lunes 01 de octubre de 2012 - 7:33 AM

Soy motivación para las jóvenes oficiales: Coronel Leguizamón

Como una mujer tierna, amorosa y apegada a la voluntad a Dios, se describe María Paulina Leguizamón, la primera mujer en la historia del Ejército Nacional convocada para ser General de la República.
Escuchar este artículo

La coronel Leguizamón, a diferencia de lo que el colectivo se podría imaginar, tiene voz suave, es paciente y delicada. En entrevista con Colprensa, contó cómo desde que inició su carrera dentro de las Fuerzas Militares del país, soñaba con ser General de la República.

A propósito, el pasado viernes, el Comandante del Ejército Nacional, general Sergio Mantilla, destacó este histórico llamamiento a Curso de Altos Estudios Militares.

¿Cómo recibió la noticia?

- Con mucha e infinita gratitud a Dios, a nuestros superiores, a la institución, al mando y desde luego con todo el amor a mi familia que siempre me ha acompañado, a mi amado esposo Luis, a mis hijas Paula y Paulina, a mis padres y mis hermanos.

¿Era algo que tenía proyectado o le llegó sin esperarlo?

- Desde el día que ingresé al Ejército Nacional, hace más de 27 años, me proyecté para llegar lejos, sirviéndole a la institución, a mi patria y con los más profundos sentimientos de amor, incondicionalidad, respeto, lealtad a la institución más querida y amado por los colombianos.

¿Qué expectativas tiene?

- Responder a esta bendición que me ha dado Dios del cielo, responder a las expectativas de mis superiores, responder al voto de confianza que puesto la institución en mí y desde luego seguir dando lo mejor de mí.

Usted sería la primera mujer en llegar a ser General del Ejército, ¿cree que con ello las mujeres se motiven a llegar tan lejos?

- Claro que sí, es una motivación muy grande para todas las jóvenes oficiales que están en el Ejército Nacional, porque han podido advertir que la institución premia y en justicia los esfuerzos que le corresponden a cada quien y se dan cuenta que con institucionalidad, con sacrificio y con los más profundos sentimientos de servir a la patria, a la institución, con lealtad van a llegar muy lejos. Es una oportunidad tan maravillosa alcanzar el grado de General, es un momento histórico que marca las Fuerzas Militares de Colombia, es el reconocimiento y el honor que hacen líderes tan importantes en nuestra institución a la mujer, como es el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas y el señor comandante del Ejército, general Sergio Mantilla.

¿Cree que podría llegar a ser subestimada por ser la única mujer del grupo?

-No, para nada, jamás lo he pensado, al contrario la institución siempre nos ha dado el lugar que nos corresponde.
Sin desigualdades…

-Nunca, ni en lo intelectual, ni en lo profesional, ni en lo físico y menos en lo que se lleva en el corazón

¿Qué mensaje tiene para las mujeres que quieren llegar hasta donde usted ha llegado?

- Yo les digo que sigan con el amor más grande hacía su institución, con vocación, con los más profundos valores y anhelos, anhelos de esos de corazón, que como han podido advertir en mí, se pueden hacer realidad.

Cuando se habla altos mandos de las Fuerzas Militares la gente imagina a personas con una forma de ser fuerte, estricta y seca, ¿es su caso?

- (Risas), yo soy una mujer espiritual, tengo una comunicación profunda con Dios, soy una mujer muy sentimental, amorosa, pero en el ámbito profesional sí soy bastante estricta, soy una mujer muy apegada al deber ser, y siempre como norte cumplo con mis deberes en bien de la institución.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad