sábado 16 de junio de 2012 - 8:58 AM

Las tres reglas de oro para evitar ser víctima de fraudes por internet

Si no se toma las debidas precauciones, bastante sencillas, pero muchas veces obviadas, es posible que viva una desagradable experiencia, al ser objeto de un fraude cibernético al realizar movimientos financieros.

El uso de Internet se ha popularizado y extendido a lo largo de los últimos años en nuestro país, y la banca ha encontrado en él un espacio para ahorrarle costo y tiempo a sus usuarios, sin embargo, los delincuentes también han encontrado en este medio un nuevo lugar para llevar a cabo sus actos ilícitos.

Es por esto que se recomiendan tres reglas de oro que le permitirán estar protegido contra los fraudes en la red.

 

Proteja su identidad:

Es importante que guarde bien su información personal, para no propiciar que terceras personas tengan acceso a ésta y la utilicen para robarle. Recuerde que no debe enviar información personal por correo electrónico, pues aunque éste sea privado, los delincuentes pueden elaborar una correspondencia robando los logotipos de instituciones serias. Del mismo modo que debe continuar su reserva en las redes sociales, pues son sitios de acceso público y no se sabe quién lee y copia los datos que allí se consignan, e incluso algunos delincuentes son tan hábiles que pueden llegar a acceder a la información pese a que esté designa como "privada".

 

Fortalezca sus contraseñas:

Para estar protegidos en internet, conviene crear contraseñas difíciles de descifrar por extraños, así que no cree una clave con datos personales obvios como nombre, fecha de nacimiento, número telefónico, nombres de familiares y demás. Trate de pensar en algo que sea significativo para usted solamente.

Las mejores contraseñas son alfanuméricas (combinación de números y letras) y, en caso de que el sitio lo permita, alternar mayúsculas y minúsculas. Varíe sus claves entre un sitio y otro, por si descifran dicho código, no puedan seguir accesando a los demás. Recuerde que la mayoría de los bancos cuentan con un dispositivo para crear una clave dinámica que es distinta en cada uso. Acérquese a su banco y obténgala.

 

Elija un computador de acceso:

El computador es una de las principales herramientas de los hackers, por lo que es ideal que esté protegida con diferentes herramientas contra intrusos como son los antivirus, firewalls y antispyware, entre otras.

"El mayor número de los fraudes por internet, se dan gracias a la utilización de computadores en lugares públicos, como cafés internet, en los que pueden copiar las `cookies` que recauda toda la información", dijo la analista económica del Helm Bank, Marisol Torres.

Asimismo, absténgase de realizar transacciones en lugares donde la conexión WiFi es gratis y cerrar siempre las sesiones al terminar de usarlas, ya que no basta con cerrar el navegador.

No ingrese por medio de hipervínculos, pues lo correcto es escribir la dirección del banco completa, ya que existen sitios "espejo" que imitan el legítimo con un pequeño cambio en la dirección.

 

En la web, siempre desconfíe de los regalos gratis:

Muchas veces llegan mensajes electrónicos que anuncian la obtención de un premio o la oportunidad de participar en un concurso de dinero. Siempre hay que dudar de los regalos y ofertas ofrecidos por desconocidos. Recuerde que no es posible ganar una rifa o lotería en la que no se ha inscrito previamente, así que no entregue sus datos. En caso de que realmente fuera el ganador de algún premio, la institución se comunicará con usted por distintos medios para probar su legitimidad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad