jueves 06 de junio de 2019 - 12:00 AM

¿Por qué cae la imagen de Uribe y Petro?

Mantienen diferencias al extremo, pero en este momento, de acuerdo con la más reciente encuesta, Petro y Uribe se encuentran en el mismo nivel de favorabilidad y desfavorabilidad.
Escuchar este artículo

La imagen desfavorable de Álvaro Uribe y Gustavo Petro está empatada con un 54%.

Las cifras fueron reveladas según la encuesta de junio de Pulso País hecha para La W, en donde la imagen desfavorable del presidente Iván Duque es del 53%; así mismo el 61% desaprueban su gobierno.

Con respecto al bimestre anterior, las cifras muestran que Uribe tenía un desfavorable de 57%, mientras que el de Petro era 48%, lo que significa que mientras el expresidente mejoró, el exalcalde empeoró en este ítem.

Las cifras, de acuerdo con analistas, muestran el declive en el que vienen tanto el expresidente Uribe como el excandidato Petro, entre otros factores por las posiciones radicales que suelen mostrar sobre temas fundamentales, lo que lleva a pensar si puede pasar que los colombianos rechazan los extremos.

Cristian Rojas, Director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, responde que no cree que la gente rechace los extremos: “de hecho, fue el candidato de Uribe y el mismo Petro quienes fueron a segunda vuelta en las elecciones pasadas, en cambio los candidatos más de centro como Sergio Fajardo quedaron por fuera de la segunda vuelta y no creo que la gente haya dado un giro en este momento, porque no hay especiales razones para pensar que haya un rechazo”.

Para el analista, los resultados muestran que Álvaro Uribe está viviendo un desgaste natural que se había demorado mucho en vivir, luego de tantos años de protagonizar la vida política nacional.

Le puede interesar: La petición de las organizaciones al Senado para evitar ascenso del general Martínez

Para el experto, este desgaste tenía que ocurrir después de tantos años, desde la primera vez que asumió el gobierno en 2002, pero además ahora que vuelve al gobierno, pero en cabeza de otro personaje, como Iván Duque, con cuya gestión la gente no está conforme, pues aunque mejoró un poco en la encuesta, tiene un rechazo igual al de Petro y Uribe, es decir, 53%, ese costo de los resultados del nuevo gobierno y la insatisfacción de la gente obviamente recaen en Álvaro Uribe, porque la gente siempre espera responsabilidades, respuestas y algo más.

En este mismo sentido, Omar Alejandro, Abogado - Historiador y docente de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, destaca que las cifras de desfavorabilidad significan que la figura de Álvaro Uribe está sufriendo un desgaste después de ser una figura muy fuerte en los espacios públicos tras dos periodos presidenciales, ahora la falta de prestigio que está teniendo el gobierno nacional está impactando directamente a Uribe Vélez.

A esto se suma todo el debate de la JEP, que lo ha dejado profundamente desgastado a él y al Centro Democrático, porque hicieron perder más de 50 días de agenda al país.

De igual manera. Andrea Franco, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle, considera que la percepción de los encuestados en últimas lo que está reflejando es la polarización y el miedo que se ha llevado a cabo en el Senado de la República principalmente por estos dos personajes, Álvaro Uribe Vélez, desde el Centro Democrático y, Gustavo Petro desde Colombia Humana y un poco liderando la oposición.

Además, los resultados de varias encuestas reflejan que están castigando las decisiones de derecha, todo lo que ha ocurrido con la fiscalía, la reglamentación de la JEP, el incremento de la violencia y la desatención de los asesinatos de líderes sociales, explica Franco.

Finalmente, Henry Cancelado, docente de la Universidad Javeriana y Analista Político, considera que el uribismo sigue con el discurso que si están matando líderes es porque Santos dejó el país así y todo es culpa de la administración anterior, pero después de 10 meses de gobierno eso agota y la gente no ubica el problema en duque sino en Uribe.

El caso Petro

En el caso de Petro, asegura el Director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, estando en la oposición no tendría por qué asumir el desgaste del gobierno, sino que debería tener una situación más favorable, pero también ha tenido un desgaste en su imagen porque la gente es muy exigente con la oposición, y también porque ha salido muy golpeada su imagen con el video de los fajos de billetes, hechos sobre el que, al parecer, nunca tuvo una respuesta satisfactoria para la opinión pública.

De acuerdo con el docente de la Unab, la imagen de Petro se ha visto afectada no solo por el discurso que el Centro Democrático ha generado, como por ejemplo el video que nunca llevo a una sentencia o un proceso, sino la repetición de que Petro es un enemigo que hay que combatir, que representa aquello que no se desea en el país, etc, y ese mensaje necesariamente cala en el inconsciente colectivo.

“No hay que olvidar que este año es electoral y ambas facciones están posicionando los territorios y estas encuestas van a tener un impacto directo”, precisa Alvarado.

De igual manera, el docente de la Universidad Javeriana señala que “Petro termina las elecciones con una imagen y en menos de un año pierde mucha imagen; considero que este fenómeno se debe a que él y sus copartidarios han asumido posturas radicales frente a muchos temas y se han acercado mucho a posturas de estigmatización y victimización que también tiene el uribismo”.

También hay que decir que el petrismo se fue lanza en ristre contra los que votaron en blanco, y él asume que los ocho millones de votos que obtuvo los hubiera alcanzado si hubiera sido solamente candidato al senado, pero los votos es porque la gente en segunda vuelta tuvo que escoger entre dos opciones (Duque y Petro), entonces muchos votos no son de él solamente, sino de otros personajes, indica Cancelado.

Las opciones

De cara a las elecciones regionales que se realizarán en octubre próximo, y de acuerdo con estos resultados, los analistas consideran que la abstención sería muy alta.

“La gente se va a abstener de votar y las regionales van a medir el pulso de las presidenciales y lo que se ve es que hay doble cansancio”, asegura el docente de la Universidad Javeriana.

Por su parte, Alvarado considera que “de cara a las elecciones regionales va a haber un fuerte castigo a los partidos políticos tradicionales, por eso candidatos que han tenido históricamente un partido están intentando conseguir avales por medio de movimientos significativos de ciudadanos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad