miércoles 25 de enero de 2023 - 10:05 AM

Rhapsody of the Seas llega a Colombia: será el único crucero por el Caribe que no necesita visa

Saldrá desde Cartagena a partir del 17 de diciembre de 2023 con destino a Bonaire, Curazao, Panamá y Aruba.

Las olas del mar chocan contra el barco, el sol arde sobre la embarcación y sus rayos engrandecen la proa. La sensación es diminuta ante las dos cuadras y media de largo que tiene este crucero.

Hay ansiedad entre los viajeros por conocer sus instalaciones, ya no quieren ver solo las imágenes de los folletos y conformarse con las promesas de las agencias de viajes. Se pregunta si al subir sentirán mareo por el movimiento de las aguas o si acaso sufrirán un ataque de pánico por encontrarse en una embarcación en medio de la nada, de la que no podrían bajar sino hasta el siguiente puerto.

Está la duda de si tendrá sentido encerrarse durante varios días en un solo sitio, con todas las comodidades de un hotel cinco estrellas, un lujoso casino, un importante teatro, fiestas nocturnas con barra libre, glamurosas tiendas de ropa, accesorios y joyas, y si valdría la pena recorrer varias islas y puertos en una sola travesía.

Algunos jóvenes arriban con la idea de si podrán perfeccionar su inglés, pues allí no solo se toparán con norteamericanos, sino turistas de distintas latitudes. Los cruceros nunca paran: pueden durar seis meses en un solo viaje y en cada puerto siempre hay viajeros y aventureros dispuestos a vivir la experiencia. Descansar tras arduos años de trabajo, darse unas merecidas vacaciones, compartir con su familia, o viajar en pareja.

Lea además: Científicos chinos aseguran que el núcleo interno de la Tierra se ha frenado

Al ingresar la gente se topa con brillantes ascensores y espejos por doquier. Su diseño es clásico: pisos alfombrados junto a luces cálidas, hacen del ingreso un momento acogedor. El Rhapsody of the Seas ya había estado antes en la costa caribe colombiana. Se tuvo que ir por un tiempo –durante la pandemia- pero está de regreso.

Dentro del destino, la comida está garantizada. Hay un restaurante a la carta y bufet. Sillas bajas, tapiz verde, mesas en madera y una buena vista, donde el azul del cielo se pierde con el del mar. Ensaladas, carnes, postres, bebidas, una porción pequeña de cada continente en el mundo. Chefs de India, Italia, Japón, y Francia. Hombres y mujeres que embarcaron desde hace seis meses.

Las habitaciones –también se les dice cabinas–, se encuentran sobre un largo pasillo, sus puertas están una frente a la otra. Todas tienen vista al mar y baño privado. Algunas cuentan con balcón.

La piscina aguarda en la mitad del gigante barco, su tamaño es igual o similar al de una olímpica. Sillas cómodas alrededor, y un imponente televisor. Allí los turistas pueden ver partidos de fútbol, y películas, mientras se bañan, toman el sol o se broncea.

Para los adultos hay gimnasios, jacuzzis, balnearios, paredes para escalar, pistas para correr. Y en las noches, el barco se viste de fiesta y gala. Teatro, música en vivo, y mucha actividad. El Rhapsody dispone de cientos de tragos distintos, exóticos, nacionales e internacionales. Los cantantes y bailarines, al igual que el personal de servicio, viven en el barco. Los niños están al cuidado de recreacionistas, y zonas de juegos.

$!Cuenta con ocho pisos, y nueve ascensores.
Cuenta con ocho pisos, y nueve ascensores.

También cuenta con tiendas de arte, ropa y joyas. Por motivos de impuestos, las cierran cada que llegan a un nuevo puerto. Pero, en cuanto se encuentra solo sobre las aguas, estas abren de nuevo al público. Para los apostadores empedernidos hay casinos, con ruletas rusas, tragamonedas y mesas de apuestas.

Allí coexisten las excentricidades vistas en las películas de Hollywood, y de las calles en Miami, con lo mejor del turismo caribeño. Comida y licor sin límites, con habitaciones de un hotel cinco estrellas.

Cruceros como este, son una opción turística para quienes desean vivir unas vacaciones diferentes. Es para latinos y sale desde Colombia. No será necesario que sus tripulantes cuenten con visa. Serán siete días y ocho noches, y cuatro puertos, llenos de aventuras.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad