lunes 10 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Proxenetismo golpea esta vez a cuatro ciudades de Colombia

Los capturados serán imputados por homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, tráfico y porte de estupefacientes, inducción a la prostitución, proxenetismo con menor de edad, estímulo a la prostitución de menores, turismo sexual, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Las organizaciones dedicadas a usar menores de edad para sus vejámenes sexuales se resisten a desaparecer. Así lo dejó en evidencia el fiscal General, Néstor Humberto Martínez, quien con ayuda de miembros del CTI desarticularon una red de proxenetismo de origen israelí.

Como es costumbre por esta época las empresas de turismo se dedican a ofrecer planes para que las familias disfruten de toures en Medellín, Cartagena, Santa Marta y Bogotá en medio de las vacaciones, esta organización también promocionaba planes, pero dentro de los mismos habían servicios sexuales y con menores de edad.

Las investigaciones de la Fiscalía pudieron determinar que tales servicios eran ofrecidos de manera exclusiva a empresarios y hombres que terminaban su servicio militar obligatorio en Israel, a la llegada a Colombia eran recibidos con ‘toures’ que terminaban en lujosos hoteles, fincas y yates, asistían a fiestas privadas de música electrónica y en varios escenarios donde la esclavitud sexual con menores de edad eran el pan de cada día.

Lea también: Sin fábrica de marroquinería, mujeres volvieron a la prostitución en Bucaramanga

Para desenmarañar esta red, fueron necesarios 21 testimonios de las menores que eran exhibidas como trofeos en cada fiesta y ‘tour’ que compraban los israelíes, por lo que en 45 actividades de campo y más de 20 inspecciones judiciales se dio con la captura de ochos personas.

En Bogotá, las autoridades capturaron a dos israelíes y una mujer colombiana, en Santa Marta, detuvieron a dos israelíes y un colombiano, en Medellín y en Cartagena arrestaron un israelí, respectivamente.

Según la Fiscalía, en el balneario Benjamin ubicado en Taganga, Santa Marta; en el Hotel Casa Medellín, ubicado en esa capital; y el hostal Casa Iftach, en Bogotá, eran los inmuebles en donde se celebraban las fiestas donde eran esclavizadas un poco más de 70 menores de edad.

La investigacióN

A juicio del fiscal Néstor Humberto Martínez Neira lo que desencadenó la captura de las ocho personas fue el asesinato de un israelí cometido el 15 de junio de 2016. Pues ese día murió Shay Azran y las primeras hipótesis alrededor de su muerte es que había sido un ajuste de cuentas, por asuntos económicos relacionados con la venta de algunos apartamentos de la ciudad.

Lea también: Con microempresa, 36 extrabajadoras sexuales de Bucaramanga cambian su vida

Lo que descubrieron las autoridades es que el presunto determinador de la muerte había sido Assi Ben Mush, otro israelí que según los reportes migratorios registraba ingresos a Colombia desde 2009. Ben Mush, quien era militar, fue capturado en Holanda por tráfico de estupefacientes en 2003 y tiene varios procesos en Israel por narcotráfico y trata de personas.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad