jueves 22 de septiembre de 2022 - 5:15 PM

¿Qué hipótesis hay tras la caída al vacío de un carro en el Salto del Tequendama?

Han pasado más de 24 horas desde que las autoridades encontraron los restos de un chevrolet Aveo en un vacío del Salto del Tequendama. Los cuerpos de los ocupantes no aparecen y se trabaja en dos líneas de investigación para esclarecer el siniestro.

Cómo ocurrió el siniestro vial en el Salto del Tequedama todavía es una incógnita que las autoridades tratan de resolver. En la madrugada de este miércoles un Chevrolet Aveo cayó a un abismo en el mirador conocido como San Pacho. En su interior, al parecer, iban dos personas. Sus cuerpos no aparecen.

“Se recibe el reporte de la caída de un vehículo en el kilómetro 8 + 500 metros de la vía que comunica a Bogotá con el municipio de Mesitas del Colegio, exactamente, en jurisdicción del municipio de San Antonio del Tequendama”, fue el informe que entregó el capitán Álvaro Farfán, delegado del cuerpo de bomberos de Cundinamarca.

Desde que se conoció el siniestro vial, las autoridades desplegaron operativos para tratar de encontrar los restos de las personas que ocupaban el vehículo de placas RMW 778. Hay más dudas que certezas. Los cuerpos no aparecen.

El vehículo accidentado pertenecía a Gerardo Segura, un hombre de 47 años. De él se sabe que tenía un restaurante en la zona, había sido concejal de San Antonio del Tequendama y, al parecer, transitaba por un proceso de divorcio.

“Lo que se indaga es que el señor anoche, presuntamente, estaba consumiendo bebidas alcohólicas. Habló con la esposa, con la que estaría separándose, y estaba acompañado, pero desconocemos quién es la otra persona. Una trabajadora del restaurante de él está desaparecida”, fue el reporte que entregó Jairo Murcia, comandante de la Policía de Tránsito de Soacha.

De la mujer desaparecida no se conoce identidad. Minutos antes del siniestro vial, Segura llamó a su esposa: “Quiero estar más cerca de Dios”, fue lo último que dijo y después colgó, indicó la familiar a Blu radio.

Hasta ahora las hipótesis de la Policía de Tránsito apuntan a que Segura tomó la decisión de lanzarse al vacío o que perdió el control al sufrir un microsueño.

“Es un vehículo que en horas de la madrugada estaba siendo conducido por un señor que al parecer toma la decisión o pierde el conocimiento y se queda dormido, pero por ahora todo es materia de investigación”, explicó el comandante Murcia.

Los familiares, por su parte, descartaron que se tratara de un suicidio: “Creo que si tuviera problemas de depresión lo hubiéramos notado. Él habló con el hermano la noche anterior y estaba emocionado por varios eventos programados para el fin de semana”, explicó una familiar a El Tiempo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad