domingo 19 de abril de 2009 - 10:33 PM

Vettel gana en Shaghai y da primera victoria a Red Bull

El alemán Sebastian Vettel dio en el Gran Premio de China su primera victoria en Fórmula 1 a la escudería Red Bull, que hizo doblete esta madrugada con el segundo puesto del australiano Mark Webber en una carrera para olvidar para el piloto español de Renault Fernando Alonso.

Vettel, gran promesa tras terminar la temporada 2008 en octava posición y ganar al volante de un Toro Rosso su primer Gran Premio en Italia, se confirmó al término de una carrera en la que salió en 'pole' con Alonso a su lado y fue capaz de mantener el control a pesar de la lluvia.

Sebastian Vettel

"Ahora tengo dos victorias: una con Toro Rosso y otra con Red Bull. Estoy muy feliz, muy orgulloso", comentaba el joven alemán, que sin embargo no empezó demasiado bien su estancia en Shanghai.

Víctima de un problema mecánico que le obligaba a detener su Red Bull "cada tres vueltas", según Webber, sólo pudo hacer una vuelta rápida en cada una de las fases de la clasificación. Pero a pesar de todo se adjudicó la 'pole' y hoy nadie estuvo en condiciones de evitar su victoria.

"Teníamos una estrategia a dos paradas. No he dejado de presionar para abrir la mayor distancia posible con los que venían detrás. Ha sido una estrategia muy buena", comentó Vettel.

Su compañero Webber fue uno de los pocos pilotos capaces de seguir su estela en una carrera que dio sus primeras vueltas detrás del 'safety car' debido a la incesante lluvia que hacía del trazado una pista de patinaje y reducía al mínimo la visibilidad.

Fue entonces cuando Alonso, quien llevaba muy poca gasolina, entró en boxes intentando aprovechar el parón con tal mala suerte que, instantes después, el coche de seguridad abandonaba la pista.

El español, campeón del mundo en 2005 y 2006, regresó a la carrera en última posición, fue escalando puestos con su habitual destreza en mojado pero un trompo de última hora le hizo perder unos preciosos segundos y terminó noveno, justo a las puertas de los puntos.

En cambio, el líder del Mundial, Jenson Button, terminó tercero en su Brawn GP. "Los Red Bull eran más rápidos. En cuanto los teníamos cerca, era imposible hacer nada. Habría sido una locura intentarlo. No se veía nada", explicó el piloto británico, que suma ahora 21 puntos.

"Perdía el control del coche todo el tiempo. Todo el mundo luchaba contra el 'aquaplaning'. Eran unas condiciones de locura. Había un lago antes de la última curva. Terminar la carrera ya es un logro para mí", añadió Button.

Su compañero, el brasileño Rubens Barrichello, segundo en la clasificación de pilotos con seis puntos menos, fue cuarto, por delante de los dos McLaren-Mercedes. El inglés Lewis Hamilton, vigente campeón del mundo, terminó sexto detrás de su compañero el finlandés Heikki Kovalainen.

Y el alemán Timo Glock (Toyota), que había salido último, protagonizó una espectacular remontada hasta terminar dentro de los puntos, séptimo por delante de la promesa suiza Sébastien Buemi (Toro Rosso), que también firmó una gran carrera.

Los Ferrari completaron su peor comienzo de año desde 1981 al no puntuar tampoco en la tercera carrera del Mundial-2009: el finlandés Kimi Raikkonen, campeón mundial en 2007, fue décimo y el brasileño Felipe Massa, subcampeón del mundo el año pasado, abandonó en la vuelta 21 por un problema mecánico.

Ferrari no empezaba tan mal desde que, a comienzos de 1981 terminó sin puntuar en Long Beach (California, Estados Unidos), Rio de Janeiro y Buenos Aires. Entonces se recobró cuando el francés Pironi fue quinto en el Gran Premio de San Marino en Imola.

Pero este año, el 'circo' de la Fórmula 1 no regresa a Europa hasta dentro de tres semanas, con el Gran Premio de España en Montmeló (Barcelona) el 10 de mayo, por lo que la Scuderia podría afrontar otro fin de semana sin puntos dentro de una semana en Bahrein.

El equipo culpaba de su mediocridad al polémico difusor, dispositivo aerodinámico del que carece y que tienen escuderías como Brawn GP, ganadora de los dos primeros Grandes Premios con el británico Jenson Button, líder del Mundial.

Pero esa excusa no sirve porque Red Bull tampoco lo tiene y logró los dos primeros puestos en Shanghai.

Massa, quien abandonó en Shanghai cuando estaba en una posición que prometía en una carrera marcada por la lluvia, no ocultaba su frustración. "Obviamente estoy muy decepcionado y algo enfadado pero mi motivación sigue intacta. Debemos trabajar todos juntos para salir de esta situación", decía.

Raikkonen, que ya había mostrado sus dudas sobre las opciones de Ferrari de luchar por el título este año, aseguró que "claramente la situación en el campeonato parece muy difícil".

"Cometimos errores y no somos lo bastante rápidos. Estoy seguro de que seremos lo bastante competitivos para volver a ganar pero es un trabajo que tomará tiempo", dijo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad