miércoles 04 de agosto de 2021 - 10:00 AM

Video: Salvatore Mancuso buscará un cupo en la JEP como testigo

Rodrigo Londoño y Salvatore Mancuso iniciaron el proceso de contribución a la verdad y reconocimiento de responsabilidades, en la Comisión de la Verdad.
Escuchar este artículo

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y el exjefe de las FARC, Rodrigo Londoño revelaron este miércoles, en un encuentro en la Comisión de la Verdad, detalles sobre la financiación de los grupos armados a los que pertenecieron, su rol en la política y la razón de sus ataques a la población civil entre otros temas.

“Ahora nos preguntamos ¿Fueron necesarias tantas víctimas? La guerra no tiene lógica y en su momento no nos dejó pensar en el daño que estábamos haciendo y se dieron situaciones de las que no nos podemos sentir orgullosos”, dijo Rodrigo Londoño durante su contribución.

Salvatore Mancuso, por su parte, habló sobre las víctimas: “Pienso sobre todas las cosas que hice o provoqué, en tanta gente inocente que murió, en tantas familias que lo perdieron todo por culpa de nosotros. También pienso mucho en la hora en que me metí en todo esto, en la gente y las situaciones que me arrastraron a participar del conflicto”,

Esta contribución fue solicitada por los dos desmovilizados, quienes se comprometieron el pasado 18 de marzo a contar la realidad de los hechos que sucedieron en el marco del conflicto armado. Londoño y Mancuso participaron de manera virtual, este último desde la cárcel donde está recluido, en Estados Unidos.

De manera presencial estuvieron el padre Francisco de Roux, presidente de la comisión, un grupo de 18 víctimas y algunos comisionados.

“Ustedes un día tomaron el camino de las armas convencidos de que eso era lo mejor que podían hacer por el país y han reconocido los errores y no solamente los errores, sino también los hechos que con decisiones libres tomaron y que se convirtieron en crímenes de guerra y de lesa humanidad y hoy en día ustedes mismos son hombres que se le están jugando todo por la paz, incluso a enormes riesgos con el asesinato de muchos de sus compañeros”, dijo el presidente de la Comisión Francisco de Roux, quien además les pidió contar toda la verdad.

Como conclusión, Salvatore Mancuso, pidió perdón a las víctimas. “Yo solo puedo pensar en estas celdas norteamericanas, que aquí no llega la justicia restaurativa, aquí no puedo sentarme al lado de tantas mamás, aquí en medio de tantos grilletes no puedo convivir con las comunidades del Urabá”.

Por esa razón agregó que decidió radicar un oficio ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), solicitando su comparecencia como testigo en el caso 03, es decir el de los falsos positivos.

INICIOS Y LABOR DURANTE LA GUERRA

Rodrigo Londoño explicó, en medio del encuentro, que fueron muchos los factores que influyeron para que el decidiera ingresar a la guerrilla de las FARC, entre ellos, el ser de una familia pobre. “Escuché a mi papá hablar del comunismo, leí sobre la Unión Soviética. En la escuela uno veía que había compañeros que llegaban sin desayunar. Son elementos que contribuyen a lo que uno vive. Eso me incentivó a integrar la militancia comunista desde los 13 años, en 1976”.

Agregó que desde su ingreso a la guerrilla y debido a su buen desempeño, terminó siendo designado para formar el Bloque Oriental, tarea que desempeñó junto con Jorge Briceño y Pastor Alape.

En este bloque permaneció hasta que integró la mesa de negociación del acuerdo de paz.

Por su parte, el exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Salvatore Mancuso, dijo que él fue víctima de extorsión y secuestro por parte de las guerrillas, razón por la cual se vinculó, como muchos otros, a grupos armados en principio como civil, apoyando al Ejército en algunas acciones para atacar a la subversión.

Sin embargo, añadió que después del primer acompañamiento, el mismo Ejército lo persuadió para vincularse, porque si no tenía que abandonar el territorio, por lo que se vinculó y luego con el pasar del tiempo, se convirtió en la cabeza principal de las AUC, al mismo tiempo que este grupo armado creció de la mano de dirigentes políticos, congresistas, empresarios y Fuerza Pública.

FINANCIACIÓN

Mancuso acusó a las Fuerzas Militares de ser una de las principales fuentes de financiación de las AUC pues por medio de las `Convivir´ se encausaron los recursos del Estado hacia estos grupos y se compartió información importante que tenía la población.

Agregó el exjefe de las autodefensas que dentro de la organización existía una persona denominada el `Comisionado Político´, quien era un civil y: “pactaba y hacía acuerdos con la clase económica, política de las diferentes zonas y estructuraba el apoyo de estas personas con la expansión de las AUC”.

Frente a este punto aclaró que las autodefensas no estuvieron al servicio de la clase política tradicional ni tampoco a gremios económicos, porque estos tenían la colaboración del Ejército y la Policía

Otro de los principales financiadores de las AUC fue el narcotráfico, dijo.“Esto permitía obtener recursos suficientes para enfrentar a la guerrilla y justamente cuando le ofrecimos al Gobierno la erradicación de los cultivos en el Paramillo, el gobierno no estuvo interesado, por lo que dimos la orden de no entregar la droga a las FARC”.

Mancuso también dijo que las AUC nunca vendió franquicias como se ha dicho, pues lo que se hizo fue mover gente.

Rodrigo Londoño por su parte dijo que es un mito que desde Moscú (Rusia), o de Cuba les llegaban dólares, es un mito, “ojalá hubiera sido cierto”.

La verdadera financiación de las Farc era el narcotráfico pues, según Londoño, empezó con trabajos en común con los mafiosos y luego se centró en la siembra de coca, pero también en los secuestros.

¿CÓMO SE ARMARON?

Salvatore Mancuso explicó que las armas que usaron las autodefensas, se compraban en el mercado negro, el cual incluía el mercado internacional: “nosotros trajimos de una fábrica que se llama ARSENAL que queda en Bulgaria, de allí trajimos alrededor de 4.000 fusiles, ametralladoras, lanza granadas, también trajimos de Venezuela, de Centroamérica, pactos con narcotraficantes”.

Por su parte Rodrigo Londoño dijo que cuando ingresó a la guerrilla, esta no tenía mucha capacidad económica, por lo que, en algunas ocasiones, algunos guerrilleros iban a los pueblos a buscar policías que estaban solos, pistolearlos y quitarles el arma”.

Luego se empezarón a conseguir armar en el mercado negro, especialmente en la frontera con Ecuador, pero también con negocios del narcotráfico y alianzas, convenios que se presentó en algunas ocasiones con vendedores que recibían como pago la cocaína.

LISTAS DE ASESINATOS

Salvatore Mancuso explicó que los listados que recibían eran entregados por el Ejército, la Policía, el DAS y la misma Fiscalía que trabajaban de manera conjunta con las autodefensas y de ahí se ejecutaban los asesinatos.

Agregó que se ejecutaron varias masacres con el objetivo de” impedir el apoyo de las milicias y alejar a las guerrillas de sus bases sociales’’.

Las FARC no tenían listas de asesinatos, pero aun así atacaron a la población civil, frente a este tema Londoño explicó que su objetivo no eran las personas sino la base militar que se encontraba dentro de los pueblos, pero que sí acepta que fue un error porque los más afectados fueron los pobladores.

INTERVENCIÓN EN POLÍTICA

Con relación a la manera como ambos grupos armados intervinieron en las elecciones por medio de amenazas y asesinatos, Salvatore Mancuso explicó que las AUC era un movimiento político militar “que de una u otra manera quiso subvertir el orden normal establecido que traían los gobierno de turno, porque no cumplían con la función que la Constitución les ordenaba, y nosotros queríamos solucionar los problemas de las comunidades y para eso tuvimos que pactar, llevar personas hasta las máximas instancias del gobierno local para darle solución a los problemas”.

Mancuso agregó que hay que entender que cuando un grupo se apodera del control territorial de una zona, “esto lo lleva a controlar poblaciones, sobre política y cultura de las regiones y uno puede llegar a influenciar elecciones a favor o en contra de candidatos, que tuvieran vínculos con nosotros”.

Bajo esta misma línea Mancuso se refirió al exterminio de la UP, donde dijo que esta: “no fue exterminada por las autodefensas. Su gran victimario fue el Estado, y claro que nosotros tuvimos responsabilidades”.

Explicó el ex líder guerrillero que “cuando la guerrilla decide conformar la UP y empieza su vinculación con la vida política y hacer campañas y participación en elecciones y logra acceder a concejos, alcaldías, y demás, la preocupación enorme viene de las instituciones del Estado, de los gremios económicos, industriales, con relación a que Colombia se convirtiera en otra Cuba, y de esta manera expropiaran, a sectores económicos e instauraran un modelo político y asesinen a quienes se opusieran”.

SALUD Y EDUCACIÓN

Salvatore Mancuso explicó que las AUC intervinieron en esta materia porque en estos dos sectores era donde más se robaban la plata “por lo que nosotros impusimos actores de control territorial, para que esto dejara de ser un botín de los políticos tradicionales”.

Frente a la de las Universidades aceptó que se tomaron todas las Universidades Públicas de la Costa y las usaron para que las guerrillas “dejaran de tener control dentro de ellas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad