miércoles 13 de noviembre de 2019 - 3:41 PM

Sancionarán a senadores que controvirtieron a gritos en la plenaria

Las reiteradas peleas verbales que se han vuelto ya costumbre en la plenaria del Senado entre las bancadas del uribismo y las Farc parece que tendrán final, por una sanción disciplinaria por el irrespeto a la corporación.
Escuchar este artículo

En esta ocasión, el nuevo enfrentamiento se dio durante la sesión plenaria en la que se discutía el acto legislativo que busca que la violación y los delitos sexuales no puedan ser considerados conexos con el delito político al momento de una desmovilización, tal y como pasó con las Farc.

Y el tema que calentó el debate fue precisamente el operativo en que murieron al menos menores de edad y los casos de violación de menos y niños, por parte de jefes guerrilleros en especial, cuando las Farc estaban en armas.

“Me parece importante que se plantee que hay un interés en discutir la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran los niños y los niños ojalá usaran esa motivación moral que expresan aquí para no ordenar el asesinato de niñas de doce años en bombardeos, ojalá se preocupara el gobierno para evitar el abandono en que se encuentran niños y niñas de nuestro país”, sostuvo la senadora de las Farc, Victoria Sandino, cuando intervino en la sesión, lo que llevó a que se crisparan los ánimos en la bancada del Centro Democrático.

Aseveró, además, que no es equivocado decir que JEP esté garantizando la impunidad “el punto 40 del acuerdo de paz en materia de víctimas dice que no serán objeto de amnistía ni de indulto ni de beneficio equivalente el genocidio o los crímenes de guerra, los delitos de lesa humanidad, toda infracción del DIH cometida de forma sistemática, entre ellos la violencia sexual. No es cierto que la JEP esté brindando impunidad estos hechos y tampoco que se puedan relacionar con delitos políticos y no amnistiables”, dijo Sandino.

La reacción del uribismo vino del senador Fernando Nicolás Araujo, quien indicó que “hay una gran incoherencia, la senadora Sandino habla de estos temas con todo cinismo. Ella tiene tres investigaciones por reclutamiento de menores, tiene cuatro denuncias por asistir abortos inducidos, dos implicaciones en casos de acceso carnal violento no consentido y está denunciada por la corporación Rosa Blanca por haber participado en abortos ilícitos y fomentar relaciones sexuales con menores de edad en las filas de la guerrilla de las Farc”.

Araujo insistió en que “el Congreso debería mirar la forma en que estas personas que no han pagado un día de cárcel y que están vinculadas a la JEP se declaren impedidas en este tipo de discusiones”.

Al senador uribista lo controvirtió el senador de las Farc Julián Gallo, quien sostuvo que las Farc radicó en la secretaría de la Comisión Primera las certificaciones de la Fiscalía donde se indica que no tienen ninguna denuncia por este delito.

De inmediato los ánimos llegaron a su máximo cuando el senador Carlos Felipe Mejía, en tono alto, casi gritando en el hemiciclo de la plenaria, comenzó a llamar de terroristas y asesinos a los senadores de las Farc. Una acción que es muy frecuente en sus intervenciones.

Las Farc, por intermedio del senador Benkos Biojó, quien reemplazó en la curul a Iván Marquez, le replicó y le llamó criminal en varias ocasiones. El presidente del Senado, Lidio García, tuvo que levantar la sesión por el máximo desorden.

Ya con la sesión terminada, Mejía le gritó a Biojó, de forma reiterada, “45 niños mataste en Bojayá”, y el congresista de las Farc también expresaba, a gritos, “criminal, criminal”.

Habrá sanciones

Este miércoles el presidente del Senado consideró ese acto como “inadmisible, inaceptable este acto bochornoso de los actores de la pelea de la sesión de anoche”. Sostuvo que esa acción tendrá una sanción para lo cual se basarán en el reglamento interno del Congreso.

“Es un irrespeto con el Congreso, con el país, con los mismos senadores, no vamos a permitir que se den este tipo de acciones que dejan mucho de decir, que actuaron de mala forma”, señaló García, quien explicó podría haber una sanción de quitar la palabra entre uno y 30 días.

Explicó que se reunirá la mesa directiva y se revisará cuál puede ser la sanción más adecuada. La misma, al parecer, recaerá sobre el senador Mejía del Centro Democrático y el senador Biojó de las Farc.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad