domingo 16 de noviembre de 2014 - 12:19 PM

Ya estamos pensando en un Gaula virtual para 2015: coronel Fabio López

El coronel Fabio López llegó hace seis meses a la dirección del Gaula de la Policía Nacional y desde allí ha venido trabajando contra este flagelo, que a lo largo del tiempo se ha convertido en un punto importante para la financiación de los grupos al margen de la ley.

Y aunque el secuestro y la extorsión han venido mutando en sus diferentes modalidades, sigue siendo uno de los delitos que más afecta al pueblo colombiano, especialmente a los comerciantes y políticos, que en los últimos años han visto como se incrementa este tipo de actividades en su contra.

El coronel López habló con Colprensa sobre cómo han transcurrido estos seis meses al frente del Gaula de la Policía Nacional y qué se vienen haciendo desde la institución en la lucha contra estos delitos y como están las cifras en seguridad en Colombia.

- Ya han pasado seis meses ¿Cómo asumió este nuevo cargo?

Con toda la responsabilidad y el compromiso que lo requiere, con muchas ganas de aplicar el conocimiento y la experiencia y aprovechar las capacidades de esta dirección.

- ¿Cuál es el futuro de la lucha del Gaula?

Yo creo que los nuevos medios, pero estamos listos y pensamos ya en un Gaula Virtual y en las denuncias por este medio. Para 2015 queremos que este Gaula sea el primero para enfrentar con estos recursos los delitos. También queremos ser más efectivos y precisos en la investigación y mantener la celeridad, para dar una respuesta oportuna frente a estos delitos y sus mutaciones.

- ¿Hay demoras entre la denuncia y la actuación del Gaula?

Hay tiempos, estamos en trabajo con la Fiscalía, estamos entre uno y 30 días, son rápidos para dar resultados en flagrancia o una investigación que requiere más cosas, pero creo que no hay crimen perfecto, hay cambios rápidos en los medios que se utilizan, pero van dejando huella, sea lo que sea y la idea es terminar en las capturas.

- Por su trayectoria en las regiones ¿cómo ve la lucha contra la extorsión y el secuestro en estas zonas del país?

Una de las regiones en la que estuve fue Norte de Santander, es una zona de frontera con Venezuela, en donde se ha hecho un trabajo articulado con la Policía Nacional y la autoridad antisecuestro de Venezuela.

El tema es que si no se comparte la información allí, un delito como el secuestro puede fácilmente cruzar las fronteras y por tanto es vital la integración de los dos países contra los distintos grupos que actúan, las guerrillas, bandas criminales y grupos delincuenciales, esto lo hacemos a través de la Convención Binacional Fronteriza (Combifron) o convenio de fronteras, y con comunicación directa con los pares.

- Y en las regiones...

Allí la lucha es de todos los días. Estamos generando matrices para no solo actuar cuando pasen los delitos, sino también como prevenir que ocurran. Para esto tenemos varias alianzas, campañas, actividades y asesorías, estamos cerca de 4 millones de habitantes para evitar que sean víctimas de estos delitos, trabajamos detectando las bandas delincuenciales y proyectando operaciones, para así tener capacidades frente a estos hechos.

- Colombia era considerado un país de secuestros, ¿cómo va la lucha contra este delito?

Durante el año 2000 se registraron en Colombia cerca de 3.572 secuestros; para el 2013 la cifra bajó a 299, con una reducción del 91 por ciento en todo el país, y de hecho son muy bajos en comparación histórica.

- ¿Ahora quién secuestra en el país?

Antes los hacían los grupos armados ilegales, los paramilitares y los narcotraficantes; ahora la tendencia es que lo haga la delincuencia común, con casi un 66 por ciento de los que ocurren, el 10 por ciento es de Farc y Eln, es decir entre los dos suman un 22 por ciento, y el restante se da en las bandas criminales.

- ¿Ha cambiado el tipo de secuestro?

Si, ya no es de larga duración, de años y meses, con exigencias económicas grandes y de manera selectiva. Antes se buscaba una víctima por la capacidad económica y se hacía para financiar a un grupo guerrillero, llámese Farc, Eln, Elp. En los años 70 el M-19 también lo usó para financiarse. En los años 80 fue el narcotráfico y los grupos paramilitares, y, ahora, con el tiempo se hace por ajuste de cuentas o a políticos.

Actualmente es un secuestro dinámico, algo más 'exprés', ya no es tan selectivo, ya no dura tanto, hay secuestros de un día y en este año el 50 por ciento de este flagelo ha durado máximo cinco días, las exigencias son bajas y medias.

- ¿Cómo ha sido el 2014 en materia de secuestros?

Se presentaron 86 personas cautivas solo un día, 130 duraron dos días, hubo 160 secuestros en los que el tiempo de cautiverio estuvo entre uno y cinco días, y de uno a 30 días hubo 190. A la fecha van 244 secuestros, los cuales están ocurriendo en 28 de los 32 departamentos en entornos urbanos y rurales.

- ¿Dónde se presentan más secuestros?

En el Valle del Cauca, Tolima, Arauca, Norte de Santander, Cesar, Antioquia y Meta.

- ¿Cuántas personas están en cautiverio en este momento?

Hay 14, siete por extorsivo y siete por simple, han sido rescatadas 83, 118 liberadas, ocho fugas y han muerto en cautiverio 16, que están relacionadas por lo menos en seis casos con familiares cercanos que buscan no dejar testigos; no hubo pago en tres casos, dos por intento de fuga, uno por una persona cercana y dos porque eran de la Fuerza Pública, un ajuste de cuentas y otro por una diferencia en el mismo grupo.

LA EXTORSIÓN

- ¿Quiénes son los más afectados con la extorsión en Colombia?

Tenemos un análisis basado en la cantidad de denuncias que este año alcanzan las 2.790, que nos señala que los comerciantes son los más afectados con un 37 por ciento, es decir 1.027 casos. Le siguen los profesionales con un 16 por ciento, 457 casos; los empleados en un 11 por ciento, 259 casos; agricultores con un 6 por ciento, 162 casos; las amas de casa en un 6 por ciento, 156 casos; y otros en un 24 por ciento, 669 casos.

- ¿Cuáles han sido las estrategias para reducir los casos, por lo menos con los comerciantes?

La primera es la prevención. Para eso tenemos campañas y reuniones que se hacen con asesorías en los distintos gremios, para orientarlos en las medidas de autoprotección, seguridad e información; tenemos redes de seguridad con ellos, los articulamos y buscamos que la comunicación sea oportuna y que las situaciones sospechosas sean informadas.

Estamos en los sitios de acopio, en las plazas de mercado, buscamos la desarticulación de bandas dedicadas a esto.

- ¿En qué modalidades se están haciendo las extorsiones?

Hay varias, la clásica que generalmente la hacen los guerrilleros, delincuencia común y las bandas criminales, ocurre en las zonas de injerencia de estos grupos y está dirigida a las empresas y medianos comerciantes. En el caso de la guerrilla se pacta el pago y para hacer presión se activan artefactos explosivos cerca al comercio.

La extorsión carcelaria se vale de llamadas a todo el país con información recolectada por cómplices, pero siempre se identifican como cabecillas de grupos ilegales, para tener más presión sobre la víctima.

La microextorsión es de cuantías entre $1.000 y $50.000, comúnmente se hacen en los sitios de comercio donde puede haber presencia de bandas delincuenciales, que muchas veces las disfrazan como servicio de seguridad en la zona y se caracteriza por la convivencia entre victimario y víctima.

Entre las otras modalidades está la extorsión intima, la que se da por devolución de documentos, por devolución de vehículos, que es muy común que ocurra, pero que solo buscan el dinero o causar un daño mayor.

- ¿Quiénes la están haciendo?

El 86 por ciento de los casos son de delincuencia común, las Farc están en un 8 por ciento, las bandas criminales en un 4 por ciento y el Eln está en un 2 por ciento.

- ¿En dónde ocurren la mayoría de las extorsiones?

En Antioquia, Guajira, Valle del Cauca, Norte de Santander, Cundinamarca, Meta y Huila.

- ¿Qué está pasando con los mensaje de texto o una llamada para ayudar a un supuesto familiar?

Si, están mutando los delitos, no es una extorsión, es como una estafa. Están las llamadas millonarias, el feliz ganador, la estrategia de tío o tía buscando una supuesta ayuda porque supuestamente está capturado o detenido y debe pagar una multa, la de ofrecer un servicio como si fuera una empresa, donde hay una llamada o un mensaje y si la persona cae, está haciendo una consignación o enviando plata por un giro y por la cantidad de personas que están cayendo, tuvimos la iniciativa desde 2013 para que las empresas de giros tengan un protocolo sobre quienes reclaman y hacen estos giros.

LA TRAYECTORIA

El trabajo del coronel Fabio López inició con un grupo Gaula en Norte de Santander, en 1997, cuando era capitán, allí duró tres años, y en el 2000 recibió el Gaula de Ibagué, donde estuvo dos años, luego pasó a Santander para estar un año y luego al Gaula de Bogotá, siendo mayor, luego pasó a la academia policial para hacer el curso de ascenso a teniente coronel y entre 2008 y 2009 estuvo de jefe de área de operación de la Dirección Antisecuestro. En 2010 asumió la subdirección del Gaula y fue trasladado al departamento de policía en San Andrés como comandante por dos años, luego fue enviado a la Policía Metropolitana de Villavicencio y en mayo se dio el último cambio y fue asignado en la dirección antisecuestro.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad