viernes 15 de marzo de 2019 - 12:00 AM

¿Podrá unirse la oposición?

Los partidos de oposición convocaron a una gran movilización nacional el próximo 18 de marzo en defensa de la JEP y de los acuerdos de paz. Esta primera convocatoria unida los medirá.

Por primera vez en la historia de Colombia, y haciendo uso del derecho de réplica, los partidos de oposición, en intervención televisada, rechazaron las objeciones que presentó el presidente de la República, Iván Duque, a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

Rosembert Ariza, docente de la Universidad Nacional, considera que es un hecho importante para la democracia que se pueda ejercer el estatuto de la oposición, pero “el tema es de la mayor trascendencia porque en el fondo lo que están haciendo es que se unan todos los sectores que siguen de acuerdo con el modelo y el proceso de paz, con lo que se firmó y se debe respetar y mantener”.

En este mismo sentido, Alexander Arciniegas, Doctor en Ciencias Políticas, considera que “la oposición al gobierno se moverá en el Congreso y en las calles invitando a la movilización ciudadana para respaldar la Paz, mientras el gobierno compensará el no tener las mayorías en el Congreso más allá del Centro Democrático, los conservadores y cristianos, apelando a los puestos”.

Sobre la reunión frente al Congreso de representantes de cada uno de los partidos que se han declarado en oposición al Gobierno Nacional, Poli Patricia Muñoz Yi, Directora de la Maestría en Estudios Políticos de la Pontificia Universidad Javeriana, afirma que esta es una iniciativa que se cristaliza con el ejercicio de la oposición y es una muestra de lo que el Estatuto de la Oposición permite, además, es un ejercicio sano y útil para la democracia, que los debates se den con argumentos y posiciones de grupo.

Lea también: ‘Agarrón’ por objeciones presidenciales ley de paz

De otra parte, Ariza destacó el hecho de que durante su intervención la representante a la Cámara por la Alianza Verde, Juanita Goebertus, hiciera referencia al hecho de que el presidente Iván Duque habla de respetar la legalidad, de un pacto de legalidad y de la cultura de la legalidad, pero lo primero que hace es irrespetar los acuerdos legales y las normas legales y las decisiones constitucionales, por lo tanto, lo que hace es ir en contra de su propio discurso.

Costo político

Desde que asumió la presidencia, Iván Duque ha sido criticado por no tener posturas claras frente a los diversos temas de Gobierno y, una vez más, con las objeciones a la Ley Estatutaria, los defensores de la paz han manifestado que todo obedece a las directrices de su jefe político, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

En este sentido, Fabián Sanabria, Doctor en Sociología, considera que “el costo para el presidente Duque es que indudablemente ya se ve que no es una persona empoderada, ni buena gente, sino que hace exactamente lo que le dice su mentor, el expresidente Álvaro Uribe, y una vez más se corrobora que quien gobierna es Uribe”.

El analista político Andrés Mejía piensa que más que un costo político por las objeciones de Duque, la posible unión de la oposición es un desafío, porque el gobierno debería enfrentar una oposición que no solamente es capaz de unirse, sino de edificar discursos sólidos, bien argumentados y con buena capacidad comunicativa.

De igual manera, los analistas consideran que además del costo político interno, el presidente Duque debe enfrentar los cuestionamientos de la comunidad internacional y según Arciniegas, “desde el punto de vista político profundiza la incertidumbre jurídica en la implementación de los acuerdos que vienen desde el gobierno Santos, lo que puede llevar a nuevas violencias; contribuye a polarizar el clima político en este año electoral y lanza un mensaje complicado a la Comunidad internacional que pidió al presidente no objetar la Ley”.

Además del costo político, se trata también de credibilidad política y lo que está pretendiendo Duque es subir en el reconocimiento de la opinión pública, precisa Ariza, docente de la Universidad Nacional.

Fuerza de la oposición

Para Muñoz Yi, a raíz de las objeciones presentadas por Duque a la ley de la JEP, deja en evidencia que las fuerzas que integran hoy la oposición en el Congreso habían manifestado sus inquietudes e inconformidades con relación a los puntos que fueron objetados. Además, “más que un costo político, era previsible que la oposición pudiera tomar fuerza con relación a estas objeciones que sienten que pueden alterar la implementación del proceso de paz, que sienten que pueden lesionar el acuerdo de paz y dificultar la acción de la JEP hacia futuro”.

Considera que también es importante la posición que asumirían los llamados partidos independientes y habría que ver la posición que adopte el partido Liberal y Cambio Radical, si se unen a la oposición o al partido de gobierno.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad