jueves 17 de octubre de 2019 - 12:00 AM

¿Sin Ley de financiamiento se frenaría la economía?

La polémica Ley de Financiamiento, que tenía más de 24 demandas en la Corte Constitucional, fue declarada inconstitucional por la Sala Plena. Menor recaudo, reducción en las tasas de crecimiento e impacto sobre la inversión, serían parte de los efectos de la caída de la norma.
Escuchar este artículo

Con seis votos a favor y tres en contra, la Corte Constitucional declaró inexequible la reforma tributaria del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, más conocida como Ley de Financiamiento, que buscaba recaudar unos $7 billones, lo que, según diferentes centros de pensamiento, gremios y universidades, traería consecuencias nefastas para la economía del país. Los magistrados tomaron esta decisión por errores de trámite.

Desde el Gobierno se había dicho que sería “un frenazo para la economía”. La misma opinión expresó la Andi, asegurando que sería “una catástrofe económica”.

Según la Andi, el recaudo tributario se situaría en $156,9 billones, lo que significaría una caída de $1,6 billones frente a lo previsto en las cuentas fiscales. Y es que para ese año se estima que los recaudos por patrimonios a las personas naturales, el IVA plurifásico a las cervezas y gaseosas y el impuesto al consumo por la venta de inmuebles, todos impuestos que se incluyeron en la Ley, serían cero para 2020.

“Se estima que la economía podría perder cada año cerca de 0,8% y 1% anual y esta caída podría ser acumulativa. Perder esto nos va a poner más atrás para la lucha contra el desempleo y la informalidad. Para que tengamos oportunidad de disminuir el desempleo, tenemos que crecer a tasas superiores a 3,5%”, aseguró Bruce Mac Master.

Lea también: Los altos costos que se pagarían al declarar inconstitucional la Ley de Financiamiento.

“Nadie volverá a creer”

Desde el Ministerio de Hacienda se señalaron dos escenarios de riesgo. Según el ministro Alberto Carrasquilla, “nadie volverá a creer en una reforma tributaria ni Ley de Financiamiento”.

Así mismo, asegura que esta decisión costaría cada año 1,5 puntos del PIB de crecimiento.

Dado esos menores recaudos que recibiría el Gobierno como resultado de la caída de la Ley, el gremio de los empresarios también indica que los ingresos tributarios como porcentaje del PIB pasarían de pesar en 2019 de 14,3% a 13,9% y se llegaría en 2030 a 13,1%.

¿Desfinanciar inversión social?

Se proyecta que la caída de la norma llevaría a una posible calificación del grado de inversión del país a la baja y que se crearía un factor de incertidumbre legislativa que llevaría tiempo recuperar.

En ese sentido, otro concepto emitido por el Consejo Gremial en conjunto advirtió que la declaración de inexequibilidad también pondría en vilo el cumplimiento de la regla fiscal y la sostenibilidad de las finanzas del Estado, lo que tendría serias repercusiones en el bienestar de los colombianos pues el Gobierno tendría que recortar el gasto y con ello se podrían desfinanciar los programas de inversión social, educación, seguridad y defensa, entre otros.

En total, había 26 demandas contra de la Ley de Financiamiento y cinco de ellas pedían tumbar todo el texto mientras que el resto solo solicitaba que se cayeran algunos artículos puntuales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad