martes 29 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Oferta salarial

La medida de disminuir el salario mínimo en un 25% para los jóvenes, de acuerdo con expertos, no garantiza la reactivación de la economía y sí la posibilidad de mayor rotación laboral y mejores dividendos a las empresas.
Escuchar este artículo

De acuerdo con las más recientes cifras del Departamento Nacional de Estadística, Dane, la cifra de desempleo correspondiente a agosto se ubicó en 10,8%, lo que representa un aumento de 1,6% respecto al mismo mes del año pasado. Mientras que en el total de 13 ciudades y áreas metropolitanas la tasa de desocupación fue 11,4 %.

Además, la tasa de desempleo, especialmente la juvenil, se ubica en 17,7%. En hombres es de 13,9% y mujeres 22,3%, según los datos del Dane.

Ante este panorama recientemente se habló de una propuesta que apunta, según Sergio Clavijo, presidente de Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, a que “los jóvenes demuestren el talento que tienen. A cambio, van a tener formación empresarial, pero con la gabela del 75% de un sueldo mínimo por el espacio máximo de un año”.

Lea también: ‘Hogares creen que los gastos aumentaron’

Sin embargo, esta propuesta fue desestimada por el propio presidente de la República, Iván Duque Márquez, al considerar que “se deben buscar nuevas estrategias de contratación que no impliquen condenar a los jóvenes a ingresar al mercado laboral en condiciones de desventaja”.

Para los expertos consultados por Vanguardia la propuesta no tiene mucho sentido y además es importante mirar otro tipo de aspectos como por ejemplo las políticas tributarias y, tal y como lo indica Cesar Ferrari, Docente de Economía de la Universidad Javeriana, tener en cuenta que “Colombia tiene una distribución del ingreso muy desigual y eso contribuye a que se haga más desigual la distribución del ingreso”.

Panorama desalentador

“Esa propuesta es muy desalentadora para los jóvenes porque si se trata de un muchacho bachiller, no hay tanto problema, pero cuando son profesionales, es más desmotivante”, explica Carmen Elisa Theran, Investigadora y Docente de la Escuela Superior de Administración Pública, Esap, en Bucaramanga.

Además, asegura que, por ejemplo, para el caso de Santander, un profesional aspira a ganarse por lo menos dos salarios mínimos, pero la realidad es que escasamente se está ganando un salario mínimo y eso es desmotivante cuando no tiene estabilidad laboral.

De igual manera, señala que la realidad muestra que los jóvenes profesionales se están graduando a los 23 años y podrían trabajar hasta dos años por experiencia, pero, pasado ese tiempo buscan otras oportunidades para tener mejores condiciones salariales y para muchos la alternativa es salir de Colombia.

De otra parte, Ferrari plantea que es una proposición muy poco sensata y no tiene sentido económico, porque a los jóvenes recién egresados de las universidades se les pagaría 25% menos por dos años, lo cual significa que en los próximos años los echan y vuelven a tomar otros jovencitos que gasten 25% menos, entonces eso no representa ningún aumento de la ocupación y más bien puede significar una iniquidad adicional a las muchas que existen con respecto a los ingresos.

Sin embargo, plantea el Docente que podría suceder que “hay jóvenes que estarían dispuestos a aceptar un salario mucho menor, pero los más audaces no van a aceptar un salario menor, entonces buscarían en otro sitio y tendríamos probablemente gente joven que, ante ese panorama, prefieren irse a buscar otros horizontes”.

¿Reactivación?

Hay que recordar que la propuesta, según el presidente de la Anif, “abrirá una ventana de oportunidad para generar 300 mil puestos de trabajo en un lapso de tres años”. Pero ¿qué tanta reactivación de la economía se tendrá?

De acuerdo con Luis Carlos Reyes, Docente Universitario, “es un tipo de medida que aumentaría el empleo formal y eso es bueno, y creo que contribuiría a reactivar la economía en el sentido en que habría más empleo formal, pero tenemos que darnos cuenta de que hay dos metas importantes a la hora de hacer política económica y una de ellas es esta de reactivar la economía y otra es la política económica orientada hacia la equidad”.

Entonces, explica el docente universitario, tener reactivaciones económicas sin equidad lleva a muchas personas a pensar que ese tipo de reactivación no conviene sino que deben encontrarse otras soluciones “y creo que esa es como la inconformidad de muchos ante la propuesta de la Anif”.

Para Ferrari el tema fundamental es que la propuesta “no genera ningún incremento de empleo, sino una rotación permanente de gente joven en estos puestos de trabajo. Además, la otra cosa importante que se podría suponer es que con esto se reduce el costo a las empresas, y al reducir el costo a las empresas se vuelven más atractivas, más rentables y eso significa que tienen mas recursos para invertir, lo que podría significar un crecimiento de la producción, pero nada garantiza que efectivamente esas mayores utilidades se vayan a la inversión, porque la estructura tributaria que existe en Colombia incentiva la distribución de dividendos.

Finalmente, Ferrari precisa que “tampoco tendría efecto importante sobre el crecimiento de la capacidad de producción, de la inversión misma y de la generación de empleo a más largo plazo”.

Ley del primer empleo

La Ley 1429 o ‘Ley del primer empleo’ como se le conoce, fue sancionada por el expresidente Juan Manuel Santos en 2010 , contempla cuatro puntos fundamentales:

1. Formalizar las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

2. Simplificar los trámites para la formalización de las empresas.

3. Controlar el surgimiento de firmas fachadas que accedan a estos beneficios.

4. Crear nuevos puestos de trabajo y reducir la informalidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad