lunes 16 de septiembre de 2019 - 1:16 PM

Ya van 72 muertos en Tibú y no pasa nada, dice la Iglesia católica

En el municipio se llevó a cabo una misa para repudiar el asesinado del candidato a la alcaldía, Bernardo Betancurt.
Escuchar este artículo

Esa fue la frase que el domingo el obispo de Tibú, Omar Alberto Sánchez Cubillos, le dijo a los sacerdotes que están bajo su cobijo en esta población del Catatumbo, y que, según el padre Víctor Hugo Peña, párroco de la iglesia Torcoroma y delegado de la pastoral de víctimas de la Diócesis, a monseñor se le quebró la voz al decirla.

“Y es que al obispo como a nosotros nos duele que acá en Tibú estén matando y ninguna autoridad sea capaz de hacer algo para evitarlo y lo peor es que no sabemos quiénes o qué grupo están detrás de eso”, aseguró el padre Víctor Hugo durante el sermón en la misa que ofreció por el alma de Bernardo Betancurt, candidato a la Alcaldía de esa localidad del Catatumbo, asesinado ayer en la mañana en el corregimiento La Gabarra.

Añadió: “El asesinato de Bernardo es el ‘florero de Llorente’. Acá no podemos permitir que estos homicidios sigan. El obispo oficiará hoy una misa y todos vamos a ir de negro, con el clériman negra, acá ya vimos que el blanco de esperanza no funciona, también le decimos a la comunidad y comerciantes que nos acompañen y en solidaridad cierren sus negocios. Todos debemos unirnos”.

En las palabras del sacerdote se podía escuchar el dolor y la rabia por el asesinato del candidato a la Alcaldía, porque según él, lo alcanzó a saludar antes de que la tragedia se diera. Además, aseguró que en Tibú matan a cualquier persona y las autoridades no investigan ni hacen nada.

En la misa oficiada por Betancur también se pudo ver al alcalde de Tibú, Jesús Alberto Escalante, quien señaló que la inseguridad y violencia del municipio es muy preocupante y que ayer, horas después del crimen del aspirante al primer cargo municipal, se llevó a cabo un consejo de seguridad, donde se plantearon unas estrategias.

Pero hay líderes comunales que señalaron que esos consejos no sirven de nada, porque en el municipio la Policía y el Ejército están de adorno.

“En Tibú matan y matan y nadie hace algo. Acá tenemos el comando de la Vulcano (Ejército) y del distrito de la Policía para qué, ni ellos pueden salir seguros, porque saben que si dan papaya los matan. Los grupos armados imponen su ley”, señaló el líder social, bajo el anonimato por el miedo que siente.

Al final de la misa, el padre Víctor Hugo volvió a pedir mayor unión entre la comunidad para evitar que se sigan presentando asesinatos. Además, permitió que el alcalde Jesús Escalante y un amigo personal y compañero de lucha política de Betancurt se dirigiera hacia las más de 100 personas que estuvieron en el acto litúrgico, muchos de ellos con bombas azules y blancas.

Se trata de José del Carmen García, ex alcalde de Tibú, entre lágrimas y con su voz entrecortada lamentó lo que le había pasado a Bernardo Betancurt.

“Es lamentable que algo así suceda acá. Ese asesinato de Bernardo es un ataque a la democracia, que el pueblo no lo puede permitir, debemos unirnos contra los violentos”, señalo García.

José del Carmen, más conocido como Carmito, también dijo que al candidato a la Alcaldía lo mataron por un rumor y que eso no debería ser así, además se mostró sorprendido porque hasta el sábado quedaron de no ir a la correría política en el corregimiento La Gabarra y la vereda El Silencio, porque ya le habían informado que querían atentar contra su vida.

Entre el dolor y la rabia por el asesinato de Bernardo Betancurt, varios de sus amigos y compañeros de lucha política aseguraron que a él ya le habían dicho que se tenía que cuidar porque lo querían matar.

Y, precisamente, la advertencia se la habían hecho el sábado en la noche, cuando organizaba todo para su viaje para el corregimiento La Gabarra y la vereda El Silencio.

Ante eso, “en la reunión se quedó que él no iba a desplazarse para evitar que le pasara algo y vea, no hizo caso. Que dolor, que tristeza, que rabia, que impotencia”, señaló un amigo del candidato asesinado.

Agregó: “No sabemos quién lo llamó y lo animó, eso se debe investigar. Bernardo comenzó a llamar a varios del grupo para que fuéramos y a pesar de que le insistimos que no fuera, lo hizo”.

Según los compañeros de campaña política, desde hacía varios días le habían sacado un rumor que dejaba muy mal parado a Betancurt y que provocó la reacción de algunos líderes comunales, “eso nos llevó a cancelar la visita a unas veredas, por eso no entendemos qué pasó hoy (ayer).

La Opinión conoció que el candidato a la Alcaldía de Tibú iba acompañado por varios aspirantes al Concejo y compañeros de la campaña, quienes fueron testigos de lo sucedido y, además, tuvieron que ser sacados en un helicóptero militar.

Ante eso, varios aspirantes al Concejo de Tibú han decidido no salir del casco urbano por las amenazas que hay de parte de los grupos armados ilegales, especialmente las disidencias.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad