sábado 25 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Nuevas pruebas contra los Uribe Noguera

Los investigadores entregaron los detalles que ubican a los hermanos Uribe Noguera en lugar donde la Fiscalía encontró el cuerpo de la niña.

En audiencia pública que se realizó ayer en el Complejo Judicial de Paloquemao en contra de los hermanos Catalina y Francisco Uribe Noguera, la Fiscalía reveló un video nunca antes visto en el que se evidencia la posible participación de los hermanos como cómplices en el homicidio de la pequeña Yuliana Samboní, quien murió en manos de Rafael Uribe Noguera, hoy condenado.

El delegado del ente investigador aseguró que además de alterar la escena del crimen, los hermanos Uribe Noguera estuvieron en el edificio Equus 64, incluso cuando ya se conocía la denuncia de desaparición de la pequeña.

El material fílmico que fue revelado en medio del juicio que se adelanta a los hermanos deja en evidencia el ingreso de Catalina y Francisco a la edificación.

Le puede interesar: Colombia expulsa a cubano acusado de planear atentados yihadistas en Bogotá

De acuerdo con la Fiscalía, el ingreso de Catalina ocurrió, supuestamente a las 3:32 de la tarde. Pasan 10 minutos y su hermano Francisco también llega al lugar e ingresa por la recepción. Veinte minutos más tarde, en una cámara externa del edificio, exactamente, en la terraza se ve a Francisco tratando de trepar por uno de los muros para ingresar al apartamento 603 que fue donde ocurrió el crimen de la menor.

Según la Fiscalía, transcurre unos 40 minutos más cuando a las 5:27 de la tarde salen del edificio Francisco, Catalina y Rafael Uribe Noguera. Posterior a ello, el delegado de la Fiscalía aseguró que Rafael habría sido llevado al centro asistencial donde fue atendido y posteriormente capturado por el crimen de la pequeña.

En la diligencia, también fueron llamados a rendir testimonio dos investigadores quienes verificaron lo más de 200 videos de las cámaras de seguridad que se encontraban en la zona, así como también verificaron uno a uno los mensajes que salieron desde los teléfonos móviles que hoy están en cadena de custodia y fueron usados por los hermanos.

En audiencia pública, uno de los testimonios promovido por los investigadores da cuenta que los hermanos Uribe Noguera borraron más de 25 mensajes de texto que habían sido enviados entre sí posterior a la muerte de la pequeña.

Francisco y Catalina Uribe enfrentan un proceso penal por su presunta participación en el delito de encubrimiento en secuestro.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad