martes 22 de septiembre de 2020 - 2:45 PM

Muere médico por COVID-19, su familia clamaba que ARL autorizara su trasladado

A través de las redes sociales se ha hecho eco de la situación que vivía el joven médico Everth Dayan Camacho Ordóñez, egresado de la Universidad de Pamplona y quien estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Norte, en Cúcuta, tras haberse contagiado de coronavirus.
Escuchar este artículo

Lamentablemente, el profesional de la salud murió cerca del mediodía de este lunes.

El galeno de 31 años requería que su Administradora de Riesgos Laborales (ARL) Positiva autorizara de inmediato el traslado a un centro de mayor nivel de Bucaramanga, en donde se le brindara la terapia de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (Ecmo), para salvar su vida.

Camacho, quien trabajaba en la clínica de la Policía y en la Unidad Básica de Atención (UBA) de Comuneros, en la ciudadela Juan Atalaya, padecía una neumonía necrotizante y una hipoxemia severa, como consecuencia de la COVID-19.

Marina Ordóñez Villamizar, madre del médico, había señalado horas antes de conocerse el deceso que el virus le afectó al paciente el pulmón izquierdo y “está a punto” de perderlo, e incluso puede morir, si no es trasladado a la Unidad Cardiovascular de Bucaramanga, Santander.

Afirmó que la ARL se negó, teniendo en cuenta que el servicio que requiere Camacho es bastante costoso, a hacer el traslado, pese a que la Clínica Norte lo solicitó.

Dijo que la institución en Bucaramanga lo había aceptado, porque hay disponibilidad, “pero las ARL y la EPS (Entidad Promotora de Salud) no quieren aceptar este traslado”.

La mujer recalcó que “no hay derecho que un joven médico, que puede ayudar tanto a la comunidad, se vea en una situación como esta, porque una entidad a la que se le está pagando doble, por los dos trabajos que tiene, no acepta el traslado a donde hay una posibilidad de salvar su vida”.

El fallecimiento del galeno Everth Dayan Camacho por la pandemia es el segundo ocurrido en Cúcuta en cuatro días. El jueves pasado, murió Jorge Torres Camargo, quien se desempeñaba como médico general en el Hospital Universitario Erasmo Meoz (Huem).

Al igual que Torres, Camacho trabajaba en la primera línea de atención de pacientes, por lo que estaba en un escenario de alto riesgo de contraer la COVID-19.

Responde la ARL

A través de un comunicado, Luis Ernesto Rodríguez, gerente Médico de Positiva lamentó el fallecimiento del doctor Everth Camacho y se pronunció frente a los hechos.

"Tan pronto recibimos la solicitud iniciamos la expedición de las autorizaciones correspondientes, tanto de hospitalización en unidad de cuidados intensivos, como el traslado a otra institución dentro de la ciudad de Cúcuta; la realización de procedimientos quirúrgicos y en el caso de la terapia Ecmo. Recurrimos a 11 instituciones hospitalarias del país para remitirlo sin obtener respuestas afirmativas, ya sea porque no disponían de cupo o porque el paciente no cumplía criterios para realizar el tratamiento de terapia Ecmo", menciona en el documento.

"Nuestra autorización, así como la de la clínica donde estaba internado, estuvo dada sin ningún tipo de limitantes y reiteramos nuestra voluntad y decisión de atender a nuestros pacientes. De hecho, ya hemos autorizado esta terapia en otras oportunidades", agrega.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad