martes 01 de marzo de 2022 - 9:40 AM

Liquidación de la EPS Coomeva tiene a varios niños varados con sus tratamientos médicos

A las afueras del Instituto Departamental de Salud (IDS) este lunes se llevó a cabo una protesta pacífica por parte de madres de familia que tienen hijos en condición de discapacidad y que pertenecían a la EPS Coomeva que fue liquidada hace un mes.

Karen Dayana Patiño, representante de los niños en condición de discapacidad de la antigua EPS Coomeva, señaló que decidieron alzar su voz para exigir que sus hijos sean atendidos de manera inmediata y reciban un trato digno por parte de las EPS receptoras como Coosalud, Sanitas y Comfaoriente.

Las usuarias denunciaron que sus hijos están sin los tratamientos terapéuticos desde hace un mes, ya que las EPS receptoras estarían demorando todos los trámites, situación que les molesta, pues nadie les da respuesta y los menores no pueden seguir a la espera.

“Llevamos un mes de ser trasladados a las EPS receptoras y no han empezado los tratamientos terapéuticos, no vemos soluciones, según la Supersalud (Superintendencia Nacional de Salud) debían continuar los tratamientos sin barreras, pero no nos quieren valer los procedimientos que teníamos, no nos quieren avalar terapias”, dijo Patiño.

Las mujeres manifestaron que, sus hijos no solo están sin terapias, sino que, adicional a esto, ahora están recibiendo los medicamentos en menor proporción.

“Nos han dado especialistas, pero no nos han dado tratamiento terapéutico. Tienen una persecución médica a los médicos, porque las EPS están llamándolos para consultar por cada cosa que ellos envían y tratando de que se las quiten”, agregó Patiño.

Las madres de familia aseguran que, de no obtener una respuesta en esta semana, se encadenarán en cada una de las EPS hasta que las escuchen.

Lea también: Desde hoy Bucaramanga se libera del tapabocas en espacios abiertos

De acuerdo con la Supersalud, las EPS receptoras deben seguir prestando los servicios con normalidad, destacando que, los tratamientos que estaban en curso con la liquidada EPS Coomeva, son ahora su responsabilidad.

Este medio conoció que en horas de la mañana de ayer lunes, las madres de familia fueron atendidas por el IDS y representantes de la Supersalud, quienes acordaron reunirse este miércoles con las EPS receptoras para dar soluciones a las problemáticas que fueron expuestas y gestionar de manera inmediata los trámites y atenciones que necesiten los menores.

La Supersalud señala que quienes tengan problemas o fallas en la atención con cualquier EPS, acudan a la entidad a través de la línea gratuita nacional de atención 01 8000 513 700 seleccionando la opción 5 o pueden recibir orientación en el chat en línea visitando el sitio web www.supersalud.gov.co.

Lo que dice Coosalud

“Con relación a la prestación de los servicios a los afiliados en condición de discapacidad en Cúcuta, asignados desde Coomeva a Coosalud el pasado 1 de febrero, nos permitimos aclarar que a estos usuarios se les ha cumplido con sus atenciones y necesidades requeridas y no se les ha negado ningún servicio.

“Desde el miércoles 2 de febrero ya teníamos a esta población plenamente caracterizada. Asumiendo nuestro compromiso como asegurador, nos comunicamos vía telefónica con los acudientes de los menores para solicitar sus historias clínicas, así como tutelas radicadas a la anterior EPS, con el fin de identificar sus requerimientos en salud”, explica María Alejandra Durán, directora de Salud de la sucursal Norte de Santander de Coosalud.

Para garantizar la continuidad de la prestación en los centros médicos donde venían siendo atendidos, tal como se había estipulado desde la EPS a nivel nacional, se realizó el acercamiento con la representante de la IPS que tenía contratada Coomeva para el manejo de terapias. “No obstante, desde dicha entidad se pusieron condiciones que no eran viables para nuestra EPS, por lo cual no fue posible llegar a un acuerdo en ese momento”, argumenta Durán.

Sin embargo, teniendo en cuenta la importancia de responder a la necesidad de los usuarios en sus tratamientos, se tomó la decisión de mantener las terapias con la IPS ya contratada por Coosalud, la cual forma parte de nuestro modelo de atención integral y que cumple con los criterios de calidad e idoneidad definidos por la EPS, pero los acudientes no aceptaron la atención con este prestador.

“Ante esta negativa y entendiendo su satisfacción con el servicio de su IPS asignada previamente, se definió que se iniciaran las terapias durante una semana con esta institución para conocer el manejo que vienen realizando. A su vez, se están explorando alternativas de otras IPS de naturaleza similar”, apunta la directiva. Se tuvo una reunión con la acudiente líder de este grupo de usuarios y representantes del Instituto Departamental de Salud, la Defensoría del Pueblo y las EPS involucradas en la situación, y desde Coosalud quedó el compromiso de definir cuál será la IPS que les prestará el servicio de terapias de manera continua, con plazo del próximo 9 de marzo.

Es preciso resaltar que, desde el inicio de la asignación, a los afiliados les fueron programadas las consultas para valoraciones por especialidades como oncología pediátrica, psiquiatría, pediatría, cardiología y neuropediatría, así como para procedimientos, estudios diagnósticos y citas de seguimiento y se ha garantizado la entrega de medicamentos e insumos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad