jueves 13 de agosto de 2020 - 11:30 AM

Sacudida política toca las fibras de la junta de Ruta N

Ad portas de terminarse la junta directiva de agosto de Ruta N, Juan Andrés Vásquez, director saliente, les contó a los asistentes que la Alcaldía de Medellín le había solicitado su renuncia.
Escuchar este artículo

El requerimiento no lo hizo el propio Daniel Quintero, ni con antelación ni en la reunión, debido a que a esta última no asistió él sino un miembro de su gabinete, Alejandro Arias, quien ejerce como secretario de Desarrollo Económico de la Alcaldía. De hecho en las siete juntas desarrolladas este año, en la única que estuvo el mandatario fue en la de febrero en la que presentó a Vásquez como su apuesta para la corporación.

Vásquez obtuvo el respaldo de la junta directiva en la noche del 11 de agosto, pero la movida generó polémica pues se conoció poco tiempo después de que se hiciera pública la renuncia de la junta directiva de Empresas Públicas de Medellín (EPM), debido al malestar que ha generado la toma de decisiones del alcalde y que no consulta el gobierno corporativo de la compañía.

Le puede interesar: Gaviria advierte sobre los efectos políticos y sociales que dejará la pandemia

Este caso no es distinto y ocho miembros que se sintieron irrespetados renunciaron en la noche del miércoles, luego de que en una entrevista para Blu Radio, Quintero formalizara su intención de remover a Vásquez en la dirección de Ruta N y en cambio nombrar a Javier Darío Fernández Ledesma, quien había sido elegido este año para liderar la Agencia de Educación Superior de Medellín (Sapiencia), pero al final no se posesionó.

“Soy un experto en innovación y en Ruta N vamos a poner la persona de la mayor calidad. Esta es una entidad pública, que funciona con recursos públicos, tengo la mayoría de las posiciones en la junta directiva y no hay un solo centavo de Ruta N que no provenga de la Alcaldía de Medellín”, aseguró Quintero a Blu Radio, entrevista en la que también sostuvo que su idea era buscar a alguien más cercano al Gobierno.

¿Y la junta qué?

Este hecho hizo que ocho miembros de la junta directiva enviaran su carta de renuncia, lo que extendió el remezón institucional que pone en difícil situación, esta vez, a la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTeI) del municipio.

La junta directiva de Ruta N es de nueve miembros principales, tres de ellos con puesto fijo: la Alcaldía de Medellín, el presidente de Tigo y el gerente de EPM, así como seis independientes y dos suplentes, once en total, de los cuales un miembro principal estaba vacante.

Los firmantes en bloque fueron, en su orden, Carlos Felipe Londoño, rector Universidad EIA; el presidente de Tigo, Marcelo Cataldo; Alejandro Piedrahita, vicepresidente de Estrategia y Finanzas Corporativas de Grupo Argos; Manuel Santiago Mejía, presidente de Corbeta; Azucena Restrepo, presidente de Proantioquia (miembro suplente); Juan Luis Aristizábal, presidente de Conconcreto, y Carlos Manuel Uribe, gerente de Flores El Capiro (miembro suplente).

“Tal proceder es una evidente demostración del total desconocimiento e irrespeto al buen gobierno y a la institucionalidad que como miembros de esta Junta no podemos permitir (...) de la manera más atenta nos permitimos informarle que hemos decidido, de manera irrevocable, renunciar y retirarnos de la junta directiva. Esperamos por el bien de la ciudad y la región, que esta entidad que ha brillado por sus ejecutorias y buena gestión, se mantengan en esa línea”.

Por su parte, el profesor John Freddy Duitama Muñoz, de la Universidad de Antioquia, puso a disposición su cargo, aunque asegura que no lo hizo en bloque debido a que no fue invitado a participar por los demás miembros con antelación.

“Frente a la solicitud de retiro del director de la corporación Ruta N considero, como los demás miembros de la junta, inapropiado el procedimiento seguido por su administración, pues desconoce lo establecido en sus estatutos”, aseguró.

“Con esta comunicación señor alcalde lo dejo en libertad entonces para que reconsidere la conformación de la junta desde cero y por supuesto le agradezco el gesto de confianza que tuvo al nombrarme”, agregó.

Ante este panorama son los corporados, es decir, los miembros fijos, los que deben elegir una nueva junta, con otros miembros de sus asambleas. No obstante, ante la atípica renuncia del presidente de Tigo, queda este asiento disponible de representación para que sea ocupado por otro ejecutivo de la misma compañía.

Hablan expertos

Para Alejandro Revollo, abogado experto en materia societaria, “el ver que de pronto se abandonen esos esquemas de gobierno corporativo que habían sido tan exitosos e ilustrativos para el país, no deja de ser preocupante”, esto independiente de la asertividad de las decisiones del Alcalde.

Lea también: Con agente especial, Procuraduría acompañará proceso jurídico de Hidroituango

Sobre todo teniendo en cuenta que “esta entidad ha venido mostrando que es un gran articulador y dinamizador, es un punto de encuentro para las universidades, el Estado y las empresas donde hemos tenido un espacio común para construir proyectos concretos, de gran impacto para crear nuevos empleos e inversiones”, aseguró Alejandro Olaya, gerente Nacional de Innovación y Emprendimiento de la Andi y gerente seccional de la organización para Antioquia.

Además, la seccional Antioquia le envió una carta a Quintero en donde lo invitan a tener una “construcción colectiva, donde los consensos y disensos naturales, se discutan y resuelvan en los órganos de gobierno y juntas directivas como máximas instancias decisorias. Las prácticas autocráticas lo alejan de la transparencia, el equilibrio y la prudencia que solo los cuerpos colegiados pueden garantizar”.

Por su parte, Claudia Álvarez, profesora de la escuela de Administración de Eafit y PhD. en creación y gestión de empresas de la Universidad Autónoma de Barcelona, aseguró que “la ciencia y la experiencia han demostrado que mientras más personas participen en una decisión, mejores decisiones se pueden tomar”.

Y los cuatro exdirectores de la entidad (Fabio Andrés Montoya, Juan Pablo Ortega, Juan Camilo Quintero y Alejandro Franco), mostraron su preocupación por la renuncia masiva y que en menos de ocho meses cambie el liderazgo tres veces.

“Como exdirectores de Ruta N, que hacemos parte de la historia de esta institución, queremos hacer un llamado para que esta estructura e independencia, se mantenga y se respeten los conductos regulares creados en un marco de buen gobierno corporativo”, concluyeron.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad