo a cualquier entorno y tenemos que poder ser mujeres aun cuando hacemos negocios”.

Por eso nació Musas...

“Sí, cuando aprendí y decidí empezar a cambiar eso, me di cuenta que muchas mujeres líderes no tienen comunidad ni herramientas para cuestionar el sistema. Musas es una academia que está hecha a la medida de las mujeres, quiere cuestionar su rol en el mundo. Son procesos largos de acompañamiento, de mentorías y liderazgo que al final generan esos espacios de confianza que nos permiten lanzarnos más allá”.

¿A emprender?

“Cuando fundé Musas lo hice pensando en potenciar el emprendimiento, pero luego decidí que era importante primero crear la comunidad, aprender, orientar. Para mí la gran mayoría del éxito de un negocio es el emprendedor y por eso la mujer tiene que nutrirse a sí misma antes de volverse más eficiente, más efectiva, más negociadora, primero tiene que empoderarse dentro. Eso es lo que decidí hacer primero con Musas. Pero ya llegó el momento de dar ese otro paso y sí, ahora también somos un fondo de inversión para apoyar emprendedoras”.

¿Qué pasa con el emprendimiento femenino en el país? ¿Cuál es su análisis?

“La brecha es muy grande y no solo en el país. En Estados Unidos la brecha a nivel de financiación en fondos de inversión de capital de riesgo es gigante. El año pasado invirtieron 18 billones de dólares, ¿cuánto fue para mujeres? El 2,2%. Si eso es en el país más desarrollado en emprendimiento en el mundo, en Colombia las cifras creo que ni existen”.

Desde su rol como inversionista de Shark Tank en esta temporada, ¿cuál es esa estrategia que utilizará para impulsar los negocios femeninos?

“Para mí las inversiones son una relación a largo plazo que se establece con las emprendedoras y desde ahí quiero justamente ofrecerle una comunidad a ellas. La idea con todas las emprendedoras que apoye es crear una red que las potencialice a todas. Una de las grandes barreras en el emprendimiento es no compartir tu idea y pensar que tienes que hacerlo solo y eso es un error. Especialmente las mujeres necesitamos apoyo, porque cumplimos tantos roles en el día a día que tenemos que saber manejarlos todos para poder crear algo. Necesitamos generar una red de apoyo importante en la que podamos confiar y así seguro la brecha irá siendo cada vez más pequeña”.

El año pasado en Shark Tank, el 49% de los emprendimientos eran de hombres y solo el 27% de mujeres. ¿Cómo aumentar ese porcentaje femenino?

“Yo creo que con una combinación de factores. Es cierto que las personas que toman las decisiones en los fondos de inversión son mayormente hombres y muchos de ellos aún con confían en la mujer. Solo el 17% de los puestos de las juntas directivas a nivel mundial son mujeres, un promedio incluyendo países desarrollados, entonces, primero, es importante incrementar la participación de mujeres en esos espacios de toma de decisión. Segundo, creo que las mujeres tienen que empezar a creer que sí pueden pensar en grande, que no se queden con el ‘negocito’ chiquito, sino que se vean más allá. También es importante que empiecen a formarse en herramientas sencillas que les permitan saber cómo pedir plata, como negociar en un momento dado el valor de su empresa, cómo tomar ciertas decisiones de estrategia. En fin, hay muchas cosas que se pueden ir mejorando, hay un potencial enorme por desarrollar acá y el país necesita esas ideas de esas mujeres”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad