domingo 29 de marzo de 2009 - 8:58 PM

Jenson Button vence en un Gran Premio de Australia dominado por Brawn GP

El británico Jenson Button fue el ganador del Gran Premio de Australia de Fórmula 1,en Melbourne, en una carrera en la que su escudería fue la gran dominadora y su compañero brasileño Rubens Barrichello finalizó segundo.

La primera prueba de la temporada cumplió con los pronósticos que apuntaban a un cambio en la jerarquía tradicional de la competición, con Brawn GP, el 'heredero' de Honda, empezando con un brillante doblete y Ferrari como gran perdedor, después de que Felipe Massa y Kimi Raikkonen terminaran abandonando.

"Esta primera carrera de la temporada ha sido un cuento de hadas", estimó Button. "Para todos nosotros estos meses han sido dramáticos. Estoy muy agradecido al equipo. Ha sido duro", añadió el primer líder del Mundial-2009.

Por su parte, el vigente campeón, Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), que salía muy atrás en la 'pole', firmó una meritoria tercera posición, gracias a la descalificación tras la carrera del italiano Jarno Trulli (Toyota), mientras que el español Fernando Alonso (Renault) fue quinto.

"Viendo los resultados de nuestros rivales, hay que estar satisfechos con el resultado", comentó el asturiano después de la prueba.

Brawn GP, que había asombrado en los ensayos de pretemporada en Montmeló y Jerez, ya había firmado los mejores tiempos en las clasificaciones del sábado. Aún así, su doblete en Albert Park no fue sencillo, y Barrichello salió muy lento, por lo que fue adelantado por media docena de coches.

En la primera curva, chocó con Heikki Kovalainen (McLaren-Mercedes), que a su vez lo hizo con Mark Webber (Red Bull), que también tocó al monoplaza de Nick Heidfeld (BMW Sauber). Kovalainen abandonó, mientras que Webber y Heidfeld entraban en boxes. Barrichello, salió indemne del incidente.

Durante este accidente, Button se escapaba, por delante del alemán Sebastian Vettel.

Los dos pilotos, que estaban aproximadamente a cinco segundos el uno del otro, fueron ampliando la ventaja sobre sus perseguidores. La carrera parecía tranquila y decidida.

Pero el piloto japonés Kazuki Nakajima, tras un trompo, chocó contra un muro. Pedazos de su Williams quedaron sobre la pista, por lo que el coche de seguridad neutralizó la carrera por primera vez, provocando el acercamiento de todos los monoplazas.

Button y Vettel, seguidos por Felipe Massa (Ferrari) y Robert Kubica (BMW Sauber), mantenían sus posiciones. Pero a Massa le traicionó su motor y el otro piloto de la Scuderia, Kimi Raikkonen, se retiró, por un nuevo trompo, lo que certificaba el fracaso de Ferrari.

McLaren-Mercedes también podría haber vivido una tarde para olvidar si Hamilton, que salió de la 18ª plaza, no se hubiera acercado poco a poco a los pilotos de cabeza, dando muestra de su habilidad en los momentos difíciles.

El segundo incidente importante de la carrera ocurrió a tres vueltas del final, cuando Kubica intentó adelantar a Vettel, pero el piloto de Red Bull consiguió resistir. Los dos coches se tocaron, pero pudieron continuar la carrera.

Sus monoplazas, dañados, les condujeron en el siguiente giro directos hacia un muro, por lo que el coche de seguridad salió por segunda vez.

Barrichello, cuarto antes del accidente, se situó directamente segundo, por detrás de su compañero de Brawn GP.

El italiano Jarno Trulli, que salió al final de la parrilla después de que los alerones de Toyota fueran declarados ilegales en las clasificaciones del sábado, consiguió, gracias a una remontada increíble, la tercera plaza, pero los comisarios le penalizaron por un adelantamiento ilegal y bajó hasta la duodécima posición.

Hamilton empezaba así su defensa del título con una tercera posición, seguido de Timo Glock (Toyota), de Alonso y Nico Rosberg (Williams).

El debutante suizo Sébastien Buemi (Toro Rosso) terminó séptimo en su primer Gran Premio, por delante del francés Sébastien Bourdais, octavo y compañero de equipo, que arañó un punto en Australia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad