viernes 18 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Primer policía capturado por muerte de Ordóñez

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, presentó el ‘Plan de Reconstrucción de los Centros de Atención Inmediata’ que fueron atacados por “vándalos” durante las manifestaciones registradas tras la muerte de Javier Ordóñez.
Escuchar este artículo

Minutos después de que ayer un juez de garantías de la República emitiera orden de captura contra dos uniformados de la policía por el homicidio del abogado Javier Ordóñez, ocurrida en la madrugada del 9 de septiembre, se produjo la primera captura.

Según se conoció, hombres del CTI de la Fiscalía capturaron en Bogotá al patrullero Harby Damián Ramírez, uno de los policías acusado de asesinar a Javier Ordóñez en el sector de Villaluz, en Bogotá, y fue llevado al búnker de la Fiscalía.

Le puede interesar: Con cartel buscan a quienes cometieron actos vandálicos en Bogotá

El abogado del patrullero, Jhon Olmos, manifestó que el patrullero está tranquilo y al momento de la captura se encontraba en su casa.

Además, en la tarde de ayer se adelantaban operativos para dar con el paradero del patrullero Juan Camilo Lloreda, otro de los involucrados en este caso.

El caso

La Fiscalía cuenta con suficientes pruebas testimoniales, documentales y fílmicas que permiten evidenciar la ocurrido en el crimen. Una de ellas es el video que se hizo viral en redes sociales, en el que se les ve a los uniformados accionando en varias ocasiones la taser, mientras el hombre imploraba por su vida.

También cuentan con el testimonio de Wilson Salazar, el amigo de Ordóñez, quien relató en un video en la plenaria de la Cámara de Representantes cómo fue la agonía y los hechos de lo ocurrido en la madrugada del pasado 9 de septiembre en el CAI de Villa Luz.

El hombre recordó que Ordóñez, estando esposado, seguía recibiendo de los agentes la golpiza, tanto cuando fue conducido en la patrulla como también luego en el interior del CAI.

En el video, que se transmitió en el debate que se hizo sobre esos hechos, se le escucha decir que “nos trasladan rápidamente al CAI de Villa Luz. Yo me bajo por mis propios medios, entro al CAI y me empujan hacia la parte del fondo. Cuando yo veo a Javier, él ya venía muy débil, con la cabeza agachada ahí lo siguen golpeando”.

Relató que su amigo estaba en tal mal estado que ya casi no se quejaba y hablaba muy poco, “alcanzaba a escuchar que él, para respirar, tenía mucha dificultad, en todo momento le pedí ayuda a ellos que por favor lleváramos a mi amigo Javier a un hospital”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad