miércoles 07 de diciembre de 2022 - 8:07 AM

Petro anunció cambio táctico en el Ejército en Cauca: soldados en servicio militar no serán enviados a zonas de conflicto

Tras el consejo de seguridad extraordinario que presidió en el municipio de Buenos Aires, Cauca, el mandatario anunció un cambio táctico en el Ejército.

Un cambio táctico en la forma en la que opera en el Ejército en el departamento del Cauca fue el anuncio que hizo el presidente Gustavo Petro pasada la medianoche del martes luego del consejo de seguridad extraordinario que presidió en el municipio de Buenos Aires, departamento del Cauca, donde más temprano murieron seis soldados y ocho más resultaron heridos en medio de una emboscada de las disidencias de las Farc en la vereda Munchique, de la localidad caucana.

El jefe de Estado indicó que el Ejército debe desplegar un mayor número de soldados profesionales en las zonas donde se presentan enfrentamientos con grupos armados ilegales, en lugar de enviar a jóvenes que apenas están presentando servicio militar.

Lea más: Sube a siete el número de soldados muertos por emboscada de disidencias de las Farc en Cauca

“Hemos realizado una visita a la vereda Munchique y aún estaban en proceso de levantamiento de cadáveres de los jóvenes que murieron. La visita ha arrojado los siguientes hechos: tiene que haber un cambio táctico en la disposición del Ejército en el departamento del Cauca, disminuyendo sustancialmente el número de soldados de servicio militar y aumentando sustancialmente el porcentaje de soldados profesionales para darle más capacidad al Ejército en la región”, fue el anuncio que hizo Petro desde el lugar del ataque, al parecer, perpetrado por la columna móvil Jaime Martínez de las disidencias.

Y es que las seis víctimas del ataque en Monchique eran jóvenes que prestaban servicio militar y que no superaban los 20 años. Los soldados asesinados son: Jean Rodríguez Obando, Jerson Mamián Mojomboy, Jhonatan Ordóñez Pestaña, Luis Vélez Moreno, Esleider Alexánder Portocarrero y Yonny Saac Ruiz.

Más temprano, el ministro de Defensa Iván Velásquez había hecho la misma propuesta. En su cuenta de Twitter el jefe de cartera indicó que “los soldados regulares, no deben ser enviados a zonas de conflicto. Los mandos de las Fuerzas Militares tienen que revisar con cuidado los lugares a los que pueden ser asignados, reduciendo al máximo los riesgos para sus vidas”.

El presidente también indicó que el cambio táctico del Ejército también debe hacerse tras la crisis de orden público que presenta, en este caso, el Cauca, pues señaló que la región presenta un aumento en la tasa de homicidios que ya llega al 60%.

Esto, según Petro, también se relaciona con la carencia de inversión social que los habitantes del municipio le expresaron en su visita.

“En Munchique, por ejemplo, las vías, la situación de alto riesgo climático que se vive en la vereda, la falta de compra de cosechas y sobre todo la exclusión de la población juvenil, que es numerosísima en el territorio caucano”, puntualizó el mandatario.

Esa falta de oportunidades, señaló Petro, genera un vacío que busca ser llenado por los grupos armados ilegales que reclutan a los jóvenes excluidos del departamento para ampliar sus filas y explotar las economías ilegales.

“Ese reclutamiento de juventudes afro, de juventudes, en general caucanas, hace del Cauca un territorio donde una parte de esa juventud se mata con la otra, aumentando la tasa de homicidios y condenando al territorio a un empobrecimiento permanente”, sentenció el jefe de Estado.

Petro concluyó su declaración con el anuncio de que se hará una “fuerte política social en el Cauca ligada a una mayor capacidad del Ejército en el control del territorio”.

La propuesta de sacar a los jóvenes que prestan el servicio militar de las zonas rojas de conflicto en el país no es nueva. En septiembre pasado, después de la emboscada que sufrieron siete policías en el corregimiento de San Luis de Neiva, en Huila, el presidente Gustavo Petro propuso que los auxiliares bachilleres estuvieran al margen de la confrontación armada.

“Aprendizajes de lo sucedido: no puede haber más auxiliares de Policía en las zonas que denominamos de conflicto. Hay que cuidar a esa primera juventud de 18 a 20 años, que equivale más o menos al servicio militar obligatorio”, sostuvo Petro en su momento.

Siga leyendo: La vicepresidenta colombiana se reunió con la directora general de la OMC

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad