jueves 27 de enero de 2022 - 12:13 PM

Video: Las últimas palabras del conductor que murió linchado por indígenas en Bogotá

Se conoció una grabación que envió Hildebrando Rivera Gantiva, minutos después del accidente en el que arrolló a una mujer embarazada y a una niña emberas.

El conductor Hildebrando Rivera Gantiva, de 60 años, quien atropelló y mató a una mujer Embera y a su hija, murió luego de ser linchado por esta comunidad indígena.

Los hechos ocurrieron entre las 8:30 y 9:00 de la noche de este martes, en inmediaciones del parque La Florida, en Bogotá.

Lea también: Lo que se sabe del conductor linchado tras atropellar a una mujer indígena y su hija en Bogotá

En ese lugar permanecen en un campamento autorizado los indígenas de esa comunidad y allí mismo ocurrió el accidente.

Rivera Gantiva manejaba un carro de basura, cuando arrolló a a sus víctimas, en condiciones que están siendo investigadas.

Tras este hecho Rivera Gantiva fue atacado por la comunidad indígena, quedando gravemente herido, por lo que fue trasladado a la Unidad de Servicios de Salud de Engativá, a donde llegó con múltiples traumas en cráneo, tórax y abdomen.

Le puede interesar: Atentaron con explosivos al batallón de Ocaña y al puesto de Policía en Convención

En ese lugar fue intervenido quirúrgicamente pero presentó un paro cardiorrespiratorio, que finalmente lo llevó a su muerte.

Noticias Caracol conoció el audio del momento en que Rivera García pide ayuda por estar siendo atacado.

“Uy, Dios mío, acabaron con el carro. Papito Dios, tuve un accidente, Dios mío. Me van a acabar el carro, ayúdenme”.

Alcanzó a llamar a su empresa

En una entrevista con Bluradio, el gerente de la empresa Ecosiech, Mario Calderón, reveló que tuvo una llamada con Hildebrando Rivera Gantiva, justo después del accidente.

“Cuando contesto el teléfono, escuchó mucho ruido y él me dice: ‘Don Mario estoy en el camión, no me dejan bajar, se me atravesó un muchacho, yo no lo vi, estoy en Funza’. Su voz era de desesperación”, relató.

Agregó que, en ese momento, no entendió qué estaba sucediendo y lo único que le alcanzó a decir fue que se calmara, que él iba a hablar con el alcalde de Guasca, población a la que pertenecía el camión de basura, para que le informara a la Policía.

“Unos minutos después, tal vez 10 o 15, la técnica operativa me llama y me dice: ‘Estoy llamando al teléfono de Hidelbrando, me contestó alguien y me dijo: ‘No llame más a este hp que lo vamos a matar’, y le colgaron”, añadió.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad