martes 02 de abril de 2019 - 12:00 AM

Secreto a voces

El regreso de Germán Vargas Lleras a la política activa causó un álgido debate nacional. Una denuncia contra la Casa de Nariño pone al Gobierno de Duque en el ojo del huracán, por presuntos sobornos.

Luego de varios meses de mantenerse al margen en el ámbito político, desde su derrota en las elecciones presidenciales, hecho que suponía su retiro, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras regresó al ruedo con bríos suficientes para poner en aprietos al presidente Iván Duque y a algunos miembros de Cambio Radical.

Esta vez lo hizo desde su columna de opinión en el diario El Tiempo, donde aseguró que funcionarios de la Casa de Nariño han llamado de manera insistente a congresistas de su bancada, con el fin de ofrecer ‘favores’ a cambio de votos a favor de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo, PND.

Y es que para sorpresa de muchos, incluido el mismo Vargas Lleras, los congresistas Arturo Char y Luis Eduardo Díazgranados asistieron a dicha votación, pese a las órdenes de Cambio Radical de no participar.

Pero Char y Díazgranados no solo asistieron, sino que votaron a favor, hecho que habría llevado a Vargas Lleras a denunciar la presunta repartición de ‘mermelada’ desde el Gobierno de Duque.

Si bien para el país no es un secreto la disputa que, desde hace años, se libra entre la familia Char y la otra parte de la bancada de Cambio Radical que apoya a Vargas Lleras, lo cierto es que esta nueva polémica pone la imagen del Presidente en entredicho.

En efecto, solo unos meses atrás, en medio de la carrera por la Presidencia, Duque juraba que en su mandato este tipo de actos no ocurrirían. Cosa que hoy la justicia deberá investigar.

Lea también: Pescadores de ‘La Playa’, morir abajo de la represa

Duque, en la cuerda floja

El mensaje de Iván Duque en campaña fue contundente: “Gobernaré sin ningún tipo de mermelada”.

Sin embargo, parece ser que las denuncias del exvicepresidente lo tienen ahora en entredicho, luego de revelar lo que para muchos era un ‘secreto a voces’.

“Lo que ha hecho Vargas Lleras es abrir el debate y poner el foco de la opinión pública, el Congreso y las autoridades sobre estas denuncias. No hay una respuesta del Gobierno negando las acusaciones, pero nuevamente vemos cómo las prácticas políticas en Colombia están claramente arraigadas al clientelismo o lo que ahora se conoce como ‘mermelada’. Pero esto no es nuevo, es algo que vemos desde el Frente Nacional”, explicó Daniel García Peña, docente del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional.

Para el académico, este tipo de polémicas tocan la imagen de Duque, que en las últimas semanas ha estado afectada por diversos temas de coyuntura nacional.

“Esto representa una muy mala imagen para el Presidente, es un hecho más en una serie de golpes que ha recibido su gobernabilidad. Además, nuevamente hace un llamado a la urgencia de poner en marcha la famosa agenda anticorrupción, con la que Duque se comprometió y que ha dejado de lado. Con todo esto, pierde el país y pierde el Gobierno, porque se genera una inestabilidad política que no le favorece a nadie” agregó García Peña.

Sobre el futuro del PND, el docente aseguró que debido a que Duque cuenta con una mínima mayoría en votos, es posible que no sea aprobado, por lo cual podría implementarlo por medio de decreto.

No obstante, ello podría generar una crisis en el país.

“La aprobación del PND se ve difícil. Aunque, matemáticamente hablando, el Gobierno tiene una mínima mayoría de votos, si el Partido Conservador o el Partido de la U cambian de opinión, no podrá sacarlo adelante como lo vemos con las objeciones de la JEP. Lo que podría hacer Duque es establecerlo por decreto, pero no tendría legitimidad, el PND quedaría precario”, concluyó.

Le puede interesar: ¿En qué quedó el pacto contra la corrupción?

‘Mermelada 2.0’

Para Patricia Muñoz Yi, directora de la Maestría en Gobierno, Territorio y Gestión Pública de la Universidad Javeriana, este debate corresponde a una “indisciplina partidista”, que dificulta el funcionamiento del sistema.

“Ese alto nivel de indisciplina dificulta los procesos de gobernabilidad, en la medida en que los partidos no son capaces de asegurar una votación como bancada. Sus integrantes están sujetos a tomar decisiones en vía contraria, o en la construcción de nuevas transacciones entre las élites nacionales y las regionales”, explicó.

Es decir, dichas transacciones entre élites hacen referencia a lo que comúnmente se conoce como ‘mermelada’, pero de una manera actual y más centrada en intereses por una región.

“Lo que se está construyendo en el Gobierno es otro tipo de negociaciones o transacciones con miembros de las bancadas, pero a partir de problemas regionales. Es la nueva forma de “negociar”, ya no con el partido sino al detal, con algunos congresistas”, señaló Muñoz Yi.

Además, la docente hizo énfasis en la necesidad de que los entes de control le hagan seguimiento a las denuncias hechas por Vargas Lleras, para “evitar que surjan estas nuevas formas de transacción, que es la llamada ‘mermelada 2.0’”.

Así las cosas, el país continúa a la espera de que sea el mismo presidente Duque el que salga a responder por las acusaciones, pues hasta ahora la Casa de Nariño permanece en silencio frente al tema.

Lea además: La silla compartida

Columna: lo que dijo Vargas

“(...) Como el Gobierno no contaba con las mayorías necesarias para la aprobación del proyecto (PND), decidió transgredir la propia regla que se había fijado y buscarlas a como diera lugar. Me pregunto: ¿a qué costo para nuestra maltrecha democracia?”.

“(...) Desde la Presidencia de la República, siguiendo órdenes que espero no sean del Presidente, sino de algún lambón con iniciativa, los señores Luis Lorduy y Andrés Betancur, [...] han llamado sin descanso a senadores y representantes de Cambio Radical, a convenir qué grado de participación aspiran tener en el Gobierno”.

“(...)Si estas presiones se han ejercido para aprobar en comisión un plan que, incluso, podría haber sido expedido por decreto, me pregunto qué no estará dispuesto a hacer el Gobierno en una materia tan delicada como la discusión de las objeciones a la JEP”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad