martes 12 de septiembre de 2023 - 12:20 PM

Potencia del fentanilo hace que se produzca una adicción más temprana y un mayor riesgo de intoxicación

La sustancia que es utilizada para tratar el dolor intenso y agudo en clínicas y hospitales y que es utilizado por los médicos se desvía al mercado negro y allí es mezclado con otras sustancias, sin que, en la mayoría de los casos, los consumidores sepan de estas alteraciones.
Compartir

La confirmación de los primeros casos de pacientes, intoxicados con fentanilo en Colombia, ha despertado la preocupación de gobiernos y sectores médicos y académicos del país, frente a los efectos de este opiáceo que, incluso, podría llevar a la muerte a sus consumidores.

Esta droga sintética hace parte de la familia de los opiáceos donde está la heroína y la morfina. No obstante, el fentanilo es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más poderoso que la morfina.

Esa potencia hace que sea mucho más rentable, pues con 1 kilo de fentanilo se produce hasta 1 millón de dosis porque por su potencia, hay que utilizar pequeñas cantidades, a diferencia de 1 kilo de heroína que da para unas 1000 dosis, aseguran desde sectores de la salud y la academia.

Potencia del fentanilo hace que se produzca una adicción más temprana y un mayor riesgo de intoxicación

De acuerdo con el médico y especialista en Patología Dual, Guillermo Castaño Pérez, director del Centro Internacional de Transferencia de Tecnología para la Reducción de la Demanda de drogas de Colombia (ITTC por sus siglas en inglés), con sede en la Universidad CES, la alta potencia del fentanilo crea un efecto adictivo muy rápido y además puede producirse una intoxicación, el cual puede llevar hasta un desenlace fatal.

“El cuerpo tiene un sistema opioide, es decir, unos receptores donde encajan los opioides. También nuestro cuerpo produce opioides naturales que son las encefalinas y endorfinas. Así las cosas, el fentanilo actúa parecido a eso, en esos receptores. El problema es que la potencia hace que se produzca una adicción mucho más temprana y más fuerte. Y además que si la dosis no está bien calculada o se pasa un poco de lo que una persona puede tolerar produce un paro respiratorio y por supuesto la muerte”, advierte el investigador de la Universidad CES.

Lea también: Pastores cristianos buscan pensión sin cotizar en la reforma pensional del Gobierno Petro

Preocupaciones

Y no es para menos la preocupación. La sustancia que es utilizada para tratar el dolor intenso y agudo en clínicas y hospitales y producido por la industria farmacéutica, cuyas presentaciones vienen en ampollas, parches, tabletas sublinguales o spray nasal; se desvía al mercado negro y allí es mezclado con otras sustancias, sin que, en la mayoría de los casos, los poliadictos o consumidores sepan de estas alteraciones.

Potencia del fentanilo hace que se produzca una adicción más temprana y un mayor riesgo de intoxicación

Por esa razón, está apareciendo cocaína contaminada con fentanilo, éxtasis, cocaína rosada o tusi, ketamina contaminada y, además, a la heroína “le mezclan este opíaceo para hacerla rendir y que la persona tenga la sensación de que es bastante potente”, asegura el Dr. Castaño Pérez.

“Se calcula que una persona después de consumir opíaceos, cualquiera que sea, la heroína, la morfina o el fentanilo, rápidamente queda enganchada a esa sustancia, rápidamente crea una adicción y una adicción que produce un deterioro psicosocial muy grande, a nivel biológico, psicológico, social, laboral, familiar, pero el gran riesgo del fentanilo tiene que ver con la sobredosis y la mortalidad por sobredosis y de ahí que la gran alerta es esa”, apuntó.

Ante ese panorama, desde el ITTC Colombia se está trabajando en abordar el consumo y la prevención de la mortalidad por sobredosis, y en el tratamiento de las personas que desarrollan una adicción.

En ese sentido las acciones se están encaminando a informar a la comunidad general y a los consumidores de drogas sobre qué es el fentanilo; cuáles son los riesgos y consecuencias del consumo; detectar los signos de alarma para identificar sobredosis; uso de la naloxona – antídoto - por los mismos consumidores para prevenir la mortalidad y además formar al personal de salud potenciando la capacidad instalada de los territorios para atender esta problemática.

Potencia del fentanilo hace que se produzca una adicción más temprana y un mayor riesgo de intoxicación

Lea también: Pasar de cocinar con gas natural a electricidad costaría $4,5 millones en promedio por hogar en Bucaramanga

Qué dicen los gobernantes

Esta fin de semana, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se refirió a la crisis por el fentanilo que enfrenta Estados Unidos en el marco de la Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre Drogas.

Afirmó que “es una pandemia que están enfrentando” y que ya ha causado la pérdida de 100.000 vidas al año, así que resulta necesario actuar ya para combatirla.

“Si aumenta el consumo en nuestros países sería terrible”, sentenció.

“Tenemos la obligación moral de participar en el combate contra el consumo del fentanilo. Tenemos que actuar con humanismo y entender que independientemente de nuestras diferencias, por encima de ideologías partidistas, están los derechos humanos y el principal es el derecho a la vida”, continuó.

Así que propuso no solamente reunir esfuerzos para hacerlo desaparecer, pues “va a surgir otra sustancia igual de dañina o peor”, sino invertir en políticas de salud pública y educación.

Por su parte, el presidente Gustavo Petro apuntó que “para que no haya quien lo consuma, la sociedad tiene que ser amorosa”.

Y lanzó un mensaje a los países desarrollados, pidiéndoles que no repliquen el discurso en el que Colombia es victimario: “Eso no lo produce un campesino, ni una planta, se produce en una fábrica”, concluyó.

Pese a que el tema causa preocupación en la región, no se había planteado en ninguno de los paneles anteriores de esta Conferencia. De hecho, desde el primer día, el alcalde de Cali manifestó que quería ponerlo sobre la mesa pues en la ciudad ya se incautaron 16 ampolletas de la droga luego de que se rompiera la cadena de custodia en un hospital.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad