sábado 14 de agosto de 2021 - 11:44 AM

Vendaval causó estragos en viviendas de Ocaña

Las fuertes lluvias acompañadas de vientos huracanados generaron emergencias de grandes proporciones en varios sectores del municipio de Ocaña.
Escuchar este artículo

Viviendas destechadas, árboles caídos e inundaciones por la obstrucción en los sistemas de desagües aparecieron en los reportes de los organismos de socorro, que además entregaron recomendaciones para evitar tragedias durante la temporada invernal.

El coordinador de la oficina de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres, Fernando Sánchez Barbosa, instó a los presidentes de la juntas de acción comunal tanto del sector rural como urbano a implementar los planes de contingencia para prevenir efecto de las lluvias.

Lea también: MinSalud entregó balance del COVID-19 en Colombia

Ocaña se encuentra en alerta naranja y es compromiso de todos mitigar los riesgos, recalcó el funcionario que adelanta un censo de los damnificados para tramitar las ayudas.

“Activamos el Equipo de Respuesta Inmediata con el Cuerpo de Bomberos y Defensa Civil, cuyas unidades estuvieron muy acuciosas, evaluando y priorizando para evacuar en primera instancia a las personas que representaban un riesgo inmediato por los daños estructurales”, agregó.

Los sitios más críticos corresponden a los barrios de Simón Bolívar, El Carmen, Cristo Rey y la Santa Cruz donde se reportaron deslizamientos de tierra y algunas viviendas amenazaron con desplomarse. Junto a la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental Corponor y la Unidad Técnica Ambiental se coordinó la evacuación de los árboles caídos en el parque República de Venezuela frente a la parroquia de Fátima y en la vía que conduce hacia la granja de la Universidad Francisco de Paula Santander, seccional Ocaña.

Vea también: Reelección presidencial indefinida no es derecho humano: CorteIDH

De la misma manera se adelantó el monitoreo de los ríos Tejo y Chiquito para evitar inundaciones en las viviendas donde los constructores no respetaron la cota en la orilla de los afluentes.

“Estamos verificando posibles represamiento de las aguas para mitigar eventos fortuitos. Vamos diligenciando las fichas con las casas afectadas y ese trámite se reportó al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo para canalizar ayudas a las personas que atraviesan por una difícil situación”, recalca.

Sánchez Barbosa, manifiestó que se hace constante monitoreo en las estaciones meteorológicas para prevenir afectaciones por crecientes de los ríos, deslizamientos de tierra y la sedimentación acumulada en los sistemas de desagües.

“Por ahora la alarma es de color naranja con tendencia al alza dependiendo de los fenómenos naturales que se puedan presentar. Estamos pendientes las 24 horas y los 7 días de la semana para conjurar emergencias”, reiteró.

Puede leer: Firmamos el pacto con los jóvenes y con él demostramos la grandeza de los colombianos en tiempos difíciles: Directora ICBF

Los moradores del asentamiento humano Tierra Santa clamaron el apoyo para reinstalar los techos de las viviendas levantados por los fuertes vientos. La señora Johana Rincón Sanjuán manifiestó que vivió una pesadilla con el torrencial aguacero que inundó las habitaciones.

“Gracias a Dios no hubo pérdidas humanas, pero se mojaron todas las cosas y los niños presentan síntomas gripales. Tenemos miedo ya que el barranco se puede venir encima”, reiteró. Ante la arremetida de la lluvia y la acción de la tormenta solicitaron el apoyo de los gobernantes de turno. “Que nos colaboren con cualquier cosa para mitigar las consecuencias de la ola invernal”, indica Torcoroma Bacca Jaime.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Ocaña, sargento Yefrey Peñaranda, coordinó las operaciones encaminadas a brindar los primeros auxilios a las personas afectadas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad