domingo 26 de noviembre de 2023 - 12:05 PM

Plan de contingencia: ¿Qué hacer frente a la crisis del sistema de salud?

Ante los problemas de la reforma a la salud y la imposibilidad de encontrar un consenso para sacarla adelante, entidades y organizaciones del sector ya están avanzando en una especie de plan de contingencia que permita solucionar la crisis del sistema aún sin el apoyo del Gobierno.
Compartir

Luego de una reunión entre representantes del gobierno nacional y miembros de la oposición, incluyendo al expresidente Álvaro Uribe Vélez, para discutir temas referentes a la reforma de salud, no se logró llegar a ningún acuerdo.

Mientras eso ocurría en Palacio, una mesa técnica que reunió a todos los actores del sistema de salud colombiano, además de representantes del gobierno nacional, la sociedad civil y los pacientes.

Puede leer: Policía habría asesinado a un mototaxista por cometer una infracción de tránsito

Para los actores del sistema, hay algo claro, y es que hay una crisis financiera que aqueja directamente al sistema y se deben tomar soluciones inmediatas, ya que al no actuar, esto representará un impacto que podría poner al sistema en una situación de no retorno.

En este sentido, se hace necesario que los actores del sistema de salud tomen decisiones para enfrentar la problemática, independientemente de que pase o no la reforma a la salud. De ellos se presenta un interés particular por empezar a plantear soluciones inmediatas, independientemente de que se tenga o no el apoyo del gobierno nacional, debido a que parece que el escenario se concentra en una contienda política donde no están escuchando las necesidades puntuales y básicas de los actores del sistema.

Las discusiones no están centradas en donde tienen que estar, y parece que el gobierno nacional no es consciente de la crisis actual o que simplemente no quieren ponerle la atención a lo que realmente es importante.

Denis Silva, vocero de Pacientes Colombia, lanzó una advertencia sobre la crisis actual y la necesidad urgente de una reforma verdadera. Expresó su preocupación acerca de la crisis actual y la falta de atención de los líderes políticos: “Hoy hay una crisis, y tanto el presidente Petro como el ministro Jaramillo le están dando la espalda para justificar su reforma”.

Lea también: Por quinta vez, asistentes a un estadio de fútbol corearon la frase "fuera Petro"

Silva, en representación de los pacientes, dejó claro que Colombia necesita una reforma del sistema de salud, pero cuestionó la actual propuesta del gobierno, calificándola como una "reforma financiera". Advirtió que el gobierno busca administrar y retener los recursos del sistema de salud, sin abordar adecuadamente las necesidades de los pacientes.

Destacó que en caso de que el proyecto de ley sea retirado, las posturas extremas de los diferentes actores podrían agravar la situación. Advirtió sobre la posibilidad de que las EPS restrinjan el gasto y el Ministerio continúe debilitando la institucionalidad.

Silva criticó la estrategia de culpar a las EPS por la crisis. “El ministro de salud sale a decir que las EPS se robaron 12,4 billones de pesos. Pero antes de hacer un señalamiento público, ¿por qué no explicar que eso es una porción para todo el año y para cada persona es un promedio de 1,3 millones de pesos para atender toda su carga de enfermedad?”, cuestionó.

Además, Silva señaló la falta de claridad en el uso de las reservas técnicas por parte de las EPS y exigió transparencia en informar al país en qué se gastaron esos fondos, ya que son dineros públicos.

Le interesa: Procuraduría inhabilitó a mayor de la Policía que trabajaba con el Clan del Golfo

Según Silva, hay que plantear una nueva reforma en la que participen todos los agentes del sistema, en un escenario donde se puedan abordar los problemas de manera abierta y transparente.

Silva habló de medidas de contingencia que se tomarán, que son acuerdos establecidos después de la mesa técnica y deben implementarse independientemente del éxito o fracaso de la reforma en curso. En primer lugar, abogó por la convocatoria de EPS, IPS y gestores farmacéuticos, con el respaldo de los órganos de control, para analizar las barreras más críticas del sistema de salud.

En segundo lugar, destacó la necesidad de mayor claridad y transparencia en el manejo de las reservas técnicas por parte de las EPS. Por último, resaltó la urgencia de plantear una reforma que sea afectiva y que responda a las necesidades del sistema de salud.

Además: Fuerte sismo sacudió al Valle del Cauca este domingo

Por su parte, Ana María Vesga, presidenta de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), alertó sobre la crisis, enfocándose en la insuficiencia de recursos que definirán el cálculo de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) para el año 2024 y el ajuste de los fondos destinados a las EPS.

"Creo que lo más importante es diferenciar que tenemos una situación de crisis en este momento que hay que atender, que tiene que ver con la insuficiencia de los recursos", declaró Vesga. Destacó que este problema va más allá de la reforma en discusión.

En respuesta a las afirmaciones del Gobierno sobre pagos oportunos, Vesga dijo: "Los recursos no están alcanzando y lo hemos probado de manera objetiva y técnica. Los recursos no están fluyendo como deberían". Además, criticó la falta de discusiones técnicas y argumentadas, sugiriendo un enfoque más técnico y colaborativo para abordar los desafíos del sistema de salud.

No olvide leer: Incrementa a 1.400 cifra de desplazados por enfrentamiento de grupos armados en sur de Bolívar

Vesga expresó su preocupación por la posible desinformación y la falta de espacios técnicos para discusiones más fundamentadas. Como plan de contingencia independientemente de la reforma, propuso un enfoque más técnico y menos confrontacional, destacando la necesidad de discutir la suficiencia de recursos para el año 2024 de manera inmediata.

"El sistema no se puede congelar mientras se define qué pasa con la reforma, y los problemas del sistema suceden 24-7. Eso es nuestro compromiso, arreglarlos", agregó Vesga.

¿CUAL ES LA VISIÓN DE LA ACADEMIA FRENTE A LA CRISIS?

Enrique Peñalosa Quintero, profesor titular del Instituto de Salud Pública de la Pontificia Universidad Javeriana, enfatizó la necesidad de realizar ajustes operativos de manera continua para corregir deficiencias, sin descartar la posibilidad de reformas.

Lea esta también: Denuncian presunto acoso sexual masivo de un profesor contra estudiantes en la U. Católica de Oriente

"Muchos de los ajustes que hacen los sistemas de salud son parte de ajustes incrementales. Eso quiere decir que nosotros podemos ir haciendo cambios de manera permanente para corregir elementos de operación", expresó Peñalosa.

Para el profesor es crucial abordar temas fundamentales, como el gasto en el sistema de salud. Afirmó que la idea de no tener un Plan de Beneficios de Salud (PBS) debe ser reconsiderada. Eliminar la posibilidad de un "no PBS" implica la incorporación total de servicios.

Esto requeriría ajustes en el valor de la unidad de pago por capitación, lo cual podría ser la clave para resolver la crisis actual, especialmente evidente en instituciones como Cruz Verde y Sanitas. Además, esta medida contribuiría a mitigar los incentivos negativos generados por los actores del sistema en términos de recobros.

Le recomendamos: Los capturaron y pidieron perdón por matar a un puma

Otro punto crucial destacado por Peñalosa es la necesidad de fortalecer el cuidado primario asignándole recursos adicionales. "Una reforma no se puede llevar a cabo sin realmente asignarle nuevos recursos", afirmó. Propuso dirigir específicamente estos recursos a la atención primaria en salud.

En el ámbito de la afiliación, Peñalosa abogó por un cambio significativo. "Es necesario pensar en que la afiliación se haga vía la condición de ciudadano y no necesariamente vía demostrar si son pobres o no pobres", argumentó. Esto, según él, establecería una relación más directa entre la ciudadanía y el gobierno.

"Es crucial considerar, durante un periodo de transición, que la afiliación se realice mediante la condición de ciudadano, prescindiendo de la necesidad de demostrar la situación económica, ya sea pobreza o capacidad de contribución. Este enfoque facilitaría una conexión más directa entre la ciudadanía y el gobierno, en lugar de centrarse exclusivamente en la relación entre el afiliado y la EPS", indicó.

Respecto a cambios más controversiales, como el papel de las Entidades Administradoras de Planes de Beneficio, Peñalosa propuso un período de transición más largo. "Yo no creo que sea fácil generar cambios de 180 grados, lo que necesitamos es ir haciendo procesos adaptativos que van permitiendo de alguna manera que se vaya legitimando esos cambios", añadió.

No se pierda: Empresarios, gobernantes y congresistas arman bloque por el progreso de Santander

Por su lado, Paúl Rodríguez, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario y experto en economía de la salud, expresó su preocupación sobre la falta de avances concretos a pesar de los esfuerzos del presidente y los encuentros con diferentes sectores políticos.

"La situación no es muy sencilla porque, a pesar de las intenciones que muchas veces ha mostrado el presidente de buscar consensos, hasta el momento, estos encuentros no han arrojado resultados tangibles en términos de avances en el proyecto de ley”, afirmó Rodríguez.

Destacó que, aunque la fuerza política no parece inclinar la balanza hacia el hundimiento del proyecto, tampoco evidencia la fuerza necesaria para su avance. Este estancamiento es particularmente preocupante dado el momento crítico que atraviesa el sistema de salud en términos de financiamiento.

"El sistema está viviendo una crisis de financiamiento enorme, posiblemente la más seria que haya afrontado. En su momento, el sistema fue capaz de hacer frente a toda la historia del Covid-19, pero no ha podido hacer frente a las discusiones políticas sobre los montos reales de financiamiento que necesita", advirtió el profesor.

Le podría interesar: Video: Momentos de pánico vivieron varias personas tras el asalto a un negocio en Floridablanca

La falta de claridad en los montos de financiamiento necesarios para el sistema de salud es un punto central de conflicto. Rodríguez resaltó la necesidad de tener seguridad sobre estos montos para que los giros sean acordes a la realidad y advirtió sobre el problema de largo plazo: la ausencia de un control explícito al gasto del país.

"No hay ninguna forma de control explícito al gasto del país. Es decir, no hay una forma de decir qué se financia y qué no se financia. Esto lleva a un escenario desfavorable en el cual el dinero cada vez alcanza menos porque no hay controles", explicó el experto.

Es evidente la insatisfacción con la actual propuesta de reforma por parte de los principales actores del Sistema de Salud, al considerarla una iniciativa financiera insuficiente para abordar las necesidades de los pacientes. La falta de avances políticos podría agravar la crisis, con riesgos como la posible restricción de gastos por parte de las EPS y el debilitamiento institucional.

Además: Joven de 15 años murió en un fuerte accidente de tránsito

Además, existe una necesidad urgente de transparencia en la gestión de recursos y claridad en el manejo de reservas técnicas.

Finalmente, la necesidad inminente de reformas y ajustes operativos continuos en áreas cruciales, como el gasto en salud y la afiliación, se presenta como esencial para asegurar una atención sostenible a largo plazo, pero es claro que la Reforma que se discute actualmente en la Plenaria de la Cámara de Representantes no es la solución que el sistema requiere.

Con información de Colprensa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad