martes 18 de febrero de 2020 - 9:10 AM

Ratifican sanción disciplinaria a militar por abuso sexual a subordinados

El Consejo de Estado negó que un alférez (r) del Ejército fuera reintegrado a la institución e indemnizado, debido a que el hombre cometió actos sexuales abusivos en contra de varios uniformados de la Escuela Militar de Cadetes.
Escuchar este artículo

La determinación la tomó el Consejo de Estado luego de que el alférez interpuso una acción legal con la que pretendía llegar nuevamente a la institución de donde fue sacado por tales hechos.

De acuerdo con la providencia, el exuniformado fue vinculado a una investigación disciplinaria, luego de que cinco cadetes afirmaron haber sido víctimas de tocamientos en los genitales mientras dormían o permanecían cerca de él, en situaciones que dieron lugar a tal abuso.

Lea también: Hombre golpeó, fracturó y abusó sexualmente de una mujer en Málaga, Santander.

El proceso disciplinario terminó el 13 de noviembre del 2015 con la decisión de la Dirección de la Escuela Militar de confirmar la determinación tomada por la Subdirección, 11 meses atrás de cancelar la matrícula del entonces militar activo por ejecutar actos sexuales abusivos.

Alegando que las pruebas allegadas a la investigación no demuestran la ejecución de la conducta que se le endilgó y la supuesta falta de elementos para que esta se configurara, el alférez (r) interpuso una demanda de nulidad y restablecimiento del derecho ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en busca de su reintegro y del pago de los dineros que dejó de percibir desde el momento de su desvinculación.

Lea también: A la cárcel policía acusado de abuso sexual a una mujer en un bus de Bogotá.

En este caso, el Tribunal negó las pretensiones del alférez y este interpuso un recurso de apelación ante el Consejo de Estado, con la aspiración de que esta corporación ordenara su retorno a la institución castrense y el resarcimiento económico ya señalado.

No obstante, la alta corporación ratificó la decisión y dejó en firme la sanción disciplinaria, al encontrar que los testimonios rendidos por las víctimas constituyen material de prueba suficiente para demostrar la ocurrencia de la falta. Para el alto tribunal, la conducta evidenciada que sí se acoge al cargo que se le endilgó, pues los tocamientos indebidos a los cadetes sí constituyen un acto sexual abusivo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad