miércoles 21 de julio de 2021 - 2:35 PM

Tumban condena contra Isagén y MinDefensa por muerte de ingeniero en atentado

El Consejo de Estado dejó sin efectos el fallo que le imponía a la Nación, al Ministerio de Defensa, al Ejército Nacional y a Isagén, el deber de reparar a los familiares de un ingeniero que murió en un atentado de las Farc a la central hidroeléctrica Jaguas, en San Rafael (Antioquia).
Escuchar este artículo

La decisión obedece a una demanda que presentaron algunas de las entidades que habían sido condenadas en su momento. Las tutelantes e Isagén habían sido declaradas administrativamente responsables del daño ocurrido tras el ataque insurgente del 17 de agosto del 2000, que se produjo en el campamento El Bosque de la central hidroeléctrica.

Por esa razón, la Nación, el Ministerio de Defensa y el Ejército Nacional interpusieron esta demanda, solicitando dejar sin efectos el fallo de reparación directa.

A su juicio, la Subsección B de la Sección Tercera debía emitir una nueva providencia, teniendo en cuenta que no se había producido ninguna falla en el servicio, ni un daño especial. Además, para los demandantes, el supuesto riesgo excepcional por la presencia de la tropa en la zona del campamento debía examinarse entendiendo que la seguridad estaba a cargo de una empresa de vigilancia privada y que los militares no estaban presentes exactamente en el lugar en el que murió la víctima.

Además, solicitaron que se suspendiera la orden de pago de la condena indemnizatoria hasta que se resolviera la acción de tutela.

Para las fuerzas militares, el objetivo del ataque era un particular. A su juicio, esta circunstancia, sumada a que no existían amenazas previas contra la víctima y que no era habitual que se perpetraran ataques guerrilleros en la zona, hacían imprevisible la ocurrencia del daño y evidenciaban que el Ejército y el Ministerio de Defensa no podían ser declarados administrativamente responsables del fallecimiento.

La Subsección B, de la Sección Tercera del Consejo de Estado, que conoció de la demanda de reparación, no acogió esta tesis. A su juicio, sí existía un riesgo excepcional, producto de la presencia de militares cerca de la infraestructura hidroeléctrica que, en la época del atentado, venía siendo sistemáticamente atacada por las guerrillas.

Lea: Francia Márquez se lanza a la presidencia y se suma al Pacto Histórico

Para la sala, sí se evidenciaba la situación de amenaza previamente advertida, dadas las continuas ofensivas de las Farc en la región. De ahí que considerara que el daño había sido producto de la materialización del riesgo y por eso su decisión de imponerle a la Nación-Ministerio de Defensa-Ejército Nacional y a Isagén el deber de repararlo. Por esa razón, las condenadas interpusieron la demanda, en ejercicio de la acción de tutela.

La Subsección A de la Sección Tercera del Consejo de Estado accedió a las pretensiones, dejando sin efectos el fallo y ordenando a la Subsección B emitir una nueva providencia que resuelva la demanda de reparación.

Para el juez de tutela, no se valoraron adecuadamente las pruebas, pues de ellas no se logra evidenciar que las actividades riesgosas adelantadas por el Ejército en materia de seguridad, ni las derivadas de la actividad ejercida por Isagén tuvieran algún efecto en la producción del daño, en este caso, la muerte del ingeniero.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad