domingo 12 de enero de 2020 - 12:00 AM

Salida del general Nicacio habría sido por temas personales, reitera presidente Duque

En su más reciente edición, la Revista Semana reveló lo que llamó las verdaderas razones por las que el general Nicacio Martínez dejó su cargo. Al parecer, el entonces comandante del Ejército, habría autorizado una serie de interceptaciones telefónicas y seguimientos ilegales a varias personas, entre ellas una magistrada, congresistas y diversos periodistas en gran parte del 2019
Escuchar este artículo

Luego de conocerse el escándalo de las supuestas ‘chuzadas’ que se habrían autorizado desde el ejército a diferentes personas, desde Bojayá, el presidente Iván Duque fue enfático en aclarar que habrá cero tolerancia frente a cualquier tipo de conducta que atente contra la Constitución por parte de la Fuerza Pública.

Del mismo modo, el jefe de estado agregó que “tenemos unas Fuerzas Militares que se han destacado siempre por ser honorables y al servicio de los colombianos, y donde haya manzanas podridas llevarlos a que se les apliquen sanciones ejemplares”.

Sobre la salida del general Nicacio Martínez, el Mandatario reiteró que “salió porque él me dio a mí razones personales que entendí y terminó su servicio después de 38 años de servirle a Colombia. Él argumentó razones personales, las entendimos, y nombramos al general Zapateiro”.

Lea también: General Nicacio Martínez se habría apartado de su cargo por autorizar ‘chuzadas’.

Las revelaciones de Semana

En la investigación periodística que realizó la Revista Semana se pudo conocer, mediante fuentes no reveladas de inteligencia del propio Ejército, una más de la inteligencia militar de Estados Unidos, como también fotos y copia de un contrato, el modus operandi que se dio durante gran parte del 2019.

Según indicó la publicación, se utilizó un moderno aparato para interceptar comunicaciones que fue adquirido a una empresa española por cerca de 3.000 millones de pesos, contrato que habría sido autorizado por el general Martínez.

Además reveló que el oficial orientaba la forma en que se debían hacer esas grabaciones ilegales desde dos guarniciones militares, una en Bogotá y otra en el municipio de Facatativá, Cundinamarca, en donde a principios de diciembre se hizo un allanamiento por parte de la Fiscalía y la Corte Suprema, y se encontraron pruebas de dichas ‘chuzadas’.

En la información de la revista Semana se indica además que una de las ‘chuzadas’ fue la magistrada de la Corte Suprema, Cristina Lombana, quien paradójicamente había sido oficial del Ejército, y en la actualidad es muy referenciada porque ha estado cercana a la investigación que se le adelanta en ese alto tribunal al expresidente Álvaro Uribe.

Le puede interesar: Los escándalos del saliente comandante del Ejército.

Igualmente, uno de los oficiales del Ejército, que contó a Semana la grave denuncia, sostuvo que recibió orden expresa de entregar los seguimientos y monitoreos a los interceptados a un “reconocido integrante del Centro Democrático”, de quien no se cita su nombre.

Otro de los interceptados fue el senador Roy Barreras y algunos periodistas de Semana, a quienes también se les habría hecho seguimientos irregulares.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad