miércoles 20 de noviembre de 2013 - 4:29 PM

Retiran del mercado el libro de Pilar Castaño involucrado en denuncias de plagio

Philip Vergnaurd, director de Prisa Ediciones Colombia, explicó que sí hubo plagio en las ilustraciones de 'La maravilla de ser mujer'.

Así lo señaló en La W Radio, en donde dijo que tras recibir las denuncias de las ilustradoras norteamericanas y comprobar la similitud de los dibujos se procedió a recoger los libros que se encuentran en las librerías del país desde hace un mes, cuando se lanzó oficialmente el último trabajo editorial de la periodista y experta en moda colombiana.

"Enviamos un comunicado a todos nuestros clientes, explicándoles la situación e informándoles de la decisión porque puede tratarse de un plagio; es una situación bastante delicada", dijo Vergnaurd en la citada emisora.

La decisión se tomó después de las acusaciones de plagio en las ilustraciones de este libro que presentaron a través de las redes sociales las ilustradoras Inslee Haynes y Katie Rodgers que publicaron un post con los trabajos originales que llevaron a que tanto Pilar Castaño como la editorial cuestionaran el trabajo de Gabriela Salazar, una joven de 18 años a quien se contrató para ese trabajo.

En la citada emisora Vergnaurd explicó que "ante las dudas que les generaron las denuncias, ellos tomaron la decisión de retirar el libro del mercado porque tienen que cuidar el nombre de la editorial". Agregó que "les parecía increíble encontrarse en esa situación".

Agregó que al revisar el contrato que firmó con ellos la ilustradora Gabriela Salazar vio que "hay una cláusula que ella firmó en el contrato donde se garantiza la originalidad en la autoría de las ilustraciones" y que esa es una cláusula "donde ella se hace responsable ante cualquier tercero que demande".

Al ser entrevistada en el programa Hoy por Hoy de Caracol Radio, Pilar Castaño se mostró "muy golpeada por la noticia"  y dijo que "no podía esconder su tristeza, curiosamente no por la crucificción mediática (...) sino por el hecho de haber sido asaltada en su buena fe".

Señaló Castaño que "estoy viendo a Gabriela, mostrándome su 'book', su talento y aplicando para la beca en Parsons. Vi su trazos y me encantaron; la editorial la contrató y así se dieron las cosas".

Recordó Castaño que a ella "le escriben mucho las estudiantes para buscar una oportunidad de trabajar con ella" y que así llegó la ilustradora involucrada en las acusaciones que, además, "es de una familia a la que mi familia conoce de hace muchos años".

Señaló que también lamentaba que el libro saliera del mercado porque era una muy buena guía para las mujeres y "estaba teniendo muy buenas ventas".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad