sábado 22 de enero de 2022 - 8:57 AM

Víctima de acoso en el metro de Medellín: “daño sicológico nunca se podrá reparar”

La mujer denunció el caso ante la Fiscalía. La Policía logró identificar al acosador, pero quedó en libertad. Al menos 100 casos se reportaron en el sistema metro desde 2019.

Ante la Fiscalía compareció la mujer que fue víctima de acoso sexual en un vagón del metro el jueves pasado, cuyo video se hizo viral en las redes sociales y generó indignación.

El presunto responsable fue identificado por las autoridades en la noche de ese mismo día y su interceptación se logró por un trabajo minucioso de seguimiento que hizo la Policía tras revisar las cámaras de seguridad del sistema. Este proceso pudo constatar que el sujeto había abordado el metro en una estación del sur en horas de la mañana.

Las autoridades concluyeron que era posible que llegara a la misma estación al final del día. Y en efecto, pasadas las 7:00 de la noche, el presunto protagonista del caso, calificado de aberrante, llegó a dicha estación a abordar el sistema y allí fue interceptado.

El hombre acompañó a los uniformados a las instalaciones de la Sijín, donde se logró su plena identificación, pero no fue capturado. Fuentes policiales aclararon que la persona no podía ser capturada porque no había una orden ni flagrancia. Por todo esto, el hombre fue dejado en libertad.

Lea: Sorprendente: en Medellín le practican tomografía de alto nivel a un búho enfermo

Lo que sigue es que la Fiscalía acopie las pruebas y determine si le imputa un tipo penal. Según Javier Josué Martín Gámez, comandante de la Policía Metropolitana, el sujeto se desempeña en el área de seguridad y salud en el trabajo en una empresa de la ciudad.

Se le aplicará el procedimiento sancionatorio del Código de Policía y sería procesado, luego de la denuncia de la víctima, por el delito de injuria por vías de hecho. Fuentes de Fiscalía señalaron que este es el único caso de delito sexual ocurrido en el metro que se ha denunciado este año.

El Metro reportó la ocurrencia de al menos 100 casos de acoso sexual entre 2019 y septiembre de 2021, en los que se incluyen agarrones, manoseos, punteos, toma de fotos, gestos obscenos o miradas lascivas. Fueron 53 reportes en 2019; 20 en 2020; y 27 entre enero y septiembre de 2021. Esto no significa, aclaró la empresa, que estos casos terminen en denuncias. También hay alto subregistro, precisamente porque no llegan a los despachos de la Fiscalía.

“Estoy en shock”

En estado de conmoción, con miedo y rabia, dijo encontrarse la víctima del acoso sexual en el metro. En entrevista concedida a EL COLOMBIANO, la mujer de 41 años contó que solo se dio cuenta en la tarde.

¿Cómo se enteró?

“Estaba en mi trabajo tranquila, cuando la hija de mi patrón me mostró el video, me dijo que si era mi blusa y ahí mismo identifiqué que sí era yo”.

¿Qué sintió ante una situación tan indignante?

“Quedé en shock, aterrada. No pude dormir, veía la cara del tipo todo el tiempo”.

¿No se dio cuenta?

“En el metro es normal que uno esté junto a muchas personas, pasa todo el tiempo. Sí sentí al hombre junto de mí, me miraba mucho, pero no pensé nada. Incluso, me corrí varias veces y él siempre aparecía al lado. Al ver el video quedé consternada”.

¿Le había pasado antes?

“La semana pasada sentí que un muchacho me tocaba, pero con la mano. Le dije que por favor se corriera y él lo que hizo fue gritarme, que si no quería ir incómoda no viajara en el metro, y como discutí con él, me iban a bajar del metro. Pensé que era sicosis mía”.

¿Presentó la denuncia?

“Me presenté a la estación de Policía a presentar la denuncia. Esto no puede quedar así, las mujeres no podemos ser víctimas y que no pase nada”.

¿Qué espera que pase con el acosador?

“Tiene que pagar lo que me hizo. El daño sicológico que me causó nunca se podrá reparar, va a ser muy difícil para mí borrar esto de mi mente”.

¿Habló con el Metro?

“No. Pero al Metro lo voy a demandar también, porque tiene que hacer algo, estas cosas pasan y pasan, los videos se hacen virales, se hacen unos pronunciamientos pero luego todo se olvida y no pasa nada”.

¿Qué le dijo su familia?

“Tengo 41 años, soy madre de una niña de 14 años y de un joven de 23 que sufre una discapacidad. Estoy separada y vivo con mi padre, que tiene 73 años y es el que ve por mí. Estoy viviendo situaciones familiares muy duras, voy a pedir que un abogado me ayude, no voy a dejar las cosas así”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad