martes 29 de noviembre de 2022 - 5:35 PM

Pese a las acciones del gobierno Petro, asesinato de líderes sociales no para

Sigue la alerta por el asesinato de líderes sociales en Colombia, que a estas alturas del año ya estaría por encima de las cifras presentadas durante 2021.

Así lo dejan ver diferentes informes presentados en los últimos días, entre los que se resaltan los datos registrados por la Defensoría del Pueblo, donde se consignan 157 homicidios contra esta población, que representa un aumento de 12 casos frente a 2021.

Por su parte, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), la cifra de líderes asesinados en hechos de violencia acumula durante 2022 un total de 171 casos, la cual supera a los 161 que registró la organización un año atrás.

De este total, 58 casos de asesinatos contra esta población se han presentado durante el gobierno del presidente Gustavo Petro, que se posesionó en el mandato el pasado 7 de agosto, lo que ha generado grandes críticas desde sectores de la oposición.

Indepaz también reportó que en lo corrido del año han ocurrido 90 masacres, 28 de estas desde el cambio de Gobierno, que prende las alarmas más allá del aumento de casos de un año a otro, debido a que los crímenes no disminuyen pese a las acciones de diálogo que plantea el Gobierno.

El presidente de Indepaz, Camilo González Posso, habló con COLPRENSA y aseguró que todas las bandas criminales que operan en el país deben estar incluidas en los diálogos para el cese de operaciones contra las comunidades más vulnerables.

“Hay unos pequeños grupos que no están sometidos a esas direcciones o grupos armados. Pueden estar hablando con el Gobierno, pero allá un grupo tiene una franquicia y dispara contra la gente, hay escuelas de sicarios y hay una expansión de la mafia que andan en camionetas y en los bancos, atacando gente para consolidar territorios”, expreso González.

Para el presidente de Indepaz, aunque hay grandes estructuras de alto impacto como las conocidas como el ELN o Clan del Golfo, que se habla de desescalamiento con el gobierno, “también hay unas 700 pequeñas bandas de grupos delincuenciales que no están dentro de unas disciplinas organizativas”.

Trabajar con la población

Camilo González Posso, presidente de Indepaz, expresó que los diálogos tienen que avanzar, porque podrían causar un efecto en las organizaciones menores.

“Un acuerdo de cese de violencias con los más grandes puede tener algún efecto en cadena, pero no es inmediato, además hay enfrentamientos entre esos mismos grupos que ya ha pasado en Arauca, en Putumayo y bandas urbanas en Medellín, donde hasta acusa a pobladores desarmados de ser colaboradores del enemigo y proceden a desplazarlos, violentarlos, amenazarlos o asesinarlos”, asegura González.

Igualmente, manifestó que los diálogos son solo un componente que se debe atacar, ya que “la gente está pidiendo inversión, está pidiendo políticas sociales, alternativas para la juventud y por otro lado está la realidad de las mafias con todas esas cadenas de criminalidad nacional e internacional, que requieren tratamiento de otro tipo que sea más coercitivo”, expresó.

En conclusión, el director de Indepaz resaltó que se debe trabajar con todos los grupos armados, pero también darle alternativas a la población y poder tener otras opciones distintas al narcotráfico, ser gota a gota, cómplice de las mafias y de todo tipo de estas actividades que tienen prisioneros a comunidades y diversos municipios”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad