lunes 25 de abril de 2022 - 4:09 PM

Robaron, amarraron y botaron al mar a humilde pescador en Cartagena

Un veterano pescador de La Boquilla fue asaltado por ‘piratas’ mientras hacía su faena de pesca. Los delincuentes le hundieron la lancha y lo dejaron abandonado.

“Me quitaron el motor, me golpearon y me amarraron, gracias a Dios no me mataron”. Con esas palabras, el señor Santander González De Arco relató el angustioso momento que vivió en la noche de ayer domingo 24 de abril, mientras realizaba una faena de pesca a unas cinco millas de la orilla de la playa del corregimiento La Boquilla.

El pescador, de unos 67 años de edad, contó con nostalgia que tuvo que hacer un préstamo de 10 millones de pesos en un banco para comprar el motor, el cual recién estrenaba y usaba para optimizar sus jornadas laborales en el mar. Según el adulto mayor, el nuevo motor también servía para mejorar su calidad de vida.

Lea también: Ideam mantiene alerta roja en cuencas de los Ríos Magdalena y Cauca

Lo abandonaron

Los golpes que sufrió Santander no fueron graves, pero lo más indignante es que los delincuentes le hundieron la humilde lancha en que se movilizaba y lo dejaron a su suerte en altamar, a la deriva y flotando gracias a un chaleco salvavidas.

La víctima se las ingenió para mantenerse protegido por una boya y así fue como logró sobrevivir desde las 11 de la noche hasta las 7 de la mañana, cuando fue rescatado por una embarcación turística que hacía pesca deportiva.

Cerca del adulto mayor estaba flotando su trasmallo y una nevera térmica de icopor. De su lanchita no había rastros, se había ido a pique.

Los turistas lo subieron de inmediato y lo trasladaron a la orilla, donde los demás pobladores lo llevaron a un centro médico para que lo valoraran.

“Soy pescador artesanal, salí a pescar por necesidad y anoche unos bandidos me quitaron el motor, ay Dios mío, me quitaron el motor esos malandros”, narró con la voz entrecortada González De Arco.

Le puede interesar: Declaran infundada recusación contra la fiscal Ángela María Monsalve

5 millas náuticas (unos 9 kilómetros) de la orilla era la distancia del pescador cuando fue asaltado.

Buscan a los responsables

En La Boquilla y toda la zona corregimental están indignados con lo sucedido al señor Santander, y líderes del Consejo Comunitario fueron a la Fiscalía a interponer una denuncia.

Así mismo, hacen un llamado a toda la ciudadanía para que estén alertas a una posible venta de motor para que den aviso inmediato a la Policía y así darle captura a los delincuentes.

“Hacemos este anuncio a los compañeros de las zonas pesqueras para que cuando escuchen de la venta de un motor enseguida alerten a las autoridades, esto no puede quedar impune”, sostuvo un gestor cívico de La Boquilla.

De momento la Policía no se ha pronunciado al respecto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad