martes 06 de abril de 2021 - 9:42 AM

Suspenden audiencia de preclusión del caso Álvaro Uribe Vélez

La Fiscalía General de la Nación pidió cerrar el caso del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Un juez deberá decidir que sucederá en este caso.
Escuchar este artículo

La audiencia de preclusión en el caso del expresidente y exsenador Álvaro Uribe, solicitada por la Fiscalía General de la Nación, concluyó sin decisiones y con una nueva fecha para reanudarla.

La juez Carmen Helena Ortiz, encargada del caso, citó a los implicados el próximo viernes 9 de abril para una nueva audiencia en donde se decidirán los temas que quedaron pendientes este martes y se dará paso a los argumentos con los que la Fiscalía justificará su petición de preclusión en el caso del expresidente Uribe, el cuál está siendo investigado por presunta manipulación de testigos.

La audiencia de preclusión en el caso del expresidente y exsenador Álvaro Uribe, solicitada por la Fiscalía General de la Nación, avanzó este martes de manera lenta entre las fallas técnicas de la virtualidad, los pedidos de palabra de las partes y la demora para enviar documentos, vía correo electrónico, por parte de abogados y ente investigador.

De hecho, a las 11:05 a.m., la juez Carmen Helena Ortiz, encargada del caso, ordenó un receso de 30 minutos mientras se lograban cargar y enviar documentos que aún no conocen las demás partes y que fueron presentados por el abogado del periodista Gonzalo Guillén, Roberto Rodríguez. Sin embargo, pasadas las 11:40 a.m. se retomó la diligencia judicial.

Hasta el momento, en la audiencia que comenzó con más de una hora de retraso, solo se han conocido los argumentos por los que el periodista Guillén y Deyanira Gómez, excompañera sentimental de Juan Guillermo Monsalve (considerado como testigo clave en este proceso), deben ser considerados como víctimas dentro del proceso contra el expresidente, el cuál está siendo investigado por presunta manipulación de testigos.

Las razones para declararse como víctimas

El primero en tener la palabra durante la audiencia fue el abogado Miguel Ángel del Río, quien argumentó que su cliente, Deyanira Gómez, se habría visto afectada de varias formas tras ofrecer declaraciones en contra del expresidente. Según sus argumentos, Gómez debió salir del país con sus dos hijos, de 10 y 3 años de edad, huyendo de supuestas intimidaciones.

Así mismo, el abogado del Río le entregó a la Juez las escrituras que, según aseguró, acreditarían a Gómez como dueña de la finca La Veranera, un inmueble sobre el que la Fiscalía impuso extensión de dominio argumentando que pertenecía a Monsalve.

Así las cosas, del Río insistió en que, dado que La Veranera le pertenecería a Gómez, y no a Monsalve, también habría existido un daño sobre el patrimonio para la mujer que ahora reclama su posición como víctima dentro del caso.

Miguel Ángel del Río, además, denunció un supuesto “plan” para deslegitimar a Gómez en su calidad de víctima.

Seguida a esa intervención, la atención estuvo puesta sobre los argumentos de Roberto Rodríguez. En su exposición del caso, el abogado de Guillén mencionó la carrera del periodista y argumentó que debe ser considerado como víctima por supuestas calumnias que se han levantado en su nombre desacreditándolo dentro de su profesión.

Lo que dice la Fiscalía

Por su parte, Gabriel Ramón Jaimes, coordinador de la Fiscalía Delegada ante la Corte y quien tenía en su despacho este expediente, en nombre de la entidad que representa se opuso a que Gómez y Guillén sean declarados como víctimas en el caso Uribe, pues, según esa argumentó, no cumplen con los requisitos para que así sean declaradas.

En el caso de Gómez, la Fiscalía dijo que “no tiene vínculo o relación directa con esos hechos, a manera de víctima, ni con los hechos jurídicamente relevantes”.

Así mismo, el fiscal Jaimes Durán añadió que los argumentos del abogado la podrían ubicar como testigo, pero no como víctima. “Sí hay una participación de Gómez, pero a manera de testigo en algunos puntos específicos”, advirtió.

De igual modo, para justificar su petición de negar lo solicitado, afirmó que “la Fiscalía estima que no existe un vínculo fáctico entre los hechos jurídicamente relevantes de esta investigación (...) con la intervención del señor Guillén, que es meramente como periodista”.

La Fiscalía, además, argumentó que las afectaciones que fueron descritas para ambos casos deben ser llevadas en investigaciones aparte y que, en ese sentido, no tendrían por qué interferir en la audiencia de preclusión que pidió ese ente acusador en el caso Uribe.


Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad