miércoles 17 de abril de 2019 - 2:27 PM

Los uribistas que critican el gabinete de Duque

El gabinete, desde el acto de posesión el 7 de agosto de 2018, está sin cambios a pesar de algunas opiniones contrarias que señalan falta de comunicación con el Congreso.

Pareciera que no es fácil combinar cualidades técnicas con las políticas. En el sector público, siempre se pide que los funcionarios sean los más capacitados en sus áreas; sin embargo, para gobernar es necesario fomentar relaciones políticas que permitan que las iniciativas públicas se cumplan.

Desde que inició su mandato, el presidente Iván Duque ha sostenido que la fortaleza de sus ministros es que son técnicos y que su labor no está atada a la representación política con los partidos.

Esta posición le ha dificultado las relaciones con el Congreso y, en los últimos días, las críticas están llegando de su propio partido de gobierno.

Los más señalados

La ministra de Justicia, Gloria María Borrero, ha estado en la agenda nacional más por las críticas a su gestión, que por los logros de su despacho.

El representante a la Cámara por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, pidió su renuncia por no defender las objeciones de Duque a la JEP y por no relacionarse adecuadamente con los congresistas.

José Obdulio Gaviria, senador uribista, dijo que su relación con ella había sido “prácticamente nula”.

Le puede interesar: Santos apoyaba a Uribe, pero quería reemplazarlo: Wikileaks

Otras carteras como la de Defensa, Interior, Salud y Ambiente, también han sido blanco de los dardos. A Ricardo Lozano, ministro de Ambiente, también le piden la renuncia por ser claro con el fracking, su gestión ante la deforestación y porque, aseguran, pasa desapercibido.

Sobre las críticas, Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, afirmó que “el gabinete sí es técnico, pero eso no quiere decir que no haya relacionamiento con el Congreso. Reconocemos la libertad de expresión y la respetamos”.

Inconformismo en aumento

Cada semana se escuchan más críticas al gabinete por parte de militantes del Centro Democrático. El senador Ciro Ramírez por ejemplo, indicó que “a la Ministra de Justicia le ha faltado cierta vocería y liderazgo, también hay otros ministros que están batallando, pero hay que esperar”.

La representante Margarita Restrepo, promueve un proyecto de ley en favor de la primera infancia. Citó a audiencia pública a la directora del departamento de Prosperidad Social, a la directora del ICBF y a los ministros de Salud y Educación. Ninguno llegó.

Restrepo publicó en su página una opinión titulada:“Un llamado sincero al Gobierno”, en la que reclama por el desinterés del gabinete en su iniciativa. “Este no es un asunto de vanidad, es de coherencia y de respeto por el Presidente y de los congresistas que lo acompañamos. No sobra recordarles a los ministros que tal vez no conocen a profundidad el programa de Iván Duque, que él tiene un compromiso irreductible con los niños”.

El representante César Eugenio Martínez también se suma a la ola de críticas. “He mirado con preocupación el desconocimiento que tienen del país y de las problemáticas. Los ministros han marcado una distancia innecesaria, nosotros los congresistas somos los representantes de las regiones y los que tenemos contacto con las comunidades y ellos, en el afán de alejarse de la mermelada, se han ido al extremo de faltar, incluso, a modales y no ser amables”.

No obstante, aunque pocas, hay voces en defensa. El representante John Jairo Bermúdez aseguró que “no tengo quejas de ningún ministro, es momento de apoyar al Gobierno. Las críticas son aisladas”.

Finalmente, un congresista, también uribista, quien pidió reserva de su identidad, apuntó que no hay conexión con los ministros. “Es algo generalizado, no hay afinidad con la bancada. Desde el principio hubo sorpresas, llegó gente que no conocíamos y del gobierno anterior. Eso hace daño”.

Factor Uribe y gobernabilidad

Públicamente el expresidente Álvaro Uribe manifestó su desacuerdo con la visita de Duque a la Minga. En ese momento, más congresistas se sumaron a este señalamiento, en especial contra los ministros que estuvieron en la negociación.

Según Pedro Piedrahita, profesor de ciencia política de la U. de Medellín, “en Colombia se ve algo novedoso, se acaba el presidencialismo y aparece un súper poder parlamentario encabezado por el Centro Democrático, poniendo agenda. A Duque le ha quedado difícil poner su sello”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad