miércoles 21 de noviembre de 2018 - 9:21 AM

Paro camionero contra el IVA dividió a los principales gremios en Colombia

Los empresarios camioneros van por un lado y los sindicatos por otro, al menos por el momento. Los primeros prefieren diálogo antes que un paro, pero tampoco quieren chocar contra los segundos, que igual tienen poder de convocatoria y siguen con el propósito de realizar un paro nacional el viernes.

Las motivaciones esgrimidas por quienes apoyan la inmovilización son la propuesta del proyecto de Ley de Financiamiento de aumentar el IVA a más productos de la canasta familiar y el alza del precio de la gasolina que impacta a ese sector que, según perspectivas de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, tendría un crecimiento del 1 % este año.

Lea también: Camioneros entran a paro nacional el próximo viernes

Sumado a este problema se ha sentado la inconformidad sobre el plan de chatarrización que se han anunciado desde el Gobierno, y que según la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, ya está listo y reemplazaría la iniciativa “uno a uno”.

No hay acuerdo en gremios

Clarita María García, directora ejecutiva de Defencarga (gremio de los generadores de carga), dijo que, a estas alturas, un paro del sector afectaría enormemente a la economía nacional, máxime cuando esperamos en este trimestre un incremento del PIB del 3,3 %”.

Igual posición manifestaron en la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, que reúne a 18 seccionales del país. En una carta dirigida a la ministra Orozco le expresaron que no participarán en el paro, pero que respetan a quienes sí harán uso del derecho constitucional a la protesta.

La Confederación Colombiana de Transportadores dejó en libertad a sus asociados, mientras que la Asociación Nacional de Transporte de Camioneros para la Costa, confirmó que no apoyarán la movilización, “pues es inoportuno en temporada decembrina y quienes convocan son una mínima cantidad de apenas 68 camioneros de 360 mil”.

Le puede interesar: Frutas, huevo y arroz no tendrían IVA en la ley de financiamiento

Al respecto la Asociación Nacional de Empresas Transportadoras de Carga, Asecarga, expresó que este paro afectaría la economía nacional y por eso le solicitaron al Gobierno agotar todas las instancias posibles para evitar este tipo de parálisis.

Pero también aclararon que les preocupa el alza “desmedida” de combustibles (Acpm) y la modificación técnica a la resolución 2308 de 2013, que garantiza la seguridad vial y el ingreso de vehículos livianos y volquetas al parque automotor. También solicitaron regular las condiciones laborales de los conductores de carga y categorización de la labor como riesgo cinco.

En contraposición Felipe Muñoz, director de la Asociación de Transportadores de Carga, ATC, dijo que apoyarán la protesta, de manera indefinida, pero aclaró que no son los organizadores y que la crisis se debe a la desesperación del gremio y que la solución está en manos del Gobierno.

Pulso político

Si esta movilización toma fuerza, sería el segundo sector, después del de la educación, que pone en apuros al gobierno del presidente Iván Duque.
Carlos Arias, docente de la Maestría en Comunicación Política de la U. Externado, explicó que el juego político que se teje alrededor de los paros es aprovechar la crisis reputacional que vive el presidente para lograr una mejor negociación. “Es notable la gestión que se está haciendo desde el Gobierno, que logró hacer entrar en razón a parte del gremio de camioneros”.

Agregó que, desde lo político, pierde la oposición y el gremio porque se presentan desarticulados y divididos y, “claramente en la propuesta hay un interés alterno de la oposición con miras al año el electoral que ya se calienta”.

Para Carlos Builes, docente de Ciencia Política de la U. Pontificia Bolivariana, más que política hay una jugada jurídica y administrativa, en la que los gremios quisieran no interrumpir la producción, por las consecuencias económicas, pero como saben del poder del sindicato, lo dejan en libertad, para no crear malestar con ellos.

“No se puede estigmatizar la protesta, pues no todas están maquinada por la oposición. El problema del IVA no es de la oposición, sino del Gobierno. El presidente lo trajo a la opinión, y estas son las consecuencias. Tendrá que reorganizar, porque se está creando un problema social”.

Lea también: Liberales piden eliminar descuento del IVA al comercio y empresarios

¿La economía qué?

Las millonarias pérdidas que vendrían son el muro de contención para que los gremios no salgan a promover esta protesta, y más en la mejor temporada: el fin de año.

En palabras de Ramón Javier Mesa, doctor en Economía y docente de la U. de Antioquia, todo paro genera costos, pero lo importante es que no sea largo, porque afectaría el cierre financiero de las empresas –sobre todo las exportadoras–, y el nivel de precios con riesgos de mayor inflación.

Antes del día señalado, el Gobierno redoblará esfuerzos para buscar acuerdos con los principales gremios y quitarle más combustible al paro.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad