viernes 17 de junio de 2022 - 12:00 AM

Proponen plan para avanzar en búsqueda de desaparecidos en Colombia

De acuerdo con la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas en Colombia son reconocidas 50.048 víctimas directas de desaparición forzada, mientras que entre sus familiares 131.836 son reconocidos como víctimas indirectas sujetas de reparación.

La Unidad de Búsqueda de personas dadas por Desaparecidas, Ubpd, presentó ayer la segunda parte del ‘Plan Nacional de Búsqueda’ que implementará en los próximos años y en la que se establece la priorización para avanzar en el hallazgo de estos hombres y mujeres cuyo paradero no se conoce y que se presume fueron víctimas del conflicto armado colombiano.

Se trata de “un trabajo que fije una ruta para encontrar a las personas desaparecidas y que permita aliviar el sufrimiento de tantas personas en el territorio nacional”, alegó durante la presentación del mismo la directora de la unidad, Luz Marina Monzón.

El Plan Nacional de Búsqueda y los planes regionales son las herramientas a través de las cuales la unidad desarrolla su mandato humanitario de dirigir y coordinar la búsqueda de estas personas.

Este documento presentado ayer “define las prioridades (estratégicas y territoriales)” a partir de las cuales se traza la ruta general o global de los criterios y aspectos a partir de los cuales “se planificará, organizará, direccionará y agilizará” el rastreo de estas personas.

Todo eso, sin significar que hay unos casos más importantes que otros o que algunos sean excluidos, aclara la Unidad de Búsqueda.

Esto con el objetivo de “construir paz buscando a las personas desaparecidas”, en palabras de Monzón, quien estuvo acompañada por representantes de diferentes organizaciones de víctimas y de Juliette de Rivero, representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

En la primera parte del Plan Nacional, presentado en 2020, se identificaron las problemáticas históricas de este proceso, las necesidades de los familiares de las víctimas y las estrategias de la búsqueda con sus líneas de acción. Fue una especie de “mapa de los problemas”, indicó Monzón.

Ese primer momento “se completa” con la priorización para establecer criterios claros para “tomar decisiones oportunas y eficientes” que brinden verdad sobre la desaparición de las personas en el marco del conflicto.

“¿A quiénes estamos buscando? ¿En dónde les estamos buscando y seguiremos haciéndolo? ¿En dónde les desaparecieron? ¿Con quiénes les estamos buscando y cómo les buscaremos?”. Estas son los interrogantes que este plan intenta responder para lograr una mejor estrategia de búsqueda de estas personas.

Antecedentes
Desde el 2018, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, Ubpd, viene desarrollando un trabajo minucioso y participativo.
En Colombia, en más de 50 años de conflicto armado, se han reportado más de 99 mil casos de personas desaparecidas. Son cerca de cien mil familias que siguen buscando a quien continúan queriendo y le perdieron el rastro, y que se traduce en una tragedia marcada por la incertidumbre, la angustia y la ansiedad.
Política pública
Juliette de Rivero, representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, señaló durante el evento que “la búsqueda debe enmarcarse en una política pública”. Agregó que esto es algo “necesario” para “articular y coordinar todas las partes que hacen parte de la búsqueda.... sin política pública es difícil que se dé esta coordinación”.
Por su parte, la directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, Ubpd, Luz Marina Monzón, coincidió en este aspecto, indicando que “quizás uno de los desafíos más grande a los que se enfrentan las víctimas cuando están buscando es el ‘peloteo’ a las que están sometidas, pasando de entidad a entidad” sin recibir respuestas o ayuda en ninguna parte, por lo que la política debe dar esa dirección y coordinación.
Por otro lado, la labor de búsqueda debe tener una serie de principios en los que se fundamente, entre ellos “la participación de las personas buscadoras en la elaboración e implementación de la política, reconocer que no solo es labor del Estado, sino de la sociedad en conjunto, y tener transparencia para poder conocer cómo es la política y cómo se van a articular las diferentes partes”, según Juliette de Rivero.
“El plan que fue presentado es fruto del esfuerzo colectivo. Es muy lindo ver que las víctimas se sienten reconocidas en este plan y sienten que han sido parte de esta respuesta” frente a la búsqueda de personas desaparecidas, aseguró la representante de la ONU, quien también insistió en la importancia de impulsar la “no repetición” de estos hechos.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad