sábado 01 de octubre de 2022 - 11:49 AM

“Vender ganado y comprar armas para defendernos”, por WhatsApp, ganaderos de Córdoba planean la defensa de sus tierras

El diario El País de España reveló los chats de unos grupos de WhatsApp de ganaderos de Córdoba donde se estarían gestando unas autodefensas armadas para combatir las crecientes invasiones de tierras en el departamento.

El problema de las invasiones de tierras por parte indígenas y campesinos que reclaman propiedades privadas como propias, tras la elección del presidente Gustavo Petro, parece estar complicándose cada vez más.

Hoy, el diario el País de España publicó los pantallazos de unos grupos de WhatsApp promovidos por Fedegán donde ganaderos de Córdoba hacen descarnadas invitaciones y amenazas a organizarse para responder a las invasiones a sangre y fuego.

En los grupos, que según el diario tienen 150 integrantes y están administrados por directivos regionales de la Federación Nacional de Ganaderos, y tienen como nombre “BrigadaSolidariaSanJorge” o “BrigadaSolidariaMontería”, se leen mensajes como “No hay más que otra y empezar ha dar de baja a los ladrones cuatreros e invasores” (sic).Ante estas y otras amenazas, como “Hay que armarnos y defender lo de nosotros” las respuestas que se alcanzan a leer de los demás miembros de los chats son todas positivas: “Así es”, “Pero ya”, “La culpa la tiene el hp petro guerrillero”.

Hay incluso un miembro que propone que se haga algo “parecido a lo que fue el KU KUX KLAN en Estados Unidos” y concluye que “probablemente ninguna autoridad preste ayuda directa en el área de conflicto. Esperemos el primer choque cuando las banderas blancas no ejerzan presión. Habrá que correr o ser violentos”.

Estos grupos, según El País, fueron creados por invitación directa del presidente de Fedegán, Jose Félix Lafaurie, a través de un mensaje de WhatsApp que envió a los líderes de la región:

“Amigo ganadero, como es de su conocimiento, FEDEGÁN ha propuesto la creación de brigadas de ganaderos que desean voluntariamente brindar acompañamiento pacífico con presencia solidaria, cuando se presenten invasiones a los predios ganaderos. Estas brigadas tienen como propósito decir ‘aquí estamos’, acompañar solidariamente a los ganaderos y apoyar con su presencia a las autoridades. Frente a la civilidad de los ganaderos y a la acción asertiva de las autoridades, sencillamente, la violencia se doblega”.

El País, medio que publicó los chats, buscó a Lafaurie para preguntarle cuál era su posición ante los mensajes que se han tomado los grupos que él promovió y su respuesta fue que “una entrevista en la que usted prejuzga, no me parece una buena entrevista”.

El tono que se lee en los mensajes y la acogida que aparentemente tienen dentro de los ganaderos de Córdoba reviven los temores de una nueva ola de violencia paramilitar en el país.

Según el informe final de la Comisión de la Verdad, el paramilitarismo en Colombia es el principal responsable del conflicto armado en el país, con el 47 % de las víctimas letales y desaparecidos, constituyendo el sector armado más violento.

En el documento denominado ‘Hallazgos y Recomendaciones’, la entidad explica que “el paramilitarismo no es solo un actor armado –entendido como ejércitos privados con estrategias de terror contra la población civil–, sino más un entramado de intereses y alianzas también asociado a proyectos económicos y sociales que logró la imposición de controles territoriales armados, por medio del uso del terror y la violencia, y también a través de mecanismos de legitimación, establecimiento de normas y reglas”.

Según el gobierno, las disidencias de las Farc, el Clan del Golfo y el Eln serían los grupos que están detrás de la invasión de los predios. En algunas ocasiones, según la información oficial, estos grupos estarían ofreciendo dinero a los campesinos para que entren a la fuerza a los predios particulares.

Como solución a este problema, que ya lleva más de 100 predios invadidos desde que Petro ganó la segunda vuelta, el Presidente dio la instrucción de acelerar su ambiciosa reforma rural que pretende entregar 10 millones de hectáreas en los próximos cuatro años a familias indígenas, campesinas y afros que no tienen tierra, no tienen suficiente para hacerla productiva o no tienen títulos de la que ocupan o viven.

Asimismo, anunció que la nación asumirá una deuda de al menos 60 billones de pesos para adquirir los predios. Este anuncio fue celebrado hasta por el ex presidente Álvaro Uribe, quien dijo que, “se ha dado un gran paso cuando el Presidente no habla de expropiación, sino de comprar tierras”.

Ya el pasado 21 de septiembre la ministra de agricultura Cecilia López había anunciado la entrega de 681.372 hectáreas de tierras hasta el 15 de noviembre de este año para que sean cultivadas por indígenas, campesinos y afros en todo el país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad