domingo 07 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Viaje al mundo de los gigamtes

Esta semana se inauguró una exposición inusual en Bucaramanga. Por primera vez, los dinosaurios nos visitan, pero en su tamaño real. La muestra es un rompecabezas gigante de 1300 piezas. Vanguardia Liberal  habló con uno de los paleontólogos argentinos que participó en el descubrimiento de estos dinosaurios de la Patagonia.

Muchos pueden saber de dinosaurios, pero poder pararse frente a una mandíbula de 2 metros de largo y casi 4 metros de altura y una cola de 16 metros, no es algo que sucede todos los días.

Sin embargo, para el paleontólogo argentino Raúl Vacca, que lleva más de 25 años trabajando con dinosaurios, esta experiencia es algo habitual. Vacca, un trotamundos, acompaña y supervisa el montaje de cada muestra que el Museo Paleontológico 'Egidio Feruglio',  presenta en el exterior.

Antes de convertirse en un especialista de exhibiciones, hacía trabajo de laboratorio, preparaba moldes y réplicas y participaba en campañas.

El día que descubrieron el dinosaurio carnívoro más grande de Suramérica, Vacca estaba trabajando muy cerca, en la provincia argentina de Neuquén. Y aunque ya han pasado 17 años desde el hallazgo, el científico recuerda con exactitud cuando Rubén Carolini, un mecánico de la zona aficionado a la paleontología, les llevó un diente de 15 centímetros. Donde nace el río Limay, a 15 kilómetros de la villa El Choncón, encontraron casi completos los restos óseos del que luego llamarían Giganotosaurus carolini, en honor al mecánico y que significa 'dinosaurio gigante del sur'.

'Este dinosaurio, que se puede ver en la muestra en tamaño real, es aún mayor que el conocidísimo tyrannosaurus rex que habitó lo que hoy es Norteamérica. Fue un evento fantástico. Carolini todavía sigue buscando fósiles en el norte de argentina', cuenta Vacca.

La Patagonia es única


El área patagónica es reconocida en todo el mundo por la variedad y la extensión de sus yacimientos paleontológicos y es comparada con regiones como el desierto de Gobi en China o Alberta en Canadá, consideradas ?minas de fósiles’.

'Los fósiles en la Patagonia tienen la característica de que están casi a flor de tierra, por lo que no hay que hacer excavaciones para encontrarlos. Y por otro lado, cuando se encuentra un fósil es encontrarse casi con el 80 por ciento de su esqueleto', explica Vacca.

Fue en los años 80 cuando se dieron la mayoría de estos hallazgos en la Patagonia, que corresponden a especies que vivieron entre la era Jurásica y Cretácica, hace ya 145 millones de años. En aquella época los continentes habían empezado a separarse y el mundo era más cálido. No había hielo en los polos y los grandes mares eran poco profundos. Numerosos animales poblaban la tierra pero los mayores eran los dinosaurios.

Quizá lo más interesante de los 12 ejemplares que se pueden ver en Neomundo, es saber que los dinosaurios de la Patagonia son únicos porque no tienen parentesco con los que vivieron en América del Norte.

'Con los hallazgos uno va armando un gran rompecabezas y puede ir componiendo cómo era el paleoambiente de las diferentes épocas. Los de la Patagonia vivieron en una provincia llamada Gondwana, al sur del planeta, que luego se separó de Laurasia, al norte, donde vivió el famoso tyrannosaurus rex. Gondwana se dividió en América del Sur, África, Australia, Antártica y el subcontinente indio, conocido durante siglos como el Indostán', explica el paleontólogo.

Grandes y antiguos


En el norte de la Patagonia aparecieron los dinosaurios más antiguos del planeta, que vivieron en la era triásica, hace 251 millones de años. Vacca cuenta que estos dinosaurios se encontraron todos juntos, para la misma época y que el padre de los dinosaurios fue José Bonaparte, que durante mucho tiempo se desempeñó como director del Museo Ciencias Naturales de Buenos Aires. 'En esa época todos los paleontólogos trabajábamos en Buenos Aires, y los que trabajábamos con dinosaurios lo hacíamos en este centro. Bonaparte fue el descubridor de todos los dinosaurios que están en la muestra y aún vive'.

Este hombre es considerado en el mundo como el 'maestro de la era mesozoica', ya que sus descubrimientos de fósiles han modificado profundamente los conocimientos sobre la historia de los dinosaurios y Vacca tuvo la suerte de trabajar a su lado durante muchos años.

En su compañía hallaron al Argentinosaurus –que no está representado en la muestra de Neomundo–, el dinosaurio herbívoro más grande del planeta: tiene 35 metros de largo. Hoy está exhibido en Alemania, con piezas originales.

Otro de los dinosaurios emblemáticos es el carnotauros, un extraño dinosaurio carnívoro que tiene cuernos en la frente y es el único con estas características que se conoce en Suramérica. 'Se encontró en la provincia de Chubut y casi en un 90 por ciento, con tanta suerte que además se encontró la impronta de la piel del dinosaurio en la roca, por eso se sabe que su cuerpo presentaba una superficie rugosa, que sugiere una piel áspera y gruesa', cuenta Vacca.

Los bumangueses encontrarán en esta muestra desde el primer dinosaurio de la era triásica, que vivió hace 230 millones de años en un escenario muy diferente al actual.

'Este es un recorrido geológico donde sólo exhibimos dinosaurios continentales. Queremos que la gente sepa que así como había tyrannosaurus rex en América del Norte, había también grandes carnívoros en América del Sur. Es un viaje difícil al pasado, pero se acerca a su tamaño real'.

LOS +

El más antiguo… el Eoraptor, un ágil predador de piernas largas y probablemente carnívoro. Se descubrió en 1991 en la Provincia de San Juan, Argentina.

Los más grandes… el Titanosaurus, considerado el responsable de la postura de miles de huevos en la Patagonia, y el Epachtosaurus, que se encontró en 1983 casi completo en la Provincia de Chubut. Su nombre significa ?reptil pesado’.

El más extraño… el Amargasaurus, por sus largas espinas de más de 80 cm en el cuello y la espalda. Era herbívoro y tiene 130 millones de años. Fue encontrado en 1984 en la Provincia de Neuquén, Argentina.

El mayor predador… el Gigantosaurus, que medía más de 14 metros de largo y su peso se calcula entre las 8 y 10 toneladas.

El más pequeño… el Gasparinisauro, que medía menos de un metro. Convivió con los gigantes. Se descubrió en 1988 y tiene 90 millones de años.

U
NA IDEA CON HISTORIA

El argentino Claudio Nathan fue quien se ideó esta muestra itinerante, pero su relación con los dinosaurios sólo comenzó hace 10 años, cuando Argentina vivió una gran crisis económica y financiera. Antes, no sabía más que lo que en 1993 mostró Steven Spielberg en su famosa cinta Jurassic Park.

Claudio se considera el papá de estos dinosaurios de la Patagonia. Y no porque los haya descubierto, sino porque gracias a la idea de sacarlos de ?su casa’, los ha puesto al alcance de muchos, primero en centros comerciales de países europeos y desde hace año y medio en Colombia.

Estudió mercadeo y esta idea se le ocurrió cuando trabajaba con centros comerciales. Este hombre de negocios ya había trabajado para el Museo Paleontológico 'Egidio Feruglio', MEF, ubicado en la ciudad de Trelew, una zona inhóspita de la Patagonia, pero nunca con ejemplares de dinosaurios.

La muestra de réplicas exactas de los dinosaurios que se han encontrado en la Patagonia arrancó hace 5 años y no ha parado de girar por el mundo. España, Portugal, Austria, Alemania, República Checa y Eslovaquia, han visto a estos gigantes. A Bogotá llegaron para apoyar el lanzamiento de una película de dinosaurios en 3D en 2008 y el éxito ha sido tal que ya han estado en las principales ciudades.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad