martes 14 de mayo de 2019 - 11:26 AM

Les cobraron $400.000 por media hora en moto acuática en Barú

Pese a que desde la Alcaldía de Cartagena se han impulsado grupos élites para vigilar las playas y asegurarse de que turistas y locales no sean engañados por vendedores que pretenden cobrar más de lo estipulado, continúan registrándose casos de estafa, aunque por fortuna, no todos terminan de la misma manera.

En las últimas horas, las autoridades de Cartagena lograron evitar un nuevo caso de cobro excesivo a extranjeros en las playas. En esta ocasión, a dos turistas, un venezolano y otro norteamericano, les habrían cobrado a cada uno $400.000 por media hora de jet ski.

Según la información entregada por la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana, los foráneos salieron de uno de los hoteles en el sector de La Boquilla con el fin de disfrutar de un día de solo y mar en Playa Blanca, pero estando en el balneario, trabajadores de dos agencias se les acercaron y les cobraron la elevada suma de dinero por las motos acuáticas.

Lea también: Gaviria dice que Duque fue cómplice para que EE.UU. retirara visa a magistrados

Sin embargo, miembros de la Policía y de la Secretaría del Interior, durante los recorridos de control en la zona, se percataron del hecho y procedieron a indagar qué ocurría.

Fue así como se dieron cuenta que se estaba presentando un abuso de precio por parte de los operadores y evitaron que los turistas tomaran el servicio.

Esta no es la primera vez que las autoridades en Cartagena evitan cobros por encima del valor real a los turistas.

El pasado 1 de abril, se conoció el caso de Janneth Jiménez Jiménez, una turista bogotana a quien le habrían cobrado en Playa Blanca tres veces más del precio real por un parasol, tres micheladas, siete Club Colombia, una mojarra roja, una Coca-Cola, un cocoloco, servicio y propina voluntaria.

Le puede interesar: Capturan a conductor de bus de tragedia en Fundación

Según el operador turístico, el consumo de la turista fue de $447.000, sin embargo, al ser verificado el listado de los productos, los uniformados constataron que la cuenta real era de $155.000 por lo que estaban cobrando $292 mil de más.

Ante los hechos, la Policía Metropolitana de Cartagena y personal de la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana del Distrito, hicieron el requerimiento al operador para que devolviera a la turista el excedente cobrado.

También se conoció el caso de un turista mexicano, quien pagó $3.300.000 por los servicios ofrecidos en un restaurante en Playa Blanca, donde la cuenta real daba $300.000.

En esta ocasión, uno de los trabajadores del establecimiento comercial habría cometido un error al momento de hacer la transacción mediante un datáfono.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad