lunes 30 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Brawn GP debutó dominando

Los dos pilotos de Brawn GP, Jenson Button y Rubens Barrichello, realizaron en Melbourne un doblete en el Gran Premio de Australia, marcado por el cambio en la jerarquía tradicional de la Fórmula Uno.

Tras un invierno complicado, la antigua escudería Honda F1 fue comprada solamente unas semanas antes del inicio de temporada por su ex director técnico Ross Brawn. Brawn GP se impuso definitivamente en Australia como una de las grandes candidatas al entronado final de la competición en 2009.

Sin embargo el doblete no fue tan fácil de conseguir. Rubens Barrichello, que acompañó a Button en la primera línea, salió muy lento, dejándose rebasar por media docena de coches.

En la primera curva, se chocó con Kovalainen, que se topó con Mark Webber, que también chocó con Heidfeld. Kovalainen abandonó, mientras que Webber y Heidfeld entraban en boxes. Barrichello, salió sin aparente daño del incidente.

Durante ese tiempo, Button se escapaba, por delante del alemán Vettel. Los dos pilotos, que estaban aproximadamente a cinco segundos el uno del otro, se despegaban de sus perseguidores. La carrera parecía tranquila y decidida.

Pero el japonés Kazuki Nakajima, tras dar un trompo, chocó contra un muro. Los pedazos de su Williams invadían la pista. El auto de seguridad neutralizó la carrera por primera vez, provocando el acercamiento de todos los monoplazas.

Button y Vettel, seguidos por Felipe Massa y Robert Kubica, mantenían sus posiciones. Pero a Massa le traicionó su motor. El otro piloto Ferrari, Kimi Räikkönen, dio por su parte un trompo y se retiró. El fracaso de Ferrari era total.

El de McLaren-Merce­des podría haber sido igual si Hamilton, que salió de 18, no se hubiera acercado poco a poco a los pilotos de cabeza.

El segundo incidente mayor de la carrera ocurrió a tres vueltas del final. Kubica, que se abalanzaba sobre Vettel, intentó adelantarle. Pero el piloto de Red Bull resistía. Los dos coches se tocaron.

Sus monoplazas, dañados, les condujeron en el siguiente giro directo hacia el muro. El coche de seguridad salió una segunda vez. Barrichello, cuarto antes del accidente, terminó por detrás de su compañero de equipo.

Las sanciones

El piloto italiano de Toyota, Jarno Trulli, declaró estar muy decepcionado tras su penalización tras el Gran Premio de Australia por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), y de haber perdido su tercera plaza.

Trulli fue penalizado con 25 segundos por los comisarios de la carrera por haber adelantado al vigente campeón del mundo, el británico Lewis Hamilton, mientras el auto de seguridad seguía en pista, lo que le hizo caer a la casilla 12.

'Cuando el coche de seguridad llegó, Lewis Halmilton me adelantó. Pero poco después se ralentizó y se puso a un lado de la pista. Pensé que tenía un problema, así que le sobrepasé. No se podía hacer otra cosa', explicó el piloto Toyota.

Así mismo la FIA puso una multa al piloto alemán Sebastián Vettel (Red Bull) de 50.000 dólares por continuar en la pista aunque una de sus ruedas estaba destrozada, fruto del accidente que causó con el polaco de BMW Sauber.

Vettel perderá diez plazas en la parrilla de salida en la próxima prueba en Malasia, anunció como sanción adicional la FIA.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad